Tus redes hablan de ti, toma el control del mensaje

Eduardo Arias,
Responsable del Departamento de Carreras Profesionales de IDE-CESEM (Madrid)
15/09/2015

Empecemos por establecer una verdad incómoda: Aunque no tengamos cuenta abierta en ninguna red social y por muy cuidadosos que seamos con nuestros datos, es muy probable que se pueda encontrar información sobre nosotros con una simple búsqueda en Google. ¿Alguna vez has sido administrador de una sociedad? ¿Te publicaron un artículo en una revista? ¿Perteneces a alguna asociación, colegio profesional o club deportivo? ¿Asistes a eventos públicos? ¿Tienes algún amigo aficionado a subir y etiquetar fotos a las redes sociales? Nuestra actividad cotidiana deja huellas en la red que cualquiera suficientemente interesado puede encontrar.
 
Ahora bien, ya que estamos presentes lo queramos o no, ¿por qué no tomar el control de nuestra imagen en la red, de nuestra Reputación Digital? En el caso concreto de la búsqueda de empleo, si sabemos que las redes sociales son una herramienta cada vez más decisiva en la selección, se hace imprescindible dedicar tiempo y esfuerzo a la imagen que proyectamos a través de ellas.
 
La primera decisión a tomar, sobre la que se fundamentará el resto, es ¿qué imagen quiero dar?, o dicho de otra manera ¿qué mensaje quiero enviar? Idealmente mi mensaje en redes sociales debería ser concordante con mi estrategia de búsqueda de empleo. Si estoy enviando candidaturas a puestos de trabajo en el campo financiero, pero no es posible encontrar un solo contenido relacionado con las finanzas en mis redes sociales, puedo estar enviando una imagen de desinterés. En cambio, si periódicamente comento noticias de la actualidad financiera, o sigo a analistas de prestigio, me presento como un candidato atento a las novedades y apasionado por su área de trabajo.
 
Una vez encontrado el mensaje, debemos seleccionar el canal. Un error común es asumir que, como tener presencia en redes sociales es positivo, tener presencia en TODAS las redes sociales será aún mejor. Cada red es un canal distinto, con usuarios e idiosincrasias propias, y resultan ideales para mensajes distintos. Twitter es perfecto para estar al día de la actualidad, Linkedin es una red de corte estrictamente profesional con la que crear nuestra imagen de marca, Facebook tiene un uso principalmente personal o recreativo (cuidado con los contenidos comprometidos), mientras que Instagram es la plataforma ideal para visibilizar perfiles relacionados con la moda o el diseño. Sin embargo, si alguna de ellas no se ajusta al mensaje que deseamos enviar, es preferible no estar presente que estarlo de forma forzada e incómoda.
 
Esto nos lleva al siguiente punto: los valores. Como decíamos, cada red tiene sus códigos, pero hay unos valores que son apreciados en todas ellas. Honestidad, Autenticidad, Humildad y Coherencia son los valores que la experta Ana Ortiz de Obregón asocia a la Generación C, la generación presente en las redes desde que surgieron y que "marca las reglas del juego". Ser pedante, sonar impostado o cambiar constantemente de mensaje son actitudes letales para la Reputación Digital.
 
¿Y eso es todo, nos ponemos "guapos" para salir en la foto y esperamos? ¡En absoluto! Una imagen cuidada, un mensaje claro y una buena Reputación son solo el comienzo. A partir de ahí, se trata de explotar la mayor cualidad de las redes sociales: la interactividad. Tenemos la posibilidad de contactar de forma directa con los actores clave de nuestro sector: empresas, directivos, otros candidatos y todo tipo de gente que tiene información que puede sernos útil. Nuestra actividad en las redes debería estar enfocada a generar una red de contactos que nos permita estar a la última en cuanto a noticias, novedades y, por supuesto, ofertas de empleo y procesos de selección.
 
Por último, al igual que otros aspectos de la búsqueda de empleo, generar una imagen de marca personal potente y establecer una provechosa red de contactos exige constancia. Si buscar trabajo es un trabajo en sí mismo, parte de la "jornada laboral" debería dedicarse a cuidar la presencia en redes sociales, compartiendo contenidos, expandiendo la red y ajustando nuestro perfil.
 
Las redes sociales se han integrado en nuestra vida, y nuestra interacción en ellas resulta cada vez más natural, casi innata. No implicarlas en nuestra estrategia de búsqueda de empleo es dejar de lado una de las más útiles herramientas a nuestra disposición.
 
Categorías
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último