Soldador

Descripción
Los soldadores unen piezas de metal mediante la aplicación de un calor intenso. Son responsables de preparar el metal y del cuidado de las herramientas de soldar el metal.
Actividades laborales
Los soldadores unen piezas de metal mediante la aplicación de un calor intenso. El calor funde el metal para convertirlo en líquido, que luego se solidifica.

El soldador puede tener que ajustar las piezas que debe soldar en el banco de un taller, o directamente en una obra de construcción. Mantienen los metales unidos mediante plantillas y aplican las soldaduras.
Los soldadores pueden utilizar técnicas manuales o mecanizadas. Por lo general, utilizan un arco eléctrico (el área brillante y caliente que queda entre la punta del electrodo y el metal) o una llama de gas para fundir el metal. Para la fabricación y la producción de resistencia eléctrica pueden utilizar rayos de alta energía (tales como haces de electrones y rayos láser) o de fricción.

Hay cuatro procesos principales de soldadura manual. En la soldadura manual por arco metálico, los soldadores utilizan un arco entre la varilla de metal y la pieza de trabajo, y ambos se funden para formar un charco de soldadura. La cubierta de la varilla se funde para formar gas y un subproducto del proceso de soldadura, que protege el baño de soldadura hasta que se haya enfriado.

La soldadura de oxiacetileno se basa en la combustión de oxígeno y acetileno (un tipo de gas) para formar una llama muy caliente.

En la soldadura de gas inerte de metal, los soldadores utilizan un gas inerte (un gas que no reacciona con ninguna otra sustancia) para proteger el arco y el charco de soldadura.

En la soldadura con tungsteno, similar a un gas inerte, utilizan el tungsteno para unir magnesio, aluminio, acero inoxidable y titanio.

Los soldadores siguen dibujos técnicos o instrucciones, y buscan la mejor posición y el mejor ángulo que deben adoptar para trabajar (de rodillas, sentado, de pie o acostado).

Pueden ensayar una soldadura difícil y los movimientos que deben realizar para asegurarse de que pueden mantener la posición mientras trabajan. Primero, se preparan y limpian la superficie que van a soldar. Adaptan la boquilla de la antorcha de soldadura o el electrodo apropiado, ajustan la corriente, conectan y encienden el arco, y empiezan a soldar.

Las soldaduras pueden ser horizontales o verticales, en un ángulo, en una curva, o alrededor de un tubo grande. Los soldadores pueden trabajar desde arriba, desde un lado o desde debajo de la soldadura y, a veces, en lugares muy incómodos y apretados.

La seguridad es vital para realizar soldaduras fuertes, por lo que hay inspectores que pueden comprobar las soldaduras realizadas mediante el uso de rayos X, ultrasonidos o pruebas de tinción. Si descubren grietas, porosidad u otros errores, los soldadores tienen que reforzar la soldadura o hacer el trabajo de nuevo.

Además de las técnicas manuales, algunos tipos de soldadura están mecanizadas o hechas por robots, especialmente en las industrias que producen artículos a gran escala, como la industria del motor.

Allí, los técnicos configuran las máquinas que después son controladas por los soldadores. Existen otros procesos de soldadura más especializados, tales como la soldadura por resistencia, la soldadura por láser, la soldadura por haz de electrones y la soldadura de estado sólido.

Los soldadores usan ropa de protección (casco, mono, botas, delantales, guantes y gafas tintadas). El ambiente puede resultar muy ruidoso, por lo que los soldadores pueden necesitar auriculares protectores.
Perfil profesional
Un soldador necesita:
  • Capacidad para trabajar con gran exactitud.
  • Tener las manos fuertes.
  • Capacidad de concentrarse en el trabajo de soldadura durante mucho tiempo seguido.
  • Buena vista y buen oído (para detectar variaciones en los ruidos y crujidos de los materiales).
  • Aptitud física para levantar y transportar el equipo, subir escaleras y meterse en espacios reducidos.
  • Ser capaz de trabajar sin demasiada supervisión.
  • Ser capaz de seguir instrucciones técnicas con exactitud y de seguir los procedimientos de seguridad en todo momento.
  • Buena coordinación mano-ojo.
  • Conocimiento técnico de los diferentes materiales que se pueden utilizar.
  • Conocimiento de los procedimientos de salud y seguridad.
  • Buenas habilidades de comunicación, ya que puede que tenga que trabajar con otros artesanos, como trabajadores del metal y chapistas.

Competencias
  • Buen conocimiento sobre la salud y la seguridad en este sector.
  • Buena coordinación.
  • Buena forma física.
  • Buena vista.
  • Capacidad de buena concentración.
  • Capaz de entender diagramas y dibujos técnicos.
  • Capaz de seguir normativa en materia de salud y seguridad.
  • Capaz de trabajar con las manos de forma habilidosa.
  • Capaz de utilizar herramientas.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades prácticas.
  • Mezcla metales.
  • Opera maquinaria.
  • Preciso.
  • Presta una atención especial a la normativa en seguridad y salud.
  • Pulso firme.
  • Trabaja en equipo.
  • Usa dibujos técnicos y planos.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados