Cómo escoger centro, ¿un proceso complejo o una oportunidad para orientar?

Artículo de opinión

  • 26/05/2016

  • Valora

  • Deja tu comentario
Aina Flores, orientadora académica y profesional; Gemma Latorre, Directora de proyectos educativos y orientación de Educaweb
Si uno se pone en la piel de un estudiante, o de un padre o madre que busca centro educativo, es fácil imaginarse que no se trata de un proceso sencillo. Suelen surgir muchas dudas e inquietudes respecto a qué hay que tener en cuenta para garantizar un buen aprendizaje ¿Cuál es el mejor centro? ¿Cuál me recomiendan? ¿Aquí puedo estudiar lo que quiero? ¿Son buenos en este ámbito?
 
Éstas, y muchas otras preguntas, están presentes en el momento de elegir. Además, no siempre se plantean las mismas dudas. Es evidente que las dudas de una familia que está buscando centro para su hijo de 3 años no son las mismas que las que debe resolver una chica que está buscando un máster.
 
Desde los centros educativos, este proceso representa una oportunidad extraordinaria para explicar su propuesta educativa y dar los detalles que lo conforman como la mejor opción para esa persona en concreto. Sin duda su labor ayudará a los estudiantes o familias que están buscando centro a fundamentar su decisión con garantías de que la elección sea segura e implique una larga vida de relación mutua. Y en este sentido, es importante tener en cuenta qué información necesitan los estudiantes y las familias para elegir:
 
Antes de visitar el centro
 
Normalmente, los pasos más habituales son explorar e investigar a través de las páginas web, preguntar las opiniones de otros alumnos, antiguos alumnos o de familias del centro, valorar las experiencias próximas, y como no, reflexionar sobre sus propias experiencias en los centros educativos.
 
Las familias y los estudiantes buscarán información sobre:
 
  • Propuesta educativa, desde los valores del centro hasta la metodología, plan de estudios, es decir, el proyecto educativo del centro.
  • Requisitos de acceso para realizar los estudios. En el caso de las enseñanzas postobligatorias y profesionalizadoras, ya sean pruebas, notas de acceso, otros mínimos que se exige al alumnado, etc.
  • Localización, es decir, donde está situado el centro, su entorno físico, además de la accesibilidad y comunicaciones de éste.
  • La titularidad. Si se trata de un centro público, concertado o privado; si es un centro laico o religioso, etc.
  • Oferta de especializaciones u optatividad en la propuesta de materias, que en otros centros no se realizan y por tanto, resulta un elemento diferenciador respecto a la competencia.
  • Opciones para conocer el centro, mediante Jornadas de Puertas Abiertas, concertación de entrevista personalizada, etc.
 
En este sentido, es importante trabajar en profundidad el contenido (y diseño) de la web del centro, las Jornadas de Puertas Abiertas, la presencia en ferias y jornadas educativas e incluso las acciones de comunicación y publicidad en los diferentes canales a los que acceden las personas que están buscando centro, siempre teniendo en cuenta su perfil y necesidad de información específica.
 
Durante la visita al centro
 
Una vez acuden a las instalaciones del centro, es importante resolver todas las dudas e inquietudes de estas personas candidatas a formar parte del centro, y dar un trato personalizado, que se sientan acogidos y valorados como futuros estudiantes, o en el caso de las familias, que sientan que sus hijos van a estar cómodos en ese ambiente.
 
Es importante recordar que los padres y madres, sobre todo, aquellos que tienen niños y niñas más pequeños, están preocupados por la adaptación de sus hijos, y en ese sentido, buscan personas en las que confiar lo más preciado para ellos.

¿Qué cuestiones deben abordar los centros frente a sus futuros alumnos o familias de alumnos?
 
Como se ha comentado a lo largo de este artículo, en función de la etapa educativa, tipo de formación, etc., las dudas o criterios a partir de los cuáles se selecciona un centro u otro, varían. No obstante, a continuación se detallan algunos elementos clave:
 
  • Proyecto educativo, así como la metodología de aprendizaje y evaluación. Visitar los diferentes espacios, acompañado de una explicación sobre lo qué se realiza en cada uno de ellos, ayudará a las familias y a los alumnos a imaginarse en clase en cada una de las salas. En este sentido, es importante mostrar las aulas de estudio, los laboratorios, las aulas ordinarias, el patio, las instalaciones deportivas, la cocina, el comedor, la biblioteca, etc.
  • Coste de los estudios. Necesitan valorar la inversión que van a hacer. Además, si existen formas de financiarla o becas, es bueno que se den a conocer dichas facilidades de pago.
  • Horario de clase, la disponibilidad, la conciliación laboral y familiar, y de algún modo, el horario lectivo puede ser algo a cuestionarse.
  • Bolsa de trabajo, en el caso de las enseñanzas postobligatorias, para acompañar a los titulados en la inserción laboral. El nombre y las opiniones de las empresas que han contratado alumnado del centro, o el porcentaje de inserción, pueden ser datos interesantes a comunicar.
  • Prestigio y reconocimiento. Aunque la prescripción (de alumnos, antiguos alumnos, familias o profesores) es muy relevante, el reconocimiento de instituciones también lo es. Así, dar a conocer los premios y reconocimientos del centro o bien de los alumnos o cuerpo docente es importante.
  • En el caso de la formación profesionalizadora, los programas de prácticas en empresas que garantizan un buen aprendizaje, y estar en contacto con los profesionales del sector, es un aspecto considerado por los alumnos, y por las familias. Igualmente la propuesta de formación dual merece una comunicación específica.
Así, los 3 pasos para acompañar desde el centro y de forma adecuada, a los alumnos o familias que deben escoger centro son:
 
  1. Conocer el perfil, dudas e inquietudes de los futuros estudiantes o de sus familias.
  2. Analizar cuáles son los criterios de selección de centro que utilizan dichos estudiantes o familias así como aquellos criterios que desde el centro también se consideren importantes.
  3. Estructurar la comunicación e información –contenido y canales - de acuerdo con el perfil de los estudiantes o familias y de los criterios de selección.
Consulta el blog de gestión educativa de Educaweb
 
Deja tu comentario