El coaching para la eficiencia de directivos de centros educativos: liderazgo y acción desde una perspectiva constructiva

Artículo de opinión

  • 10/11/2016

  • Valora

  • Deja tu comentario
Genoveva Rosa Gregori, Vicedecana y directora del Postgrado Experto/a en coaching en el ámbito socioeducativo en la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés (Universitat Ramon Llull, Barcelona)
El coaching se define como una técnica que acoge a la persona en el presente y la enfoca y la impulsa hacia el futuro, hacia la consecución de sus propósitos a través de una metodología sistemática que ayuda a filtrar los objetivos y a establecer planes de acción y evaluación involucrando el equipo con el que se trabaja. Es una disciplina pragmática, orientada a resultados de demostrada utilidad en ámbitos laborales y académicos.

La complejidad de las situaciones que afrontan los directivos de centros educativos requiere poner en juego conocimientos, procedimientos, actitudes y actuaciones estrechamente vinculadas a la dimensión emocional.  La inteligencia emocional, más allá de la competencia propia determinada por un cargo directivo, permite el desarrollo de la conciencia y el autoconocimiento de manera que se pueden gestionar las emociones, a la vez que permite un desarrollo óptimo en el desempeño de una profesión que exige rigor, autocontrol, determinación y capacidad de liderazgo.

Es bien sabido que un elevado nivel de inteligencia emocional conlleva a un mejor control del estrés y a un aumento en el rendimiento laboral, por lo que se establece una influencia entre las habilidades emocionales y las estrategias de afrontamiento, como la supresión de pensamientos en la aparición del burnout y el desajuste emocional en el profesorado que además ha de compaginar su actividad docente con la de gestión.

La gestión propia del cargo directivo más la autogestión emocional en situaciones de estrés, requiere de una preparación que vaya más allá del afrontamiento de las multi-tareas que debe atender un profesional de la educación. Después de diversos estudios realizados con profesionales en activo de diferentes ámbitos de intervención social y educativa, en nuestra Facultad apostamos por una propuesta formativa en la que el coaching responde de manera efectiva a necesidades de liderazgo, de gestión emocional, de priorización de las tareas y de optimización del tiempo.

A continuación, destacamos algunas de las características esenciales que pueden hacer del coaching una herramienta útil en el trabajo con los directivos de centros educativos:
 
  1. La concreción: enfocándose a conductas que pueden ser mejoradas tanto en él mismo como en su equipo, sacando la grandeza de los miembros del claustro, mostrándose atento y abierto a propuestas que puedan ayudar a la consecución de los objetivos comunes.
  2. El diálogo: estableciendo conversaciones en las que se formulan preguntas y se intercambian ideas, trabajando a partir de técnicas creativas en las que un problema es estudiado desde diferentes perspectivas para buscar la mejor solución con la implicación de los miembros de la comunidad educativa.
  3. La flexibilidad: manteniendo una actitud de apertura sin perder de vista el objetivo de la organización, de manera que se diseñan acciones que permitan la consecución de las tareas optimizando el tiempo y los recursos existentes.
  4. La responsabilidad compartida: mostrando autenticidad ante el equipo, desarrollando las técnicas asertivas en su modelo comunicativo e implicando a todos los miembros en la resolución de las tareas.
  5. La especificidad de las acciones: retomando el rumbo atendiendo a objetivos claramente definidos y evaluables de manera que se priorice lo importante a lo urgente y se trabaje de manera proactiva y no reactiva.
Es así como planteamos la metodología del coaching como una herramienta eficaz para el liderazgo institucional, ya que, eleva el grado de competencia del directivo ante las diferentes situaciones que debe afrontar en su día a día ayudando, a su vez, a la generación de climas de confianza y de implicación de toda la comunidad en un proyecto compartido.
 
Deja tu comentario