Unas jornadas de puertas abiertas diferentes

Artículo de opinión

  • 26/10/2017

  • Valora

  • Deja tu comentario
Montserrat Brau, Directora General de la Plataforma educativa Clickedu (Barcelona)
Entre los meses de febrero y marzo, se concentran las Jornadas de Puertas Abiertas en los colegios públicos, privados y concertados. Los padres asisten a un sinfín de charlas sobre los valores del colegio, su sistema educativo o todas las lenguas en que se imparten las materias. También realizan visitas a las aulas, instalaciones deportivas, salas de música, auditorios y hasta huertos urbanos. Todo con el objetivo de destacar los puntos fuertes del colegio y crear lazos especiales con los futuros padres del centro educativo.
 
Otro factor importante entre los padres del siglo XXI a la hora de decidirse por uno u otro colegio, es el uso de la tecnología en el proceso de aprendizaje. Es decir, cómo los alumnos interactúan con la tecnología en el ámbito escolar, desde que entran en los cursos preescolares, y cómo va evolucionando el uso de esta tecnología a medida que van creciendo. Así pues, ¿por qué no aplicar la tecnología que usan los alumnos del centro en las Jornadas de Puertas Abiertas y permitir que los padres, en primera persona, puedan comprobar qué harán sus hijos?
 
En Marketing se habla constantemente de la importancia de que las marcas creen experiencias únicas y memorables con sus clientes o potenciales clientes. Pues bien, el uso de la tecnología con los padres que asisten a las Jornadas de Puertas Abiertas es un valor diferencial que permite innovar a los centros educativos.
 
Por ejemplo, para facilitar la gestión de las familias interesadas en asistir a las Jornadas de Puertas Abiertas, se puede habilitar una "miniweb" con un curso ficticio. Este curso puede estar activo desde que se realiza la Jornada de Puertas Abiertas hasta que finaliza el periodo de preinscripción. Por un lado, la inscripción a la Jornada se puede hacer a través de esta "miniweb". Esto permite un trabajo más eficiente para el centro educativo en la recolección de datos de las familias interesadas, ya que, además de evitar errores en los datos, se ahorra tiempo de trabajo mecánico de introducción de datos manualmente. Por otro lado, las familias pueden empezar a descubrir cómo es el día a día formando parte de esa comunidad educativa, lo que refuerza la transparencia y el carácter confidencial y privado de cada familia con el centro.
 
A través de la "miniweb", los padres pueden comprobar cómo sus hijos pueden usar la tecnología para hacer los deberes, ver los menús u horarios de clase. Las familias pueden consultar el calendario que informa sobre los días de exámenes, excursiones, reuniones de padres, actividades extraescolares o materiales que se necesitan para alguna clase puntual, así como los comunicados del centro, las fotos de la clase de su hijo y las notas de cada examen. Las familias pueden acceder a la ficha privada de su hijo desde cualquier dispositivo Smartphone, así como decidir si quieren recibir los comunicados a través de SMS, correo electrónico o por la App. Participar de esta experiencia favorece a que se sientan parte más involucrada del proceso.
 
Las plataformas educativas que usan muchos centros educativos, como es el caso de Clickedu, permiten este tipo de acciones y muchas más, ya que son un punto de encuentro y de comunicación entre el centro y las familias, que favorecen la mejora de la calidad educativa, así como la gestión e innovación en las Jornadas de Puertas Abiertas.
 
Deja tu comentario
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece