De la Inclusión universitaria en la historia de vida de un joven venezolano con discapacidad visual

Vivian González G.,
Profesora de Métodos de Investigación en Orientación en la Universidad de Carabobo/ Centro de Investigaciones Populares (Venezuela)
24/02/2014

A modo introductorio

En mi experiencia como profesora de métodos de investigación en Orientación en la facultad de Educación de la Universidad de Carabobo, he podido conocer de la vivencia real y actual de tres de estudiantes universitarios con discapacidad visual y con ello, a su vez,  iniciar un estudio para la comprensión sobre cómo es posible que una  persona con esta dificultad pueda hacer exitosamente estos estudio universitarios. Para ese momento cursaban dos de ellos el último año de su carrera en Educación, mención en Orientación. Me pregunté cuando las conocí: ¿Cómo es posible eso? ¿Cómo pueden estas jóvenes estar finalizando una carrera universitaria? ¿De qué manera puede una estudiante sin la vista lograr lo que ellas dos van logrando? Y para no ser suficiente esto, una de ellas, Yuridia, me contó que su esposo era también invidente y estudiaba cuarto año de abogacía en nuestra universidad. Les propuse que hicieran su trabajo de grado a partir de su experiencia de vida. Les pareció una excelente idea.

El método biográfico

El método biográfico con las historias de vida (Ferrarotti, 2012) se nos perfilaba idóneo para ello. Recordemos que este autor nos dice que en una historia de vida más allá de una vida particular en su biografía está contenida toda una sociedad. Según esto, uno está en la sociedad pero a su vez ella está en cada uno de nosotros. A partir de todo un vuelco epistemológico la experiencia subjetiva puede producir un conocimiento científico.

Ni Ingrid ni Yuridia contaron su propia historia de vida sino que le  propusieron  al esposo de Yuridia que les contara su historia de vida. Debemos tener presente que en la historia de vida no se narra un tema o aspecto puntual de la vida de la persona, sino que se le narra  su historia de vida total. Se le narra a otro, un interlocutor presente, en el marco de la confianza, su vida.

Así que, cuando vi el tema propuesto en este número de la revista: "Educación y Orientación inclusiva", vi la oportunidad de relatar esta experiencia de investigación en Orientación que nos informa sobre cómo es posible la inclusión universitaria en nuestro país de las personas con discapacidad visual. Es importante difundir estas experiencias de vida que nos dan evidencias afortunadas sobre esta posibilidad en los tiempos actuales.

Historia de vida de Pablo Suárez o historia de la inclusión universitaria

En esta oportunidad, debido al espacio limitado para la presentación del artículo, me sirvo solo del testimoniode Pablo, un hombre de 30 años de edad, esposo de Yuridia, quien al igual que ella posee discapacidad visual y es estudiante de cuarto año de abogacía, para comprender cómo  logra una persona  en nuestro país llegar a este nivel de éxito universitario.

El diseño metodológico por el que transita este tipo de investigación pasa por tres fases: prehistoria, historia e interpretación (Moreno, 2009). Veamos la Prehistoria: la historia de vida de Pablo se produjo por la solicitud que le hace Yuridia a su esposo. Éste accedió y autorizó conservar su nombre y apellido en la presentación de historia. La confianza reinó e hizo posible su  producción. La fase de Historia: fue grabada y luego transcrita fielmente en un total de 200 líneas. La tercera fase, la Interpretación, para  ella nos servimos de la clásica pregunta hermenéutica y de las marcas-guías, como instrumentos para la interpretación (Moreno, 2009).

