Mitos a desmontar y aspectos a observar al visitar un colegio privado

Juan José Millán Estañ,
Jefe del Departamento de Orientación de CS Madrid
26/05/2016

 
Cuando unos padres aparecen por la puerta de un Colegio Privado, una de las cosas que van a recibir es información. Quizá en unos casos sobreinformación. Muy probablemente le llenen las manos con preciosos folletos con niños con expresiones forzadas aparentando realizar actividades del día a día.
 
Le van a contar muchas, muchas… muchísimas cosas sobre el equipamiento tecnológico de las aulas (pizarras digitales, tabletas, campus virtual, tecnología de comunicación, etc.), sobre el bilingüismo o plurilingüismo que está presente en el Colegio (de este Colegio salen con un C1 de Inglés y un B2 de francés, etc.) incluso de idiomas de reciente irrupción en educación como es el caso del chino (comienzan a verse algunas asignaturas curriculares en las que se trabaja esta lengua así como extraescolares) o el árabe en algunos casos. Muy probablemente le lleven a su gimnasio, o como recientemente comienzan a llamarse, polideportivo, donde le contarán los éxitos de sus múltiples equipos deportivos, la importancia del deporte, etc. Realizará un tour por laboratorios equipados con una fantástica tecnología, aulas bien iluminadas con grandes ventanas, mesas que facilitan la disposición del alumnado en muy diferentes agrupaciones, etc.  Puede ser que le lleven a ver una clase, entre edificios llenos de carteles y manualidades realizadas por los niños, y les contarán también algunas cosas sobre algún valor que se trabaje en el Colegio. Un dato que le darán es la tasa de aprobados en las pruebas de acceso a la Universidad, aunque su hijo tenga 6 años y esa prueba esté destinada a la extinción…
 
En muchos casos, tras una visita de este estilo, saldrá impresionado del gran Colegio que acaba de visitar. De las grandes oportunidades que su hijo va a tener si estudia en él. Del elevado número de aprobados en la PAU que presenta ese gran Colegio… ¿Es oro todo lo que reluce? No. Desmontemos algunos datos y elaboremos preguntas de interés…
 
Mito 1: Aprobados en PAU. No dude en pedir explicaciones sobre este dato. "En este Colegio tenemos una tasa de aprobados del 95%" escuchará. Muy bien, pero el 95% es un dato que hacer referencia a los alumnos que se presentan a la PAU, de los alumnos que inician segundo de Bachillerato, de los alumnos que inician el Bachillerato, de los que inician la Secundaria o de los que inician Primaria? Obviamente el valor de esa cifra no es el mismo. Igual se han presentado sólo 10 a esa prueba de 60 que han iniciado segundo de Bachillerato. Enriquezca la pregunta interesándose por cuántos estudiantes consiguen estudiar la carrera que desean. A ver qué le contestan. Si le contestan que no lo saben, no se alarme. En algunos Colegios no se esfuerzan en estos temas.
 
Mito 2: Tecnología: Tenemos la última tecnología al alcance. Muy bien: ¿qué hacen con ella? ¿Cómo la usan? ¿Los alumnos la usan en clase? ¿Necesitan dispositivos digitales para la clase? ¿Llevan a cabo clases invertidas? ¿Ofrecen algún programa de competencia digital al alumnado? ¿Y a los padres nos forman para apoyarles? Les enseñan a diseñar un PLE (Personal Learning Environment o Entorno de Aprendizaje Personal) basado en TICs (Tecnologías de la Información y Comunicación)? ¿Hacen uso de Redes Sociales en el Colegio? ¿Con alguna finalidad más que la meramente publicitaria? ¿Hay un plan de tecnología o se compra sin una idea clara lo último que sale (piense qué van a hacer con su dinero)? Abordar este tema sin duda le dará mucha luz de cara a recoger información útil.
 
Mito 3: "Nuestra moderna metodología…" ¿Pero se pasan todo el día sentados? ¿Por qué es moderna? Busque un Centro que individualice al máximo la enseñanza. Que se centre en que el protagonista no sea más que el aprendizaje y el alumno. En el que haya respuestas educativas para las dificultades y en el que no se siga una línea estándar que hará que algunos se adapten y obtengan éxito y otros queden fuera de esta línea y fracasen estrepitosamente, no por aspectos personales, sino por no adaptarse a la metodología. Niños que fracasan con algunas metodologías tendrían éxito con otras bien distintas.
 
De entre las muchas cosas que tal vez no le cuenten, le sugiero los siguientes aspectos a observar (preguntar) en su visita al Centro. No olvide preguntar por:
                   
El punto anterior nos conduce al proceso de admisión: ¿exámenes de nivel? ¿entrevistas personales? ¿un día en clase? ¿Qué documentos piden? ¿Son útiles? ¿Para qué se piden? ¿No piden nada salvo sus datos bancarios? Valore el proceso que debe seguir su hijo para incorporarse a la institución en cuestión. Este proceso será una fiel muestra de cómo es el Colegio y del alumno que desea tener.
 
Elegir Colegio es una tarea importante con cierta carga de frustración. No se deje guiar por comentarios anónimos en Internet, ya sean positivos o negativos. Muchas empresas ya saben que Internet es un lugar donde conseguir alumnos, ensalzando sus mejores cosas o hundiendo a otros Colegios a través de comentarios negativos y descalificantes.
 
Ánimo con esta tarea. Por una lado dura, pero por otro está llena de encanto y, sin la menor duda, pasará a formar parte de su caja de los recuerdos que evocará con melancolía dentro de algunos años.
 
¿Te ayudamos a encontrar tu curso ideal?
Nuestro buscador encuentra hasta 3 cursos
que encajan mejor con tus características
Rellenar con FacebookRellenar con Facebook
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
CAPTCHA
Change the CAPTCHA code
Escribe los caracteres
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último