Formarse para emprender

Carlos Díaz,
Director de Campus Training (Barcelona)
08/09/2014

Cuentan con valiosas cualidades: experiencia, madurez, responsabilidad o estabilidad. Sin embargo, las personas mayores de 45 años suelen ser los primeros de los que prescinden las empresas cuando atraviesan por dificultades económicas. Junto a los recién licenciados o a los parados de larga duración, forman parte de un sector de la población que en caso de no tener trabajo o de haberlo perdido, tienen grandes complicaciones para reincorporarse al mundo laboral. Todo esto suele repercutir en una depreciación de sus competencias profesionales, generando un problema de baja empleabilidad.
 
Pero, ¿por qué un trabajador con experiencia tiene problemas para encontrar un empleo? Lo que está claro es que los efectos de la crisis económica  se notan en todos los rangos de edad. Pero el paro entre los mayores de 45 años parece responder a criterios diferentes al de otros colectivos. En ocasiones, si lo comparamos con los jóvenes que se encuentran en búsqueda de empleo, existen desigualdades formativas y en ocasiones, conocimientos desactualizados, sobre todo en lo que a nuevas tecnologías e idiomas se refiere. Además, existe la creencia de que las personas mayores de 45 años suelen ser menos proclives a la movilidad, tanto a nivel geográfico como profesional.
 
Hoy en día, la mayoría de los sectores requieren profesionales con una formación reciente y especializada. Una actualización de los conocimientos es fundamental para que los mayores de 45 años puedan "competir" con la gente joven.
 
Sin duda, la mejor opción para aquellas personas que no encuentran empleo es reciclarse y ser capaces de adaptarse a los nuevos requisitos que se demandan en el mercado laboral. En épocas de crisis como la que estamos viviendo, la formación es una gran oportunidad para mejorar, para ampliar las posibilidades de acceso a un empleo e incluir nuevas competencias en el curriculum vitae, tanto en formación, como en idiomas y otras habilidades. 
 
Estudios recientes revelan que en sectores como el turístico o el sanitario las oportunidades de empleo están creciendo. Estos campos cuentan con nuevas vacantes y necesitan profesionales con una formación específica. Es obvio que sin una adecuada formación es prácticamente imposible acceder a estos puestos de trabajo. Por eso, una buena alternativa al desempleo la encontramos en los centros de formación. En estos centros, como es el caso de Campus Training, impartimos formaciones actualizadas y adaptadas a las necesidades de cada uno e incluso es posible optar a un período de prácticas profesionales, que a menudo suponen una puerta de entrada a una empresa. Además es importante contar con una Bolsa de empleo a través de la cual se localizan las ofertas de trabajo que mejor se adecúan a la formación de los alumnos y les permiten adentrarse de nuevo en el mercado laboral.
 
Otra opción para aquellos que no encuentran trabajo es la posibilidad de lanzarse al autoempleo. Una vez terminada su formación, muchas personas se deciden a emprender y montan su propio negocio. Emprender es hoy en día una alternativa que ofrece mayores posibilidades de reincorporarse al mercado laboral. En un momento de incertidumbre como este, hay que proporcionar información específica sobre la puesta en marcha de un proyecto empresarial. Es por esto que en Campus hemos puesto en marcha un servicio para ayuda y asesoramiento a futuros emprendedores que está al servicio de nuestros alumnos. Apostamos por el autoempleo como una alternativa real para todos aquellos que deciden poner en marcha su propio proyecto, sin importar la edad.
 
Categorías
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último