Prevención e intervención ante el bullying, una responsabilidad compartida

Artículo de opinión

  • 29/06/2017

  • Valora

  • Deja tu comentario
Jessica Ángeles, Kiva Trainer en el Instituto de Investigación para el Desarrollo de la Educación, A. C. (IIDEAC) en México
Bullying es un término que de utiliza de manera genérica en una infinidad de casos. Si alguien me molesta, dice algo que no me gusta o hace una crítica respecto a mi persona o conducta, decimos que me está haciendo bullying, lo cual no es necesariamente cierto.
 
Bullying es una palabra en inglés que traducida al español significa acoso u hostigamiento escolar.
 
¿Qué es bullying o acoso escolar?

El acoso escolar o bullying es el maltrato y/o daño deliberado y repetido entre pares (o iguales) pero con una diferencia de status o poder.
 
  • Maltrato o daño: comprende agresiones verbales, físicas, psicológicas (por ejemplo) amenazas, rumores, exclusión ("no hay mayor desprecio que no hacer aprecio"), material (deterioro o destrucción de sus pertenencias), por redes sociales (ciberacoso o cyberbullying).
  • Deliberado:  es intencional (no accidental)
  • Repetido:  sucede o ha sucedido varias veces; no es una riña o un conflicto simple.
  • Entre pares con diferencia de status o poder:  se produce entre alumnos que aparentemente son iguales.  No obstante, el acosador es considerado más fuerte (por su tamaño, liderazgo, habilidad verbal, agilidad mental…) y la víctima, indefensa (porque es nueva en el colegio, tiene problemas de aprendizaje, padece sobrepeso u obesidad, es de diferente color de piel, religión…)
 
¿Cómo se previene el acoso escolar o bullying?

En casa
El bullying o acoso escolar es una forma de violencia, tanto de ejercerla como de padecerla, por lo que para prevenir su aparición es imprescindible que los padres o adultos a cargo de los niños modelen estilos de comunicación asertiva que favorezcan una convivencia armónica y una resolución pacífica de conflictos, tales como:
  • Tratar de manera respetuosa a todas las personas independientemente de su condición social, racial, económica o preferencia sexual.
  • Enseñar que en la diversidad está la riqueza.
  • Evitar comentarios despectivos respecto a los demás.
  • Escuchar a los hijos sobre aquello que les preocupa sin juzgarlos.
  • Colaborar con los profesores en beneficio de la formación de los estudiantes.
  • Ayudar a los demás en lo que se pueda, según la edad.
  • Promover que los niños y adolescentes identifiquen sus emociones y las expresen de maneras adecuadas.
  • Evitar las amenazas y castigos desproporcionados que emanan de la ira más que de la razón.
  • Ante los problemas, pensar antes de actuar.
  • Buscar el bien común y/o ganar-ganar ante un conflicto o problema.
 
En el Colegio
Los centros educativos son micro-sociedades en las que es posible desarrollar habilidades sociales así como formar valores para que los alumnos puedan contribuir a un cambio de cultura que nos lleve a una sociedad más solidaria y respetuosa. Para ello se sugiere:
  • Cero tolerancia al acoso escolar o bullying, sin excepción.
  • Promover valores como el respeto, la tolerancia y la responsabilidad en la vida cotidiana.
  • Capacitar a los profesores para detectar y atender el acoso escolar de manera efectiva.
  • Contar con un protocolo de intervención en casos de acoso escolar o bullying.
  • Promover el trabajo colaborativo y la integración.
  • Reconocer que cada alumno es único e irrepetible, con sus propias cualidades.
  • Establecer proyectos de carácter social (visitar asilos, dar clases de inglés a niños desfavorecidos, participar en Make a Wish, etc.) así como gestos de bondad hacia los demás (cadena de favores, por ejemplo).
  • Establecer espacios para que familia y colegio trabajen en conjunto de manera respetuosa en un ambiente de confianza.
 
¿Qué hacer ante un caso de bullying o acoso escolar?

En caso de que tu hijo sea la víctima:
  • Escuchar sin juzgar.
  • Ofrecer apoyo.
  • Ayudarle a encontrar alternativas de solución.
  • Evitar la sobreprotección.
  • Pedir ayudar a un especialista.
  • Informar a las autoridades del colegio.
  • Dar seguimiento.
En caso de que tu hijo sea el acosador:
  • No aceptar justificaciones para la conducta.
  • Establecer una consecuencia lógica al acto.
  • Reflexionar sobre la dinámica familiar; quizá se requieran cambios.
  • Confiar en su cambio de conducta.
  • Dar seguimiento.
 
Para disminuir el bullying o el acoso escolar se requiere de esfuerzo y compromiso de toda la comunidad educativa, incluyendo padres, maestros, alumnos, directores y personal administrativo.  Implica un cambio cultural hacia una comunicación más asertiva y compasiva que requiere tiempo y constancia, lo que implica que familia y colegio trabajen de manera conjunta en un ámbito de respeto y confianza. 
 
La tarea no es fácil, pero el resultado vale la pena.  Por nuestros niños y adolescentes, por nuestro futuro, ¿empezamos ya?
 
 
BIBLIOGRAFÍA

Kivaprogram.net

Why Teaching Kindness in Schools is Essential to Reduce Bullying, Lisa Currie, agosto 10, 2015 in edutopia.org

Research-Backed Approaches to Preventing Bullying, Tood Finley, octubre 19, 2016, in edutopia.org
Deja tu comentario