¿Dónde está el empleo?

Miquel Bonet,
Profesor, abogado y autor del libro "Búscate la vida" (Barcelona)
23/03/2015

Para responder tampoco hace falta pasar por Harvard ¿Quién da trabajo? las empresas; ¿qué hace falta para que hayan empresas? espíritu emprendedor y ¿para que funcionen? simplemente liderazgo, innovación, talento, ética, perseverancia….y poco más, porque los medios, cuando hay proyecto salen.
 
Así de simple y así de claro. Miren ustedes, uno posee cierta experiencia en el mundo laboral, sólo 51 años y dos meses de trabajo, alternados con la formación, porqué soy de los que creo y practico que lo que aprendes y la experiencia debe ser compartida, para que no se pierda.
 
La verdad es que me siento muy identificado con la Formación profesional, de la que soy hijo, desde que en mi Manresa natal, diera mis primeros pasos laborales como aprendiz mecánico , mientras aprendía la maestría industrial que luego dejé. Más adelante como formador en Orientación Laboral, en mi comunidad y en otras del estado, básicamente mi libro "Búscate la vida" traspasada la 4ªedición, va de eso, de saber buscar trabajo, pero sobre todo de encontrar aquel que se ajusta más a nuestras competencias, porque aquí se trata de encajar oferta y demanda , o sea, puesto, con perfil.
 
Creo que tenemos muchos problemas, pero el más grave, es la falta de sentido común que siempre ha sufrido históricamente este país, mucho más ocupado en conquistar que en mantener, en criticar que en comprender y en buscarse la vida, más que en encontrar la vida y no hay mucho más. Veréis; tenemos un sistema educativo ni bueno ni malo, simplemente extemporáneo, porque ahora no se trataría de que el maestro se ponga frente al pupitre sino que alumno y maestro ,debieran buscar un aprendizaje más contextual que les ayude a  autogestionarse, porque el futuro va a ser trabajar por  proyecto y autoemplearse.
 
En consecuencia, es absurdo que la sociedad, los padres e incluso las instituciones sobreprotejan a los alumnos, hay que dejar que cometan errores y  fomentar el espíritu emprendedor, la iniciativa y el trabajo grupal. Tenemos ejemplos en empresarios de éxito como Steve Jobs, Amancio Ortega  y otros, a los que no les ha hecho falta ni siquiera ser universitarios para triunfar, por tanto, menos manías con los masters y los grados, naturalmente es buena la cultura y la formación, pero sólo para conocerse y elaborar criterio personal , que unido a valores como el esfuerzo, la ética , la constancia y la dificultad,  puede llevarnos a una generación de jóvenes capaces de evolucionar y revolucionar el mundo del trabajo , por el camino de ser artesanos en lo que realmente saben hacer y a eso se le llama oficio, ésta es la grandeza de la FP, enseñar un oficio, otra cosa es que se aprenda, que sólo depende de la práctica.
 
Para ello recomendaría trabajar la curiosidad del alumno desde primaria, como apunta el pedagogo Richard Gerver, está muy bien lo de la inteligencia lógico-matemática, trabajar la memoria, dominar la ofimática y saber idiomas, pero  volviendo a mi especialidad en el mundo universitario, yo prefiero las competencias transversales, prefiero gente con inteligencia emocional, capaz de gestionar sus emociones, consciente de sus talentos y habilidades, empáticos, con habilidades sociales para trabajar en grupo, que saben automotivarse y sobre todo, flexibles, adaptables , con actitud y compromiso.
 
Cuando hemos empezado a hablar de Formación Dual, parece que la mayoría de empresarios han salido corriendo, es normal de entrada, porqué no se ha explicado bien, esto no es Alemania, ni Francia y la gente no está acostumbrada a formarse y ser evaluada, desde el mundo laboral, pero sin duda, soy de los convencidos por experiencia- toda mi formación la he llevado trabajando- y les aseguro que es lo que prefieren las empresas; pero aquí la mentorización  no se ha aplicado en las últimas décadas, y el coaching se está estudiando, porqué está de moda, sin llegarse a comprender, la gente va a lo que entiende y a lo práctico y naturalmente los empresarios, básicamente pymes, que son el 90 % del país, no están para perder tiempo.
 
A menudo "no hay empleos" porque no se crean, pero otras veces, porque no se buscan donde hay que buscar, hay jóvenes que aún esperan ser "encontrados" simplemente porque han hecho dos carreras y dos masters y hablan inglés, pero esto no es suficiente ni mucho menos, porque-repito y ésta es la clave- las empresas no quieren gente que sepa, sino que además de saber, tenga ganas de hacer. No podemos permitirnos que hayan más de 20.000 plazas de comerciales (Inf.Randstad2014) que no se cubran . ¿Dónde está nuestro tradicional espíritu vendedor? En el pozo de los complejos, la timidez y la escasa comunicación, que son materias que no se enseñan.
 
 Prefiero mil veces, aquel camarero de Fuengirola, que me "vende" unos boquerones victorianos, que la mejor "Carta-Menú" de España, con papel pergamino y cordón dorado que me entrega un camarero con librea y master, pero incapaz de sonreírme.
 
No nos engañemos, la vida, está ahí fuera y mientras muchos están llorando, otros están creando una fábrica de pañuelos.
 
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último