Metahabilidades cognitivas, emocionales y prácticas necesarias en las profesiones del futuro

Artículo de opinión

  • 16/04/2012

  • Valora

  • Deja tu comentario
Beatriz Marcano Lárez. Community Manager de CLAY Corporate (Madrid)
En casi todos los tiempos hemos estado en una búsqueda constante de bienestar. Este bienestar se traduce en la actualidad en términos de lograr una  excelente calidad de vida que va a estar reflejada en los niveles de desarrollo tecnológico considerando  la sostenibilildad del  estatus de vida. Son variados los esfuerzos que se hacen a nivel mundial para  lograr  tener una vida plena y sostenible. El tema ha suscitado debate en los organismos multinacionales para atender a esta necesidad compartida y se ha llegado a la conclusión de  atender prioritariamente a la educación como vía de acción para posibilitar el éxito en la implementación de las políticas económicas y sociales que conducirían a ese bienestar general.

Lo anteriormente planteado ha impulsado una revisión de la educación formal y de las instituciones educativas cuyo producto ha sido las reformas educativas gestadas en cada país de Europa, norte América, Latinoamérica, de Asia y África, en diferentes momentos, atendiendo a los recursos disponibles, el desarrollo tecnológico y las estrategias implementadas para negociar con ellos. No obstante, aún no se ha dado una respuesta global contundente que responda coherentemente con las necesidades profesionales que son prioritariamente en las áreas científico-tecnológicas y en la modernización y actualización dentro de esas carreras. La remezcla y recombinación de habilidades, destrezas y competencias técnicas son las exigencias de las nuevas profesiones relacionadas con las TIC: telecomunicólogos, gestión de la información, gestores de redes sociales, community manager, content curator o intermediarios de conocimiento (según Dreig, 2010), ingeniería en negocios y tecnologías de información, cyberseguridad, comerciantes electrónicos, gestores de talento organizacional, diseñadores de videojuegos, gestores de bienestar y salud, entre otras.

Algunos han señalado que aún no se conocen las profesiones más importantes que se realizaran en el 2020, si esto es así, ¿Cuál es la proyección que se hace desde las instituciones formativas públicas y privadas? ¿Hacia dónde están apuntando? ¿Cuáles son las competencias profesionales que se deben desarrollar? ¿Es la acumulación de conocimientos, es la creatividad y la intuición, el sentido pragmático para aplicar los conocimientos?


Metahabilidades cognitivas

Figura.1 Metahabilidades Cognitivas, emocionales y prácticas: combinación de multicompetencias
(Elaboración propia: Beatriz Marcano - CLAY Corporate)

Lo que hay que desarrollar son metahabilidades que permitan acceder al conocimiento que está disponible al alcance de un click, -siempre y cuando se disponga de la tecnología para ello- y metahabilidades que conduzcan a la aplicación de esos conocimientos y promuevan la creación de procedimientos que resuelvan los problemas técnicos, económicos, políticos y sociológicos de forma sustentable. Con visión amplia y creativa que supere la inmediatez y el actuar remedial para trascender a un actuar profesional proactivo, responsable y ético.

Las competencias y conocimientos que requieren las nuevas profesiones son  las capacidades para aprender a aprender, para la autogestión de los propios recursos y la administración productiva e inteligente del pensamiento, la creatividad. Es necesaria la práctica de técnicas y estrategias que conlleven al  crecimiento y desarrollo de la institución y, especialmente, de la propia persona. Sin dejar de lado su relación con los otros, sus capacidades comunicativas y la gestión emocional, ese terreno movedizo en el que es todo un reto mantener el equilibrio para avanzar. La capacidad para emprender, para crear y generar nuevas modelos de negocios. En pocas palabras, metahabilidades cognitivas, emocionales y prácticas que resultan de la combinación de múltiples y variadas competencias personales y profesionales (Ver Figura 1).

¿Estamos usando las TIC para estimular el desarrollo de estas competencias? Ya hay algunas iniciativas públicas y privadas, que estamos integrando áreas de conocimiento en torno a soluciones de problemas, con una filosofía de sostenibilidad y ofreciendo alternativas de desarrollo y gestión de los talentos.

Para las instancias educativas, formativas y de profesionalización el reto es contribuir con el desarrollo de dichas metahabilidades cognitivas, emocionales y prácticas desplegables en todas las áreas del saber y del hacer que incidan en el bienestar global sostenible. El reto está planteado, ¿estamos dispuestos a asumirlo y superarlo?

Deja tu comentario
Ver comentarios