El síndrome de Burnout en los docentes de infantil y primaria: un estudio en la zona del Vallés Occidental

Artículo de opinión

  • 15/01/2007

  • Valora

  • Deja tu comentario
Núria Arís Redó. Departament d'Educació. Universitat Internacional de Catalunya (UIC)
Introducción

Coincidiendo con el inicio del nuevo curso escolar adquieren máxima actualidad algunos problemas asociados a la escuela y más concretamente al colectivo de los docentes.

Actualmente el profesorado se encuentra en una situación compleja y delicada. Basta echar una breve ojeada a los medios de comunicación, (televisión, prensa, radio, etc.) para observar como se les responsabiliza de problemas de diversa índole, destacando los que se dan tanto dentro del contexto escolar, en lo que atañe a las relaciones profesorado-alumnado (conflicto escolar, falta de asimilación de los contenidos curriculares ente los estudiantes, etc.), así como los referentes a cuestiones de tipo social, (violencia, desprestigio, adicciones, malos hábitos, etc.). Todo ello propicia que el profesorado se sienta, personalmente y profesionalmente, abrumado y desconcertado, con fuertes contradicciones entre sus derechos y deberes. No obstante, hasta la fecha no existen verdaderas medidas preventivas eficaces de la salud laboral (1) que garanticen las posibilidades de detección, diagnóstico y posible tratamiento del síndrome de Burnout.

El síndrome de Burnout o desgaste profesional es un problema social y de salud pública de amplias dimensiones.

El análisis de la práctica educativa, de su problemática, de las fuentes de estrés, etc., configura un amplio campo de acción para los investigadores, pero lo cierto es que son pocos los estudios que abordan esta problemática centrada en los niveles de educación infantil y primaria. Con este artículo se pretende difundir el contenido de un estudio(2) de reciente presentación, sobre la incidencia del síndrome de Burnout, en los docentes de educación infantil y primaria de la zona del Vallés Occidental. Se ha optado por esta comarca por razones de proximidad, pero también de interés, ya que entendemos que por su configuración específica (evolución histórica, presencia industrial importante, fuerte crecimiento demográfico, etc.), que aporta contextos educativos y sociales variados y actuales, que nos proporcionaran información rica en experiencias y en la que se dan características que pueden propiciar la aparición de estrés y Burnout.

A pesar de que el ejercicio profesional de la educación, puede transformar en muy pocos años al principiante ilusionado en una persona frustrada y desconcertada con respecto al papel que debe asumir, en nuestro estudio no pretendemos centrarnos únicamente en una visión problemática, sino en la percepción de los aspectos a superar, asumiendo que la mejor forma de ayudar a prevenirlos es conocerlos y afrontarlos con estrategias eficaces.

Breve descripción de la investigación

A tal efecto utilizaremos el inventario Maslach Burnout Inventory, (Maslach y Jackson, 1981 -traducción oficial al castellano de Seisdedos, 1997-), un instrumento de prestigio y solidez científica, reconocido por la sociedad Norteamericana de Psicología, que nos permitirá determinar el grado de estrés y Burnout, en función de la intensidad con la que los docentes manifiestan unas determinadas sensaciones. Es un cuestionario que consta de veintidós ítems repartidos en tres escalas, cada una de las cuales se identifica con las tres dimensiones establecidas por los citados autores, como definitorias del síndrome de Burnout:

- Cansancio emocional, (CE), que consta de nueve ítems que valoran la vivencia de estar exhausto a nivel emocional debido a las demandas del trabajo.

- Despersonalización, (DP), constituida por cinco ítems, que mide el grado de frialdad y distanciamiento relacional.

- Realización personal, (RP), con ocho ítems evalúa los sentimientos de eficacia, competencia y realización de objetivos personales.

- Para complementar y contextualizar este estudio, elaboraremos un cuestionario que nos aporte datos personales y profesionales, asociados con las actitudes de los docentes hacia su profesión y formación permanente, para poder relacionarlos.

Los objetivos de la investigación son:

- Determinar las características de los docentes que configuran la muestra estudiada.
- Efectuar la estimación de la proporción de individuos que caracterizan, según los estadios del MBI, el estado actual de manifestación e intensidad del síndrome de Burnout, en la muestra objeto de estudio.
- Determinar el estado e intensidad de las percepciones de dichos docentes.
- Relación bivariante entre las variables sociodemográficas y las subdimensiones del MBI.
- En cuanto a la respuesta obtenida, cabe decir que de los 150 cuestionarios repartidos durante el mes de diciembre de 2003 y febrero del 2004, a finales del mismo, se recibieron debidamente contestados, un total de 91 cuestionarios, lo que representa un porcentaje de 60,67%, de los cuales se desestimaron dos por errores de cumplimentación. Finalmente obtuvimos una muestra real de ochenta y nueve sujetos, cifra que puede considerarse más que aceptable.

Conclusiones

Los resultados que presentamos responden al interés por conocer algunas de las percepciones y opiniones de los docentes en relación al estrés y, concretamente, al Burnout, la frecuencia con que se manifiesta, así como su vinculación con algunos aspectos de la formación inicial y permanente recibida.

- Como aspectos destacables de MBI, encontramos en las subdimensiones de despersonalización y de baja realización personal, se manifiesta poca incidencia, pero si hay evidencias que estamos ante una muestra de docentes no exentos de problemática y tensiones.
- Actualmente les afecta de manera moderada en su salud laboral, pero son un claro indicador de que, en un futuro, podrían progresar hacia sensaciones estresantes y síndrome de Burnout.
- En este sentido queremos resaltar que se trata de una muestra relativamente joven en términos de trayectoria profesional, (media de edad de 40,3 años), que deberá seguir muchos cursos en activo.
- Más contundentes son los resultados obtenidos en la subdimensión de cansancio emocional, puesto que se evidencia una alta significación de la misma, ya que el porcentaje de respuesta de 41,6%, de elevado en la percepción por parte de los docentes, comportando la evidente sensación de cansancio físico y emocional por su parte.
- La variable edad muestra diferencias significativas en la subdimensión de Cansancio emocional. En función del intervalo de edad, se observa un pico pronunciado de agotamiento en el tramo intermedio, es decir el grupo de Mas de 42 hasta 52 años, donde parece que tiene una mayor incidencia el cansancio y el agotamiento.
- Podemos apreciar que la muestra se caracteriza por una percepción positiva de su propia competencia personal, así como por un alto componente vocacional. También nos aporta la sensación, muy generalizada, de estar dando el máximo de sí mismos.
- En cuanto a la formación permanente la tendencia mayoritaria coincide en considerar que si bien la oferta y la posibilidad de acceso a la misma resultan bastante apropiadas, los aspectos más aplicativos y de habilidades didácticas no han sido del todo satisfactorios. Ello nos resulta un claro indicador de la necesidad de optimizar los planes formativos con respecto a su actual planteamiento.
- A su vez se han observado puntuaciones elevadas asociadas con la falta de apoyo por parte de la sociedad o de la propia administración. Se detecta la percepción que algunos aspectos -organizativos e institucionales- podrían y deberían ser mejorados.
- Hemos establecido la relación entre las subdimensiones del Burnout y las percepciones de los docentes, encontrado relaciones importantes e inversas entre las puntuaciones elevadas de Burnout y la percepción de la Eficacia personal. Parece evidente que el docente que puntúa en un nivel medio o elevado en la escala de Cansancio emocional tiene un nivel bajo en cuanto a su propia percepción personal así como a su valoración profesional.

Para finalizar queremos destacar que la actividad docente se caracteriza por realizarse en un ambiente en el que las relaciones de poder, la diversidad de ideologías y metas, la negociación, la búsqueda de consenso son elementos que influyen y determinan la práctica pedagógica, el desarrollo de la profesionalidad docente, y la forma de concebir, diseñar y desarrollar las prácticas educativas en un contexto social y político específico. Sólo la coherencia y compromiso con la problemática de los docentes, puede proporcionar la necesaria base para enfrentarse a lo imprevisto, a los nuevos retos y a la búsqueda de respuestas que hay elaborar sobre la marcha. Con toda la cautela posible, a la vista de los resultados obtenidos queremos apuntar que tanto los propios docentes como las instituciones y la administración han de ser conscientes de la importancia de la salud de los profesores para una enseñanza de calidad. Entendemos que todo esfuerzo es poco para apuntar hacia intervenciones de carácter preventivo que eviten el desarrollo del síndrome y ayuden a los docentes a afrontar con eficacia su actividad cotidiana.


NOTAS AL PIE:
1.- La ley de Prevención de Riesgos Laborales (bajo el amparo del Acta Única Europea publicada en 1995) establece los derechos de los trabajadores en cuanto a salud y las obligaciones de los empresarios y de la Administración pública para protegerla y sienta las bases para una nueva cultura basada en la prevención. Su aplicación en el ámbito de la docencia está, aún, en una fase muy poco desarrollada.

2.- Tesis Doctoral: "El Síndrome de Burnout en los docentes de educación infantil y primaria de la zona del Vallès occidental”(Arís,N.,2005).
Deja tu comentario
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece