Oceanógrafo

Descripción
Los oceanógrafos estudian los mares y océanos, y la forma en que interactúan con la tierra y la atmósfera. Recogen datos en el mar y llevan a cabo investigaciones de laboratorio, desarrollando sus conocimientos físicos, químicos y biológicos sobre los océanos. Los oceanógrafos aplican sus conocimientos para ayudar a que la sociedad haga un uso responsable de los recursos marinos, y para controlar y reducir el riesgo de incurrir daños al medio ambiente.
Actividades laborales
Los oceanógrafos llevan a cabo la mayor parte de sus investigaciones en los laboratorios, y también trabajan en alta mar. Recogen los datos proporcionados por las embarcaciones de investigación, y por las boyas y flotadores equipados con instrumentos y mecanismos robóticos. Los oceanógrafos también pueden hacer uso de imágenes de satélite, tecnología acústica y registros sísmicos.

Aparte del trabajo de laboratorio, los oceanógrafos también trabajan en alta mar realizando trabajo de campo, a bordo de los buques de investigación y plataformas marinas. Podrían salir en un barco para medir la temperatura o la salinidad (contenido de sal) de un océano, por lo que pueden pasar seis o siete semanas en el mar, por ejemplo.

En el laboratorio, los oceanógrafos usan tecnologías sofisticadas para analizar las muestras. Hacen cálculos matemáticos y físicos, y utilizan sistemas informáticos para modelar y predecir factores, tales como la temperatura de los océanos, los patrones de migración de peces y el movimiento de las mareas negras.

Hay cuatro áreas de especialización principales dentro de la oceanografía:
  • Oceanografía física.
  • Oceanografía química.
  • Biología marina.
  • Oceanografía geológica.

La mayoría de los oceanógrafos se especializan en una de estas áreas. Sin embargo, muchos utilizan habilidades y conocimientos de más de un área en su trabajo. La mayoría de los laboratorios están formados por oceanógrafos de especialidades diferentes.

Los oceanógrafos físicos estudian condiciones, tales como la temperatura, la densidad marina, las mareas, las corrientes y el oleaje.

Pueden aplicar sus conocimientos en la industria de petróleo y la exploración de gas. Por ejemplo, estudian la altura de las olas y las mareas, y utilizan sus resultados para ayudar a decidir el lugar apropiado para construir plataformas petroleras en alta mar.
Los oceanógrafos físicos pueden ayudar a localizar los recursos de petróleo, gas y minerales, sobre o debajo del lecho marino, mediante el uso de técnicas geofísicas, tales como estudios sísmicos.

Aplican sus conocimientos sobre la energía de las olas para ayudar a minimizar la erosión costera, e investigan las olas y las mareas como fuente de energía alternativa a los combustibles fósiles.

Un área importante de la investigación es el cambio climático. El océano ejerce un gran impacto en el clima global porque el mar almacena calor. Comprender el océano permite a los oceanógrafos trabajar en colaboración con los meteorólogos para dar consejos sobre el cambio climático, el calentamiento global y el ascenso del nivel del mar.

Los oceanógrafos químicos y geoquímicos se dedican a la investigación de la composición del agua de mar, los sedimentos y los organismos marinos del fondo del mar. Los oceanógrafos químicos estudian la interacción entre los productos químicos en el agua de mar y el medio ambiente.

Por ejemplo, estudian el comportamiento de los contaminantes químicos y sus efectos sobre las cadenas alimentarias marinas, lo que ayuda a controlar y prevenir el daño a los ecosistemas.

El seguimiento del movimiento de los productos químicos también ayuda a entender la forma en la que las corrientes oceánicas mueven el agua del mar.

Oceanógrafos que se especializan en el estudio de la biología marina en todas las formas de vida marina, desde el plancton hasta los peces más grandes y mamíferos marinos. Estudian la forma en la que los organismos marinos se desarrollan e interactúan entre sí y con su medio ambiente.

Pueden realizar estudios a largo plazo sobre comportamiento animal, o sobre los procesos oceanográficos y sus efectos sobre los hábitats y las especies.

Algunos biólogos marinos aplican sus conocimientos en la resolución de problemas, sobre todo relativos a la conservación y protección de especies en peligro de extinción. Por ejemplo, estudian la cría de peces y los hábitos de migración para asegurarse de que una especie en particular no está sometida a una pesca abusiva que pueda hacer disminuir su población de forma importante.

Los oceanógrafos geológicos estudian las rocas, los minerales y los procesos geológicos que ocurren el fondo del mar. Sus estudios ayudan a entender los orígenes de la Tierra y la evolución, incluyendo los climas del pasado.

Los oceanógrafos geológicos se dedican a detectar los suministros de petróleo, gas y minerales, y pueden dar consejos sobre la idoneidad de un área en concreto para la instalación de cables, tuberías o túneles, o para el enterramiento de residuos en alta mar.

Los modelos de computadora son importantes para la oceanografía, ya que permiten a los oceanógrafos crear simulaciones de los sistemas oceánicos.
Perfil profesional
Para ser oceanógrafo se necesita:
  • Una mente inquisitiva y fuertes habilidades de observación.
  • Un enfoque preciso y metódico del trabajo de investigación.
  • Paciencia para repetir los experimentos varias veces.
  • Habilidades matemáticas y estadísticas para analizar y explicar experimentos.
  • La capacidad de utilizar una amplia variedad de equipos y tecnología.
  • Conocimientos de informática para analizar los resultados y los procesos de modelado oceánico.
  • Disponibilidad para trabajar por cuenta propia en proyectos de investigación y trabajo de campo.
  • Fuertes habilidades de trabajo en equipo para trabajar junto con otros científicos y técnicos.
  • La capacidad de explicar sus resultados de forma clara y concisa, incluso en informes escritos.
  • Disponibilidad para viajar y pasar tiempo en alta mar.
El interés por las cuestiones ambientales resulta cada vez más importante en este trabajo.
Competencias
  • Analiza resultados obtenidos de sondeos sísmicos.
  • Aptitudes matemáticas.
  • Aptitudes para la microscopia y el microanálisis.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Asesora sobre dónde situar las plataformas petrolíferas.
  • Asesora sobre la exploración de recursos naturales.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Conocimientos en cuestiones ambientales.
  • Especializado en identificación de campo y taxonomía.
  • Estudia imágenes de satélite.
  • Estudia la interacción entre los productos químicos y los organismos marinos.
  • Habilidad para la estadística.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades en laboratorio.
  • Habilidades informáticas.
  • Innovador.
  • Investiga recursos alternativos de energía.
  • Lleva a cabo investigaciones sobre el cambio climático y la subida del nivel del mar.
  • Metódico.
  • Paciente.
  • Planifica y realiza trabajo de campo.
  • Preciso.
  • Realiza investigación mediante equipos de sondeo y de sónar.
  • Recoge e interpreta datos obtenidos con equipamiento de fibra óptica.
  • Recoge e interpreta datos obtenidos con vehículos teledirigidos.
  • Recoge y analiza datos de boyas y flotadores.
  • Recoge y analiza datos de los barcos de investigación.
  • Registra la cantidad y el tipo de especies de una zona.
  • Sensato.
  • Sigue la pista del movimiento de la contaminación química en el mar.
  • Supervisa y dirige un equipo de técnicos de laboratorio.
  • Usa ordenadores para hacer simulaciones del cambio climático global.
  • Usa software para modelar y prever los procesos oceánicos.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados