La Formación Profesional como clave para acceder al mercado laboral

Artículo de opinión

  • 24/03/2015

  • Valora

  • Deja tu comentario
Juan Pastor Bustamante, Responsable del Departamento de Empresas del IED Madrid
Desde el IED Madrid hemos incorporado recientemente la Formación Profesional (FP) a nuestra oferta académica. La razón principal es la de reforzar el vínculo entre la formación y el ámbito empresarial desde una institución académica como la nuestra donde, desde nuestros orígenes, hace ya 20 años, forma parte de nuestro leit motiv.

En un escenario como el actual, donde el mundo empresarial está en constante evolución, se da una queja habitual entre los empresarios: el sistema educativo se queda desfasado frente a las necesidades de la empresa. En este sentido, el valor diferencial de la Formación Profesional frente a otros estudios debe ser su conexión con la empresa. Por esta razón, consideramos clave la asignatura de Formación y Orientación Laboral (FOL). Importante es, asimismo, que los docentes que impartan esta materia estén atentos a las tendencias y requerimientos del mundo empresarial, pero no olviden su papel de educadores. La FP no solo tiene que aportar una formación técnica, también tiene que contribuir al desarrollo personal del alumno. Desde la FP hay que trasladar a las empresas que la labor educativa es sumamente relevante, dado que ellos son los más interesados a la hora de tener trabajadores cualificados. Resta decir que tiene que existir un equilibrio entre las demandas de las organizaciones empresariales y las de los centros. Se trata de un trabajo en equipo. Por lo tanto, la formación de profesionales y personas debe articular el desarrollo de la FOL. Este planteamiento lo venimos desarrollando en el IED Madrid con buenos resultados, habiendo conseguido que las empresas se impliquen en la didáctica y trabajar con nuestro alumnado en la aproximación al mundo de la empresa desde una vertiente eminentemente práctica. De hecho, dentro de nuestra política de selección de profesorado es muy elevado el porcentaje de docentes que son profesionales en activo. Incorporar la FP a nuestra oferta formativa es un paso más en esta dirección.
 
Quizá la FP dual hace y hará necesario una hibridación entre el centro de formación y el centro empresarial. Las aulas, talleres, laboratorios... donde se imparte la FP Dual debe respirar de una forma más natural el mundo de la empresa y el mundo del emprendimiento. El famoso principio pedagógico de J. Dewey Learning by doing (aprender haciendo) debe instalarse más en los centros de la mano de los profesores de la FOL. Por otro lado, los docentes de la FOL tienen que ayudar a los empresarios a continuar la labor pedagógica, quizá con un Learning while working (aprender mientras trabajo), rasgo diferencial de la FP Dual.
Deja tu comentario
Ver comentarios