España necesita más docentes formados para impartir clase en lenguas extranjeras

Noticia

Según el último informe de la red de información sobre educación en Europa (Eurydice), España necesita profesorado con formación adecuada para impartir asignaturas generales en lengua extranjera. España es uno de los pocos países europeos que exige un certificado suplementario al docente para comprobar sus conocimientos de la lengua en la que va a enseñar y, a su vez, uno de los pocos que recompensa a los docentes de este tipo de clases.

  • 25/01/2006

  • Valora

  • Deja tu comentario
España necesita más profesores formados para impartir asignaturas generales, como historia o geografía, en una lengua extranjera, según el último informe de la red de información sobre educación en Europa (Eurydice). El estudio pasa revista por primera vez a la enseñanza de contenidos generales en un idioma extranjero, regional o minoritario, en los colegios de treinta países europeos (los de la Unión Europea, así como Islandia, Liechtenstein, Noruega, Rumanía y Bulgaria). Sobre España, revela que los principales obstáculos para la generalización de este tipo de enseñanza es la ausencia de docentes cualificados y el elevado coste de la puesta en marcha de esa formación.

Según el informe, aunque en España estas iniciativas comenzaron ya hace un par de décadas y en los últimos años han surgido nuevas acciones, "haría falta un mayor número de profesores especialmente formados en esta metodología" para ampliar la aplicación del sistema en la red escolar. En la actualidad hay en el país dos modalidades de enseñanza de contenidos curriculares en al menos dos lenguas, que se imparten tanto en primaria como en secundaria.

La primera, iniciada en la década de los ochenta, consiste en la enseñanza de contenidos en castellano, que se complementa con la enseñanza en un idioma cooficial (vasco, catalán, valenciano y gallego). La segunda, que comenzó en los noventa, compagina la enseñanza en castellano o en la lengua oficial de la comunidad autónoma con los idiomas extranjeros.

Según el informe, España es uno de los pocos países europeos - junto con Francia, Bélgica, Finlandia, Eslovenia y Hungría- que exige un certificado suplementario al docente para comprobar sus conocimientos de la lengua en la que va a enseñar una o varias materias del programa de estudios. También es de los pocos, junto con los estados de Europa central y oriental, que recompensan a los profesores que imparten este tipo de clases, lo que, según las comunidades autónomas, puede traducirse en una reducción de la carga lectiva o en un aumento salarial.

Aunque desde hace algunos cursos varios centros, públicos y concertados de Catalunya imparten asignaturas en inglés, el Departament d´Educació puso en marcha este año un programa experimental de lenguas en 100 centros, 70 de primaria y 40 de secundaria.

Lenguas extranjeras en Europa
Dinamarca, Grecia, Chipre, Liechtenstein, Portugal e Islandia no cuentan aún con programas de enseñanza en lenguas extranjeras, según el informe. Otros siete países ofrecen la posibilidad de un aprendizaje trilingüe, combinando la lengua nacional y extranjera (España, Letonia y Luxemburgo) o el idioma nacional, otro extranjero y una lengua minoritaria (Estonia, Letonia, Holanda, Austria y Suecia).

Según el informe, el inglés, el francés y el alemán son los idiomas extranjeros más elegidos para impartir esas clases. En general, los centros escolares son libres de elegir la asignatura o asignaturas que se impartirán en otro idioma, tanto a nivel primario como secundario. En la enseñanza secundaria, una docena de países facilita esa enseñanza en las asignaturas científicas o ciencias sociales.

Obstáculos para el profesorado
En el marco del "Plan de acción sobre aprendizaje de lenguas y diversidad lingüística", la Comisión Europea ha impulsado un proyecto que incluye un estudio sobre los obstáculos del profesorado de lenguas extranjeras para perfeccionar en el extranjero el idioma aprendido. La Comisión Europea ha encargado el estudio a un equipo de investigación de la Universitat Oberta de Catalunya, dirigido por el profesor de Humanidades Miquel Strubell, el sociólogo galés Glyn Williams y la directora del Centro de Recursos para Lenguas Extranjeras del Departament d'Educació de la Generalitat de Catalunya. Los resultados del estudio se harán públicos en una página web que se lanzará en noviembre mediante una campaña activa en toda Europa.

Deja tu comentario
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece