¿Por qué todas las escuelas de negocio se anuncian en los autobuses?

Conxita Marlés.
Directora ejecutiva del Instituto Internacional de Posgrado de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)
10/06/2013

¿Cuáles son los principales desafíos a los que deben hacer frente las escuelas de posgrado?

El principal desafío de las escuelas de posgrado es el de ser capaces de proponer un abanico de formación profesionalizadora posuniversitaria de continuidad, adaptada a las necesidades reales del tejido socioeconómico y que a la vez mantenga un nivel elevado de notoriedad y diferenciación, tanto en el diseño académico como en la propuesta de valor.

Esta diferenciación se vería favorecida en la medida que el mercado de la formación de posgrado no estuviera tan desestructurado como está, es decir, que las escuelas y las universidades se regularan entre ellas la oferta en función del nivel de competencias que cada una pudiera tener en una determinada materia. Es decir, que a nivel de marketing fuéramos capaces de encontrar nuestra propia y particular blue lagoon en beneficio de todos.

En cuanto a la internacionalización, es importante tener en cuenta que tanto más importante es el idioma en que se desarrolle el programa (generalmente en inglés), como también lo es que el contenido sea capaz de preparar a nuestros estudiantes para ejercer su profesión en cualquier lugar del mundo.

Sobre el tema del marketing, hay que decir que las propuestas actuales resultan, en general, poco creativas en cuanto a diferenciación y notoriedad y excesivamente recurrentes en estrategia y operación. Me pregunto: ¿por qué ahora todas las escuelas de negocio se anuncian en los autobuses? ¿Y por qué los conceptos creativos tienen que ser tan poco originales? Pienso que falta un cierto sentido del humor para proponer un programa a su público objetivo. Necesitamos ideas rompedoras.

En paralelo, necesitamos implicar más a los académicos en el momento de la captación. Ellos son los product managers más convincentes para que un estudiante se decida al final por el programa, y a veces esta implicación es nula.

¿Qué valor añadido ofrecen los másteres y posgrados?

El valor añadido de másteres y posgrados es el de la profundización en una materia concreta, que se puede haber tocado en un grado pero que necesita de un conocimiento más profundo, profesionalizador y actualizado para que pueda ser útil al estudiante para desarrollarse en el entorno laboral y le permita crecer en su empleabilidad.

Por otra parte, el seguimiento de un máster o posgrado permite al estudiante desarrollar una vertiente de relación profesional (networking) muy importante en esta etapa, lo que le aporta entrar en contacto con colegas profesionales con los que podrá compartir experiencias de éxito o fracaso y construir conocimiento simultáneo, enriquecedor para todos los participantes.
Es frecuente encontrar en las aulas virtuales o presenciales iniciativas de emprendimiento de alto nivel que se han fraguado mientras los estudiantes seguían el programa, y esta es la faceta de experiencia de cliente que más nos gusta observar, porque sabemos que esto es lo que más va a valorar y aprovechar nuestro estudiante. Todo aquello que le permita avanzar en su carrera profesional.
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más leído
Lo último