Artículo de opinión
PuntuarPésimoMaloNormalMuy BuenoExcelente

TIC, sí, pero CON-sentido

Anna Blázquez Abella,
Responsable del Departamento de Acción Digital (Proyectos TIC) de la Fundació Pere Tarrés (Barcelona)
21/10/2013
Antes de preguntarnos si las TIC deben adaptarse a la metodología y actividades programadas o si debemos reconducir la clase en función de las TIC disponibles, es imprescindible reflexionar sobre qué deseo transmitir a mi alumnado para que pueda hacer frente a los retos de su futuro, para que pueda ser y pensar de forma autónoma y crítica.

Está claro que las TIC son un recurso más y un componente motivador siempre y cuando se utilicen con sentido y con una finalidad concreta. La educación se compone de un conjunto de elementos que forman parte de un todo y cuyo eje central es el alumno. Nuestra función como docentes es la de acompañar en el proceso de enseñanza-aprendizaje al alumnado para que pueda comprender, emprender, aprender, compartir y expresarse. En definitiva, lograr combinar de la mejor manera posible una metodología, unos recursos, unas técnicas, unos agentes…para alcanzar el objetivo principal, educar al alumnado para que sea un ciudadano integral.

Las TIC, en este sentido, pueden estar presentes en este planteamiento, entre otras cosas, porque vivir en nuestra sociedad implica desarrollar una serie de competencias digitales. Estamos rodeados de tecnología y la utilizamos en nuestra vida cotidiana. Entonces, ¿por qué no va a estar presente en nuestra aula? Se trata de observar en nuestro barrio, pueblo, ciudad… cómo se utilizan actualmente las TIC, y sobre todo, preguntar a nuestros alumnos y alumnas sobre el uso que hacen de ellas. Sin darnos cuenta veremos que gran parte del trabajo de inmersión en la tecnología ya se ha realizado.

Por lo tanto, si los contenidos (conocimientos, valores y normas) del aula los diseñamos para que el alumnado sepa afrontar los retos que la sociedad actual y futura le presenta, y en nuestra sociedad las TIC ya están presentes… tendremos que abrir el aula al exterior para que puedan entrar e incluso, salir a buscarlas en nuestro entorno más inmediato.

Si el centro no dispone de suficiente material TIC puede que encontremos otro centro o equipamiento del barrio que nos facilite su acceso. Qué mejor manera de enseñar al alumnado a compartir y participar en la sociedad que haciendo uso de un mismo espacio o desarrollando un proyecto común con los vecinos y vecinas del barrio.

Así que en algunos momentos reconduciremos la clase porque valoramos que disponemos de la tecnología adecuada para poder experimentar el conocimiento. En otros momentos, serán las TIC las que se adaptarán a un contexto determinado para dar soporte a nuestra explicación y facilitar la comprensión. Y en otros, prescindiremos de ellas. Siempre y cuando valoremos que es la vía más óptima para alcanzar nuestro objetivo. 

Hace unos meses leía que el rol del docente es similar al de un DJ (Disc Jockey), es la persona que mezcla contenidos para luego presentarlos. Y yo añadiría que también es el que encuentra diferentes metodologías y recursos para cada momento con ayuda de su alumnado. La introducción de las TIC en nuestro currículum no debe asustarnos. Al contrario, se pueden considerar una oportunidad que nos va a permitir aprender y cambiar nuestro rol, incluso, en algún momento llegaremos a ser los alumnos de nuestros alumnos.

En uno de los proyectos que lleva a cabo la Fundación Pere Tarrés donde intervienen no sólo el alumnado de 4º de ESO de diferentes institutos de educación secundaria sino también las personas mayores del barrio, se plantean retos vinculados a una temática concreta. El curso pasado, por ejemplo, tenían que mostrar el uso de las TIC de los jóvenes y las personas mayores a través de la fotografía. Cada grupo decidió el tipo de dispositivo que utilizaría para captar las imágenes. Tenían total libertad siempre y cuando cumplieran con dos objetivos. El primero era el de enseñar el uso del dispositivo y edición de imágenes a la persona mayor. El segundo, explicar a través de la imagen cómo se utilizan las TIC en el barrio.

En este caso los dispositivos utilizados fueron diversos, desde una cámara fotográfica hasta un móvil o una tableta. Todos facilitados por los mismos participantes. En este proyecto el rol de los docentes implicados era el de pensar la manera de relacionar el contenido de su asignatura con el proyecto. Además de trabajar en equipo junto con la persona formadora que acompañaba a los participantes y que se encargaba, entre otras cosas, de asentar las bases del uso seguro y responsable de las TIC.

Con este ejemplo se pone de manifiesto que las TIC pueden mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje, siempre y cuando por un lado, se utilicen con sentido y por otro lado, se dé la oportunidad al alumnado para que pueda reflexionar sobre el dispositivo que utilizará y el uso que le dará para conseguir el reto propuesto por el docente.

En definitiva, las TIC conforman un conjunto de herramientas que pueden facilitar la adquisición del conocimiento y competencias siempre y cuando se hayan tenido presentes en la definición de los objetivos y replanteado el modelo de enseñanza-aprendizaje a implementar.
Categorías

Comentar

Nombre
Correo (No se mostrará)
CAPTCHA
Change the CAPTCHA code
Escribe los carácteres
Título
Comentario Límite 500 carácteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
PUBLICIDAD