“ El aprendizaje de un idioma está marcado por la constancia, cuanto más tiempo se dedica, más resultados se verán y hay que ser realistas en que un idioma no se puede aprender en un mes ”

Entrevista a Paula Bosworth. Co-autora del libro "Triunfar con el inglés” y Directora de Programas de Idiomas de EADA (Escuela de Alta Dirección y Administración) de Barcelona
05/10/2009

Según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para el Barómetro del mes de febrero de 2007, más del 65% de los españoles encuestados no conoce ningún idioma extranjero. Del porcentaje restante, el 22% afirma hablar y escribir el inglés, mientras que el 9,9% conoce el francés.

¿Qué acciones deberían llevarse a cabo para mejorar el nivel de idiomas desde cualquier ámbito educativo?

Lo principal en el aprendizaje de cualquier idioma es que el alumno esté expuesto al idioma en todas sus manifestaciones y que tiene la oportunidad de interactuar con este idioma a su propio ritmo y enfocado a sus propios objetivos. Esto se traduce en la práctica de conversaciones naturales, escuchar el idioma en diferentes acentos, leer y escribir textos sobre todo que tengan relevancia para el alumno. La gramática es importante pero no a costa de poder hablar y practicar. En el ámbito educativo se ha enfocado mucho en la enseñanza de gramática y de estructuras con el resultado que un alumno que acabe ESO con 8 años de inglés es incapaz de mantener una conversación si sus padres no le han enviado fuera a estudiar o ha ido a clases extraescolares.

¿A qué cree que es debido el mal nivel de los españoles en cuanto al dominio de lenguas extranjeras?

Son muchos factores, entre los cuales se encuentran los históricos, políticos, sociales y geográficos. El hecho que las fronteras estaban cerradas a lenguas extranjeras durante 40 años resultó que el país se acostumbró a ver películas dobladas y en países como Finlandia que no utilizan el doblaje, el nivel de inglés es muy superior. Algunos expertos opinan que como el castellano es una lengua fuerte en el mundo también significa que los hablantes soportan menos presión a la hora de hablar otros idiomas. Es cierto que hay elementos de la lengua inglesa, la que más se estudia, que hacen que este sea un idioma un poco difícil para los españoles: la escritura no fonética y la pronunciación por ejemplo, pero desde luego no hay nada intrínseco en los genes del español medio que le incapacita para aprender lenguas extranjeras.

¿Qué importancia tienen los idiomas en la empleabilidad de los candidatos a un puesto de trabajo?

Hoy en día y con el panorama económico actual nadie duda de que cuanto más preparada está una persona, más posibilidades tiene de conseguir trabajo. Está claro que muchos puestos de trabajo tienen el dominio de inglés como uno de sus requisitos. Las empresas están viendo los resultados de invertir en la formación de sus empleados directamente en su rendimiento económico en el mercado internacional. Si a estas alturas a alguien le quedaba un rescoldo de duda, la Unión Europea ha publicado el Informe ELAN* para dar más fuerza a la teoría de que las empresas crecen en términos reales (facturación de exportación) cuando tienen más conocimientos de idiomas.

¿Tiene sentido la formación de idiomas adaptada a un sector laboral concreto? ¿Por qué?

En un mercado cada vez más global y más competitivo, la especialización es un punto de ventaja. Para cualquier sector laboral concreto el dominio de la jerga del sector y el vocabulario relacionado con el producto o los servicios es imprescindible. No podemos quedarnos atrás y ver como una empresa con profesionales mejor preparados se nos lleva el contrato por saber defender mejor su territorio.

¿Cuándo podemos afirmar que dominamos un idioma y que es una competencia más para desempeñar una profesión?

Más que dominar un idioma prefiero hablar de efectividad y eficacia. No es necesario hablar con perfección y con un acento como un nativo. Lo importante es poder transmitir el mensaje y saber cuál es el objetivo de su intervención. No hay que olvidar que el idioma extranjero es una herramienta para conseguir su objetivo en un determinado ámbito de actuación. Como competencia profesional el dominio de un idioma debería medirse por los resultados. Si la presentación o la reunión ha sido un éxito, entonces puede estar seguro que se está acercando a sus objetivos de eficacia y efectividad.

¿Qué importancia tiene la movilidad en el aprendizaje de idiomas?

Desde que las personas están viajando más a países extranjeros tanto para ocio como por motivos profesionales, se están dando cuenta de la importancia de saber idiomas. En las últimas décadas, la movilidad de las personas se ha multiplicado a un nivel impensable al principio del siglo XX. Actualmente cualquier persona tendrá múltiples oportunidades de interactuar en una lengua que no sea la materna a lo largo de su vida. Para los jóvenes (¡y no tan jóvenes!) la irrupción de las nuevas tecnologías también ha significado la necesidad de hablar idiomas para comunicarse con sus interlocutores.

¿Qué estrategias recomendaría a las personas que no tienen demasiado tiempo para aprender idiomas de forma eficaz?

La falta de tiempo es un obstáculo para conseguir muchas cosas: ponerse en forma, escribir un libro, aprender idiomas…y cada uno tiene que marcar sus prioridades. El aprendizaje de un idioma está marcado por la constancia, cuanto más tiempo se dedica, más resultados se verán y hay que ser realistas en que un idioma no se puede aprender en un mes. Dicho esto, hay muchas acciones que nos ayudan a rentabilizar el tiempo disponible. Primero, hay que ponerse en manos de los profesionales, explicar bien cuáles son los objetivos, diseñar un programa a medida y elegir materiales acorde con su nivel y necesidades. Luego, aprovechar todas las oportunidades para practicar el idioma: ver cine o televisión en versión original; navegar por Internet, apuntarse a redes sociales y chatear; apuntarse a actividades en su ciudad que se realizan en otros idioma; leer libros, revistas; y relacionarse con extranjeros que permiten enriquecerse mutuamente. Por último, es cuestión de actitud: ser positivo y proactivo, y disfrutar de la experiencia.

Notas al pie:

* informe ELAN de 2006: Effects on the European Economy of Shortages of Foreign Language Skills in Enterprise. Diciembre 2006. Contratado por CILT : The National Centre for Languages
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último