¿Por qué ante una misma programación didáctica, unos/as alumnos/as aprenden más que otros/as?

Artículo de opinión

  • 25/01/2010

  • Valora

  • Deja tu comentario
¿Cuántas veces nos hemos planteado por qué ante una misma explicación y desarrollo de una programación didáctica hay alumnos/as que aprenden más que otros? Seguramente, nuestra respuesta sea muchas veces. Pero, ¿nos hemos preguntado a qué se debe dicha situación? Pues bien, estas diferencias entre el alumnado guardan relación con diferentes variables tales como: la diversidad de capacidades, las experiencias y conocimientos previos, los estilos de aprendizaje y las estrategias cognitivas empleadas, motivación, el ajuste emocional y social del alumnado en el grupo, metodologías empleadas por los docentes, etc.

Observemos y analicemos la importancia que tienen los estilos de aprendizaje y las estrategias cognitivas empleadas en el proceso de aprendizaje.

En primer lugar, podemos definir estilos cognitivos o de aprendizaje como aquellas tendencias o preferencias cognitivo y actitudinales del alumno/a cuando afronta las distintas tareas que le son propias tales como: evocar aprendizajes, recoger información, realizar las actividades planteadas por los docentes, realizar las diferentes pruebas de evaluación propuestas, etc. Por medio de los estilos, los/as alumnos/as expresan la predisposición que tienen a escoger estrategias particulares de aprendizaje.

Según Palacios, J. (2004) 1, Estas tendencias o patrones cognitivos establecen el modo de proceder mental del alumno/a y puede modificarse a través de la propia experiencia del sujeto como a través de la influencia externa.

Son numerosos factores los que condicionan el aprendizaje de un/a alumno/a, podríamos diferenciar en dos tipos:
  • Factores internos (del propio alumno/a): autoconcepto/autoestima, hábitos y habilidades de estudio, memoria, actitudes, motivación, estilos de aprendizaje, personalidad, capacidad intelectual, conocimientos previos, etc.
  • Factores externos (contexto): Métodos de enseñanza utilizados por el docente, contenidos del aprendizaje, clima del aula, recursos materiales, concepciones del docente respecto a la enseñanza, cómo se fomenta el apoyo al estudio, etc.
¿Qué deberían hacer los docentes para mejorar los procesos de enseñanza- aprendizaje tanto en Primaria como en Secundaria?

• Los docentes deberán conocer los diferentes estilos de aprendizaje y las estrategias de aprendizaje que emplea el alumnado, porque conociendo éstos podrán adaptar los procesos de enseñanza a la forma de aprender del alumnado.

• Además habrá que plantearse la metodología empleada. Durante mucho tiempo, se ha fomentado la transmisión de contenidos a través de la metodología expositiva incentivando un aprendizaje memorístico.

• Considerar que dependiendo de las estrategias de aprendizaje empleadas por el alumno, las técnicas de estudio deberán estar adaptadas a éstas.

• El aprendizaje de las distintas técnicas de estudio o también denominadas Técnicas de Trabajo Intelectual no deben estar desconectadas de los contenidos a impartir, es decir, durante años se han llevado a cabo su aprendizaje de manera paralela al curriculum, sin insertarse en las distintas materias. Es insuficiente, por tanto, enseñar al alumnado técnicas que no vayan acompañadas de un uso estratégico, es decir, la repetición ciega y mecánica de ciertas técnicas no supone una estrategia de aprendizaje eficaz.

¿Cómo se insertan las técnicas de estudio en el currículum?


Las técnicas de trabajo intelectual pueden y deben enseñarse como parte integrante del curriculum, dentro del horario escolar y en el seno de cada materia con los mismos contenidos y actividades que se realizan en el aula. Su enseñanza debe ir vinculada a los contenidos, a la metodología, a las actividades planteadas por el docente y a los recursos disponibles. Para ello es necesario analizar, planificar e intervenir en los distintos niveles de concreción:
  • En el proyecto curricular: Se debería incluir la enseñanza de las técnicas de estudio como un objetivo fundamental a lo largo de la enseñanza obligatoria, decidir qué técnicas se van a enseñar en cada una de las etapas, cuándo se van a enseñar y cómo enseñarlas.
  • En la programación de aula/didáctica: Se debe indicar qué técnicas son prioritarias y el nivel que deben alcanzar y cómo deben ser evaluadas.
  • En el aula: Cada docente debería adaptar las distintas técnicas a las características de su alumnado.
La inserción en el curriculum de las técnicas de estudio ¿Evitará el fracaso escolar del alumnado?

Son muchos los factores y las causas que producen el fracaso escolar, pero tenemos que tener en cuenta que debemos ir atajando cada uno de esos factores e ir mejorando sus condiciones. Es por ello, que la inserción en el currículum de las técnicas de trabajo intelectual puede a minorar dichos factores y causas y disminuir en cierta medida, el fracaso escolar.

Para ello, es imprescindible que el profesorado trabaje de manera colaborativa, contando con el asesoramiento de los orientadores.

Los orientadores a través de su asesoramiento podrán facilitar a los docentes el conocimiento y el empleo de técnicas de trabajo intelectual, habilidades y estrategias de pensamiento.

Además de incluirse en las distintas materias, sería conveniente que tuviese cabida en el Plan de orientación y Acción tutorial, de manera que a través de él se fomentase la capacidad de aprender a aprender y la competencia básica de autonomía e iniciativa personal.

Debemos recordar que dos de los fines del sistema educativo según la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación se establecen en su artículo 2. F) El desarrollo de la capacidad de los alumnos para regular su propio aprendizaje, confiar en sus aptitudes y conocimientos, así como para desarrollar la creatividad, la iniciativa personal y el espíritu emprendedor. H) La adquisición de hábitos intelectuales y técnicas de trabajo.

En definitiva, si se lleva a cabo la inclusión en el curriculum de las técnicas de trabajo intelectual y el docente tiene un conocimiento exhaustivo de las distintas estrategias de aprendizaje empleadas por el alumnado se podrá conseguir que el alumnado desarrolle las competencias necesarias para desenvolverse en una sociedad cada vez más competitiva, donde es fundamental saber enfrentarse a las distintas situaciones de enseñanza-aprendizaje a lo largo de toda la vida, para afrontar los nuevos y continuos cambios.

Nota al pie:

1. Palacios, J (2004): Desarrollo psicológico y educación (vol.I): Psicología evolutiva. Alianza Editorial. Madrid.
Deja tu comentario
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece