El estrés docente, un grave problema para la enseñanza

Mª Carmen Sánchez Mendías. Psicopedagoga
15/01/2007

Los cambios que se están produciendo en la sociedad actual están dando lugar a que surjan problemas que afectan a la labor docente, llegando a incidir en su salud: la indisciplina del alumnado, la delegación de responsabilidades educativas propias de la familia al docente, el cambio de los valores y las relaciones sociales, la escasa valoración del profesorado, la diversidad de alumnado, el trasvase de responsabilidades al docente por falta de personal especializado etc..

Todo ello ha dado lugar al hecho de que se produzca un cambio en las causas de las bajas laborales entre los profesionales de la educación, pues cada vez son más los docentes que al desarrollar su labor padecen dolencias de tipo psicosocial que han desplazado a enfermedades tradicionales en este colectivo: problemas en la voz, esquelético-musculares, infecciosas , etc.
Dentro de estas enfermedades fundamentalmente psicológicas, me centraré en el estrés que sufre los profesionales de la educación al desempeñar su labor: "enseñar?.

Esta situación es preocupante ya que cada vez son más los casos de absentismo, intención de abandonar la profesión, invalidez permanente o jubilación anticipada en los docentes .Si partimos de la base de que el papel de estos junto con la labor de los progenitores es vital para la educación de las nuevas generaciones y que los roles del profesorado en la actualidad están siendo cambiados, perdiendo su posición de autoridad y reconocimiento, nos daremos cuenta de la gravedad del problema, pues nos encontramos con un colectivo docente que encuentra obstáculos a la hora de desempeñar su trabajo siendo preocupantes los problemas de salud psíquica, dolencias que actualmente se consideran como propias de la actividad docente.

Son diversas las causas que producen en el profesorado "estrés?, es decir, "sensación de que su situación laborar supone una amenaza para su autoestima y bienestar psíquico?. A continuación, trataré de exponer algunas de las causas que pueden producir estrés en el profesorado, así como las actuaciones que deben realizarse para evitar caer en esta dolencia:

Sobrecarga de tareas.

- El docente trabaja no solo intelectualmente, sino debe trabajar para programar sus clases realizando un ajuste de la materia y el tiempo del que dispone, da clases sobre diferentes temas, tiene en cuenta los diferentes intereses y capacidades del alumnado, realiza trabajo administrativo y se lleva a casa cantidad de trabajo. Del mismo modo, le son asignadas tareas que podrían ser llevadas a cabo por otros profesionales especialistas y orientadores, pues dentro de la misma clase encontrarán una amplia gama de alumnos que poseen capacidades diferentes, lo que requerirá de una mayor planificación y una evaluación más exhaustiva.

- Solución: Establecer periodos de descanso y alternancia en las tareas.

Ratio superior a 25/30 alumnos:

- La preocupación de los docentes por la calidad de la educación debido a encontrarse con una ratio superior a 25/30 alumnos, también desencadena en estrés.

- Solución: Adecuar el número de alumnos al grupo- clase no superando la ratio.

Alumnos con bajo nivel de motivación:

- Ante esta situación el profesorado suele sentirse frustrado al intentar convencer al alumnado para que trabaje sin conseguir resultados positivos, provocando en el docente un gran cansancio físico y emocional.

- Solución: Proporcionar al profesorado una formación psicológica que le lleve a su autoconocimiento personal y a la adquisición de habilidades que le permitan motivar al grupo- clase.

Clima de convivencia en los centros.

- Actualmente se esta produciendo un gran deterioro en las relaciones profesor- profesor, profesor- alumno y profesor- padres.

Profesor- alumno: la actitud del alumno y el modo de comportarse con el profesor constituye una causa de estrés docente, pues en algunos casos, se llega incluso a la agresión del docente.

Profesor- profesor. Cada profesor puede aportar un punto de vista distinto sobre la forma de hacer las cosas lo que genera desacuerdos que llegan a deteriorar la relación entre los profesionales.

Profesor- padres: algunos padres culpan al profesorado de los fracasos de sus hijos y cuando estos adquieren buenos resultados no valoran que son fruto de su labor. En ocasiones, se dan casos de padres que agraden a docentes.

- Solución: Formar al profesorado a través de programas con el fin de adquirir conocimientos que faciliten su convivencia en los centros con los agentes que intervienen en el proceso educativo. Creación de una escuela de padres en la que se transmitan valores que resalten la labor docente.

En el caso del alumnado desarrollar programas para la mejora de la convivencia.

Aumento de responsabilidades del docente delegadas por las familias:

- Las familias cada vez más delegan la responsabilidad de la educación de sus hijos en el docente sin tener en cuenta que para que dicha labor se desarrolle con éxito debe ser una tarea compartida y no exclusiva del profesorado.

- Solución: Concienciar a los padres del alumnado de la importancia de su implicación para que sus hijos desarrollen un proceso educativo adecuado.

Ausencia de reconocimiento social.

En nuestros días, son muchos los cambios que está sufriendo el sistema educativo lo que conlleva que el profesorado deba de adaptarse, usar nuevas tecnologías, cambiar criterios y metodología, etc. .Lo que debería de suponer un reconocimiento de los profesionales de la educación que en la realidad se traduce en una devaluación de su función.

Algunos padres atribuyen el fracaso de sus hijos al docente, mientras que los logros alcanzados por sus hijos en el proceso de aprendizaje solamente a sus hijos considerando que son muy inteligentes sin valorar en ningún momento la labor del docente, lo cual provoca la tendencia de perdida de ilusión y animo en este colectivo.

- Solución : Intervención desde asociaciones, sindicatos, organizaciones, etc.. con el fin de que la sociedad tome conciencia de la importancia de la función docente.

Conflictos escolares.

En la actualidad son cada vez más los casos de indisciplina en los centros escolares, agresiones alumno-alumno, profesor-alumno, padres- profesores.

- Solución: Formar al profesorado en la adquisición de técnicas de resolución de conflictos: uso adecuado de la comunicación, técnicas grupales y métodos de resolución de problemas. Recuperación de la autoridad por parte del profesorado.

Nuevas tecnologías.

- La presencia de las nuevas tecnologías en los centros es hoy una realidad lo que supone que el profesorado debe adaptarse a los avances tecnológicos, a pesar de que en la mayoría de los casos, esta tarea resulta dificultosa, desarrollando incluso sentimientos de incompetencia ante el uso de dichos medios y de frustración ya que los alumnos poseen un mayor dominio de los mismos.

- Solución: Desarrollar programas de formación del profesorado en el ámbito de las nuevas tecnologías con el fin de que adquieran un adecuado dominio de las mismas.

A continuación de forma general pasaré a definir los tipos de estrategias que podemos emplear para afrontar el estrés teniendo en cuenta el nivel de intervención:

Estrategias Individuales:

Será necesario que los docentes:

- Realicen ejercicio físico tras la jornada escolar, pues acabarán mentalmente agotados pero físicamente activos, sus cuerpos estarán en tensión y necesitarán ejercicio físico para liberar esa tensión y relajarse.
- Adquieran el aprendizaje de técnicas de relajación y autocontrol.
- Aprendan técnicas de resolución de conflictos.
- Desarrollen habilidades sociales, motivacionales, asertivas y de comunicación, así como dinámicas de grupos.
- Realicen una adecuada organización del tiempo de trabajo.
- Planifiquen actividades de ocio y tiempo libre.

Estrategias Sociales.

- Aquellas que favorezcan el apoyo entre docentes, amistades y familiares.

Estrategias Organizacionales:

- A través del desarrollo de programas y actividades destinadas al tratamiento y prevención del estrés.

A modo de conclusión destacaré que las Administraciones Educativas deberían de mostrar una mayor preocupación por esta situación que está afectando al profesorado y repercutiendo en el proceso de enseñaza- aprendizaje del alumnado, y por tanto valorar la importancia de la labor docente pues la educación de la sociedad del futuro depende de ellos.
4 Comentarios
Ratio
Germán José Vilella Parra
Hace 3 años y 3 meses
Cuando yo me eduqué (y muy bien, por cierto) en mi clase había 40 alumnos en 3º de EGB y cifras similares hasta terminar el bachillerato. De mi generación salieron grandes pensadores, profesionales, intelectuales y humanistas. No había problemas de indisciplina. Ahora si un profesor no tiene menos de 20 alumnos, 14 pagas y 4 meses de vacaciones ya no puede educar... algo falla.
profesor de educaciön general bäsica con menciön en tecnologïa y medio ambiente
juan carlos rojas tamayo
Hace 5 años y 4 meses
se deben disminuir la cantidad de alumnos en las salas de clases, los alumnos cada año que pasa su comportamiento es mas negativo frente a sus deberes y comportamiento dentro de los colegios y los padres no apoyan a los docentes muchas veces atacan con insultos e incoherencias mirando al profesor como enemigo, así los alumnos se sienten con derecho a hacer lo que quieren con los profesores.
nieves
Hace 7 años
me parecen muy buenas esas medidas ya que los maestros sufren de mchas tension es las aulas las cuales le generan mucho estres.espero que sigan haciendo esas recomendaciones y que sobre todo los maestros la pongan en practica.
hermenegildo
Hace 7 años y 9 meses
deberian los docentes conocer esta propuesta y asi se mejoraria la relacion en todos sus ambitos
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último