Formación y trabajo en el ámbito sanitario

Laia Mestres i Salud. Redacción de Educaweb.com
20/04/2009

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha manifestado que si la crisis económica se prolonga en el tiempo puede provocar que se resientan los sistemas sanitarios. Para evitarlo recomienda invertir más en personal y menos en equipos tecnológicos sofisticados, favorecer la prevención y reducir gastos superfluos en hospitales y centros de atención primaria.

La necesidad de aumentar el número de profesionales también es una de las peticiones del Ministerio de Sanidad. Éste reclama, entre otras medidas, el aumento del número de plazas en las facultades de medicina y menos burocracia a la hora de homologar los títulos de médicos extranjeros.

En el monográfico 188 sobre estudios de ciencias de la salud hemos querido profundizar en la situación laboral de los profesionales sanitarios, especialmente en la contradicción entre la elevada demanda en el mercado laboral y las pocas plazas de formación ofertadas.

El déficit de profesionales sanitarios

El acceso al mercado laboral es una de las principales preocupaciones de cualquier estudiante universitario. La situación no es diferente en las carreras sanitarias, a pesar de estar consideradas como unas de las que tienen más salidas profesionales.

Un estudio del Ministerio de Sanidad, llevado a cabo junto con los gobiernos autonómicos y especialistas médicos, muestra que actualmente existe un déficit de casi 3.000 médicos, que aumentará un 5,3% (9.000 profesionales) en 2015 y un 14,3% en 2025.

Según el informe, un total de 141.579 médicos especialistas prestan asistencia a tiempo completo y sería necesario completar la red asistencial con más de 2.800 profesionales más, sobre todo reforzando a especialistas en anestesiología, cirugía ortopédica, traumatología, cirugía pediátrica o cirugía plástica. El déficit aumentará debido a las características de la población, la demanda asistencial y el número de licenciados y homologaciones.

El ministerio apunta las claves para evitar esta situación: formar a más médicos en España y acelerar la homologación de los titulados extranjeros. Además, es necesario "recuperar” los médicos españoles que trabajan en el extranjero. El principal problema es que en España se titulan cada año menos de 4.000 nuevos médicos, por eso el gobierno insiste en que se produzca un incremento de las plazas en las universidades.

La situación de los enfermeros/as

Tal y como apunta David Ballester Ferrando. Director de la Escuela Universitaria de Enfermería de la Universidad de Girona en su artículo, en la actualidad donde hay un verdadero déficit de profesionales es en el sector de la enfermería. En Catalunya, según algunos datos de estudios elaborados por colaboradores del Colegio de Enfermería de Barcelona, faltarían 15.000 enfermeras, un 35% más de las existentes en la actualidad.

España cuenta con 22 enfermeros por cada 100.000 habitantes, mientras que la media europea se sitúa en 27 profesionales. Contamos con un enfermero/a por cada médico, cuando en el resto de Europa el nivel es de dos por cada médico. Además, según diversos informes, en España la organización de los servicios sanitarios está excesivamente jerarquizada, mientras que la tendencia europea es fomentar el trabajo en equipo entre técnicos, enfermeros y médicos.

Para mejorar esta situación, el Ministerio de Sanidad se plantea redefinir el papel de los enfermeros/as para aprovechar mejor sus conocimientos y descargar a los médicos de tareas "burocráticas”. En países como Francia, Reino Unido y Canadá ya se está llevando a cabo una reforma para optimizar los recursos humanos en el ámbito sanitario, favoreciendo que los profesionales de la enfermería asuman un papel más relevante y con más responsabilidad, acorde a su formación y sus competencias.

La formación de los profesionales sanitarios

Como hemos dicho anteriormente, existe una contradicción entre el déficit de profesionales sanitarios y al número de plazas de formación superior. Para mejorar esta situación el Ministerio de Sanidad propuso en marzo de 2009 ampliar el número de plazas en las facultades de ciencias de la salud.

Esta propuesta ha generado controversia, especialmente en las facultades de medicina, cuyos decanos reclaman una inversión de 60 millones de euros para asumir este incremento.

Por su parte, el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), reunido en Valladolid durante el II Congreso de Educación Médica, ha mostrado los principales aspectos que preocupan a este colectivo, como la participación de los estudiantes en la toma de decisiones de la universidad, la troncalidad en el sistema MIR o la inclusión de la Medicina de Familia en el grado.

Una de las principales quejas de los estudiantes es la heterogeneidad de los mapas de competencias, que carecen de estructura común. Ante esto, el presidente del Consejo, Lucas de Toca, ha señalado que "consideramos prioritario elaborar un catálogo de las competencias propias de cada especialidad”. Además, han solicitado la revisión de las competencias genéricas, porque que consideran que "se solapan con las del graduado en Medicina”.
Así pues, a grandes rasgos, los expertos coinciden en afirmar que es necesaria una formación integral, que facilite al futuro especialista en ciencias de la salud una mejor respuesta a las necesidades surgidas por los cambios sociales, demográficos y normativos y a las demandas del sistema sanitario.

Laia Mestres i Salud. Redacción de Educaweb.com
redac@educaweb.com
Educaweb.com
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último