Maestras versus profesores

María del Mar Menés García,
Tutora de oposiciones de Educación en MasterD
13/10/2016

Seguramente, si te preguntara a qué profesor recuerdas con más cariño o cómo se llamaba, a la cabeza te viene el nombre de la profesora María, Doña Pilar, la señorita Carmen… Si hacemos un sondeo entre nuestros amigos más cercanos, la profesora de sus hijos de Infantil se llama Ascensión, Maribel, Ana, Lourdes… Pero, si preguntamos a los compañeros con hijos adolescentes, nos dicen nombres como Marcos, Daniel, Carmen…. ¿Y si miramos los nombres de los docentes de la universidad?
 
Seguro que ya te has fijado, el porcentaje de maestras, mujeres, en Educación Infantil, es muy superior al de hombres. En los institutos se podría decir que el número de profesores y profesoras se iguala y, en los niveles de enseñanza superior, el género masculino se impone.
 
Si además nos detenemos en determinadas especialidades, la brecha entre hombres y mujeres se agrava.
 
Para contrastar estos datos hemos realizado un estudio teniendo en cuenta los alumnos matriculados en las oposiciones de maestros y profesores del centro de estudios MasterD, y el porcentaje de mujeres en cada uno de sus cursos es el siguiente:
   
TOTAL: 77.25 % de mujeres
   
TOTAL: 70 % de mujeres
 
Las conclusiones a las que podemos llegar tras este estudio son claras. El número de maestras mujeres en Educación Infantil supone actualmente el casi total de la plantilla de funcionarios en los colegios. En las especialidades socialmente más "masculinas", como puede ser la Educación Física, el número de maestros disminuye casi a la mitad, y en las especialidades de magisterio con un carácter más "protector" como los profesores de apoyo para los alumnos con necesidades educativas especiales, la presencia masculina es muy baja.
 
Si nos vamos al lado de los profesores de instituto, lo primero que detectamos es un aumento en el sector masculino, en líneas generales.  Al igual que en los maestros, se repite el patrón de la especialidad "femenina" en el caso del departamento más "asistencial", como son los orientadores o, mejor dicho, orientadoras. Y también podemos destacar una diferencia sustancial entre las letras y las ciencias, siendo en las especialidades de letras puras en las que más mujeres podemos encontrar.
 
Los datos no nos sorprenden demasiado, pero confirman que, como en otros sectores, en la enseñanza pública el número de mujeres disminuye conforme aumentamos el nivel de estudios. Y que hay una diferencia en función del contenido que se imparte, siendo los hombres más de ciencias; y las mujeres, más vinculadas al mundo de la educación especial.
 
En una sociedad como la actual, en la que a veces pensamos que la mujer está totalmente incorporada al mundo laboral, aún podemos contrastar que conforme aumenta el nivel de estudios, el nivel social, el salario, el estatus profesional… el número de mujeres disminuye.
 
Todavía queda mucho por hacer para que hombres y mujeres eduquen de manera igualitaria a nuestros jóvenes y no tan jóvenes.
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último