El arte de interpretar comprensivamente

La interpretación se hizo línea por línea con el total del texto narrado y transcrito. Del total de la historia de vida se fueron produciendo veintiocho bloques de sentido. De ellos emergieron los siguientes núcleos de condensación que posibilitaron la comprensión de la inclusión universitaria de la persona con discapacidad visual en nuestro país. A saber, el primer y gran núcleo fue la familia, luego el marco legal, seguido de la tecnología. Todo ello dentro de la personalidad y actitud del sujeto narrador que posibilitaron que los factores a favor funcionaran. Veamos brevemente cada uno de ellos a partir de la evidencia empírica contenida en la historia de vida interpretada. La familia que se hace presente es una familia centrada en la madre y sus hijos, esto es una familia matricentrada (Moreno,2009), con ausencia de padre, "Y bueno, entre todo esto yo le agradezco mucho a mi mamá, mis hermanos, a mi tía, mis tíos, que siempre me han apoyado, sobre todo mi mamá y mis hermanos…" La familia materna extensa se deja oír como primer elemento significativo posibilitador de la inclusión social. La familia sola no puede lograr la inclusión social plena del hijo. Es necesario un entorno que lo posibilite. Nuestra Constitución (1999) establece que se deben dar todas las oportunidades para que la persona con discapacidad desarrolle al máximo sus potencialidades. Hay momentos emblemáticos en la historia de vida de Pablo que nos dejan ver cómo esto se concreta exitosamente en la realidad de la vida: centros de apoyo para aprender el método Braille, la obligatoriedad de dar oportunidades de estudios universitarios y de dotar las bibliotecas con  equipos tecnológicos para las personas con discapacidad visual, son algunos de ellos.
Entre los recursos tecnológicos que posibilitan estudiar en la actualidad y a los cuales pudo acceder el historiador figuran: el escaneo de materiales didácticos a través del programa Abby Fine Reader, el cual transfiere los textos del PC a formato Word o Pdf, además permite escuchar tanto lo escaneado comolo que se va escribiendo a través del lector de pantalla Jaws. Igualmente este lector sirve para navegar por internet. En realidad hoy se busca adaptar toda la tecnología a las personas con discapacidad visual ya sea tanto en los ordenadores como en  los celulares. El deporte, en este caso la práctica en el pasado del surf impregna en gran medida la personalidad y la actitud ante la vida que exhibe Pablo. "Desde los dieciocho años hasta los veintiséis tomé… el surf como deporte (…) apreciar la naturaleza, a aprender cómo resolver un problema al instante, a agilizar la mente ya que ese deporte es un poco peligroso y difícil de dominar (…)  amo mucho el surf en mi vida porque uno así como cuando está en la playa y agarra la mejor ola uno la aprovecha al máximo, igual pasa en la vida de uno, en este caso en la mía".

Cuando el historiador habla de las dificultades que tiene frente a sí una persona joven con discapacidad visual, la metáfora de la ola con la vida le es muy útil:  "…y  voy adelante con todo lo que quiero hacer, lograr y enfrentar de cara a todos mis retos así como yo enfrentaba una ola, bueno, ahora para míes así, es una ola, si es buena la aprovecho, si no es buena trato de no caerme sino de salir de esa situación y esperar la próxima ola que va a ser mejor…". Es toda una narración  de experiencias de vida  posibilitadoras para el logro de la meta deseada.

A modo de cierre

La historia de vida de Pablo, aquí brevemente bosquejada pero realizada a profundidad en el marco de todo un proceso de investigación cualitativa con enfoque biográfico, muestra cómo es viable la inclusión social plena de la persona con discapacidad visual siempre que se conjuguen los elementos que están transversales en la opción: la familia, un Estado que promulgue y concrete  su acción, el acceso a la tecnología de la lectura y escritura para los que carecen de la vista y, de modo especial,  la personalidad, el carácter y la actitud ante la vida de la persona en la situación de discapacidad visual. En la investigación no se puede apreciar la etapa de la inclusión laboral pues aún Pablo está estudiando para abogado. Será una próxima investigación la que nos permitirá cerrar este aspecto una vez que concluya su carrera y salga a la búsqueda de trabajo. Por lo pronto, su testimonio aquí  desplegado en un proceso sistemático y científico, unido a la presencia de Ingrid y Yuridia en el décimo semestre de Educación, tal como dije al inicio de esta presentación, nos revelan con sus testimonio de vida que sí es posible la exitosa inclusión social de la persona con discapacidad visual  en la educación universitaria.

Referencias bibliográficas

Ferrarotti, F. (2012). Historias  e historias de vida. Caracas: Cip.

Moreno, A. (2009).  Historias-de-vida e Investigación. Caracas: Cip.
1 Comentarios
El Derecho a la Educación
Lic. Aleyda Rios Del Moral
Hace 5 años y 5 meses
Felicitaciones Prof. Vivian González, profesional de gran humildad con excelentes habilidades para contagiar con su pasión de enseñar.El sector de la población que presenta alguna diversidad funcional siempre han estado al margen, no sólo de las políticas de Estado, sino, y peor aún, de oportunidades por parte del profesorado, que los considera responsabilidad del la Educación Especial. Son ciudadanos que merecen desarrollar sus habilidades y potencialidades en ambientes propicios y adaptados.
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último