La formación dual o el camino hacia la recuperación del estado crítico que vivimos

Eugenio Gallego.
Director de Desarrollo de Negocio de ADAMS
25/02/2013

La formación es una palanca de cambio, una receta que bien aplicada, puede ayudar a resolver problemas como los elevados índices de desempleo, una enfermedad que parece endémica a la situación de crisis actual.

Y como todo tratamiento médico que debe adaptarse  a los síntomas de cada paciente, la formación también ha de suministrarse en las dosis adecuadas. El éxito en la curación de un paciente pasa necesariamente por un primer y adecuado diagnóstico. En base a éste se debe adecuar el tratamiento que debería administrarse de acuerdo al tipo y gravedad de los síntomas de la enfermedad.

No son comparables los síntomas que sufren Alemania y España, ni tampoco puede ser la misma solución al actual problema de desempleo que viven ambos países. Y es precisamente en este punto donde la formación dual cobra especial relevancia como una posible salida al paro juvenil y no tan juvenil, ya que hasta que el desempleo no baja hasta cifras de 15 % es de aplicación hasta personas de 30 años.

El modelo alemán, con óptimos resultados, parece que es el ejemplo a seguir, pero ¿tenemos el mismo tejido empresarial? La respuesta obviamente es no, en España disponemos de un 99,9 % de empresas de menos de 250 trabajadores, donde la mayoría de las pymes ejercen su actividad en el sector servicios (78,1%), principalmente en el comercio (24,0%), el modelo es bueno pero tendremos que adaptarlo a nuestra realidad y cultura.

La nueva modalidad de contratación de formación y aprendizaje en sí puede dar la oportunidad a muchos que sin tener estudios previos puedan ir consiguiendo a través de un itinerario formativo vinculado a certificados de profesionalidad con las competencias necesarias e ir combinándolas con prácticas reales, en el modelo denominado "dual".

La Formación Profesional ha ido cayendo en un descrédito a todas luces poco justificado, quizás por la época de bonanza que hemos pasado pero el futuro está en la cualificación, sobre todo en la base del tejido productivo que es mayoritario, en otros países lo tiene claro, en nuestro caso no, porque los modelos educativos y en especial los de formación profesional cambian según el color del que gobierne y esto no da estabilidad en los resultados. Ahora se incorpora esta modalidad de contratación para impulsar el crédito en parte del descrédito.

La flexibilidad en la impartición según las distintas modalidades formativas existentes (presencial, semipresencial y online, ya sea en el puesto de trabajo, en entidades educativas o en su propia casa, incluso en movilidad) y el seguimiento debe ser algo que ayude a la consecución con éxito del objetivo que nos hemos planteado, jóvenes con mejor cualificación profesional avalada por la práctica y su combinación con el conocimiento, debemos recuperar el interés de estos por una mejor cualificación para su presente y su futuro.

La estructura de los certificados de profesionalidad parece idónea para ordenar este tipo de cualificaciones y complementar a los sistemas actuales. Solo hace falta voluntad de arrancar el sistema, hacer que perdure en el tiempo para que puedan verse los resultados y dejar que el sector privado sea quien también pueda ayudad a tirar de este pesado carro de la cualificación de los trabajadores con una formación acreditada que les permita volver a incorporarse al mercado laboral en otras ocupaciones distintas a las que tenían.

El binomio formación-trabajo, llamado modelo dual, puede ser una salida a la actual situación pero no la única. Venimos de un modelo altamente subvencionado que está migrando a un modelo de acreditaciones con reconocimiento que traspasa nuestras fronteras, donde la calidad primará sobre la cantidad y donde también la reinserción laboral será el aspecto más importante del éxito de la formación recibida o impartida.

La principal cuestión será que el alumno consiga, a través de la formación, mejorar su cualificación y con ello su empleabilidad. El alumno/paciente debe seguir la prescripción y control de su doctor, de ahí la importancia no solo de que siga un tratamiento en la adquisición de conocimientos teóricos, sino que estos vengan refrendados por la acreditación imparcial de un tercero, en este caso la administración pública, mediante un examen final como así está previsto. Solo así el modelo podrá ser estable, efectivo, creíble y de futuro. Solo así conoceremos de una pronta recuperación al estado crítico que vivimos.
3 Comentarios
Información
Educawe
Hace 3 años y 7 meses
Hola Adriana, esto es un artículo de opinión, no una página de información. Si quieres contactar con Adams debes dirigirte a su página web: http://www.adams.es/
barriller
Adriana Pacheco
Hace 3 años y 7 meses
requiero información sobre los requisitos inicio de las careras lugares en los cuales se van a desarrollar horarios y modalidad de estudio y otros
bachiller
mayra parra
Hace 4 años
muy interesante e innovador para un mejor progreso
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último