Artículo de opinión
PuntuarPésimoMaloNormalMuy BuenoExcelente

Consumo responsable de juegos y juguetes

Laia Mestres i Salud. Redacción de Educaweb.com
18/12/2006
En esta época del año aumenta considerablemente el consumo de juegos y juguetes, que en ocasiones se suele sobrepasar el 70% de las ventas anuales. Esta afirmación no implica ninguna novedad, es bien sabido que los regalos están ligados al consumismo y las fiestas de Navidad es uno de los mejores momentos del año para regalar juegos y juguetes.

A menudo, los consumidores se ven desbordados por la publicidad; los niños piden los regalos que ven en los anuncios y las familias deben poner en práctica todos los consejos para ofrecer un juguete divertido, motivador y educativo. Por si esto fuera poco, a los criterios de búsqueda del regalo adecuado se le añade un concepto: el consumo responsable.

¿Qué entendemos por consumo responsable?

Antes de centrarnos en el consumo responsable específico de juegos y juguetes, debemos situar este concepto. Al navegar por Internet nos encontramos muchas páginas dedicadas a dar a conocer el consumo responsable. La mayoría de ellas hacen referencia consumo ecológico y desarrollo sostenible.

En este sentido, entendemos el consumo responsable como las acciones que contribuyen a evitar la degradación del medio ambiente y favorecen el equilibrio entre productos, productores, consumidores, etc.

Pero, cuando hablamos específicamente de los bienes u objetos que adquirimos nos estamos fijando en el papel fundamental del consumidor a la hora de elegir entre diversas opciones. Consumir de forma responsable implica valorar los productos que tienen en cuenta la justicia social, la ética y la solidaridad, y la protección del medio ambiente. Aunque no seamos conscientes de ello, cuando consumimos colaboramos en todos los procesos que hacen posible el objeto o servicio consumido; el consumo responsable consiste en valorar estas repercusiones en el momento de elegir un producto.

En esta línea, tenemos los productos del denominado Comercio Justo, que según una definición de la Asociación Europea de Comercio Justo (EFTA), se trata de una iniciativa que intenta corregir algunos de los perjuicios que padecen los pequeños productores y los trabajadores explotados.

Si analizamos toda esta información, podemos concluir que el consumo responsable es un concepto global que debe abarcar todos los ámbitos que nos afectan como consumidores: el medio ambiente, el desarrollo social, la producción y fabricación de productos… de esta manera, si individualmente fomentamos el consumo responsable lograremos que repercuta a nivel social.

Juegos, juguetes y consumo responsable

Si aplicamos el término Consumo Responsable a los juegos y juguetes, debemos tener en cuenta el origen del juguete (1) y consumo responsable desde el punto de vista del consumidor.(2)

1.- La fabricación de juguetes representa una parte importante de la industria y como tal, funciona de la misma manera que la fabricación de otros objetos. La mayor parte de los juguetes están formados por muchas piezas, cuya construcción puede llevarse a cabo en diferentes partes del mundo. Cuando observamos en el origen de los juguetes podremos ver que muchos de ellos provienen de países en vías de desarrollo. Como consumidores tenemos la opción de elegir aquellos productos que garanticen un trato respetuoso a los trabajadores que lo han realizado.

2.- Si nos fijamos en el punto de vista del consumidor la tarea es más sencilla; simplemente debemos esforzarnos en seguir una serie de recomendaciones que dirigen los especialistas a los consumidores.

La primera de estas recomendaciones es que, para hacer una buena elección de los juguetes, es fundamental preguntarse ¿Qué quieren los niños? ¿Qué necesitan? ¿Qué tienen? A partir de aquí se deben valorar otros aspectos: comprobar la procedencia del juguete, comparar precios entre diferentes establecimientos y asegurarnos que el juguete sigue los estándares de calidad de la Comunidad Europea. El resultado de ese proceso nos conducirá a hacer una mejor inversión y una buena contribución al desarrollo integral de los niños y niñas.

Estas dos perspectivas no son excluyentes, al contrario, un consumidor de juguetes responsable debe tener en cuenta las necesidades del niño, las características del juego, si el juguete ha sido producido garantizando el respeto a los trabajadores, etc.

Como educadores disponemos de materiales adecuados para trabajar en clase el consumo responsable, pero la principal recomendación que debemos tener en cuenta es aplicar las premisas del consumo responsable a nuestras compras habituales, de esta forma será más fácil formar introducir el concepto.

Las compras habituales y el consumismo

Finalmente, debemos tener en cuenta de qué forma podemos aplicar el consumo responsable a nuestras acciones cotidianas. Los expertos coinciden en varios puntos, pero quizás el más evidente es el que equipara una compra adecuada con una compra reflexiva. Para poder elegir bien un juguete es necesario reflexionar y evitar la compra impulsiva.

Durante las fiestas de Navidad es frecuente que los consumidores se dejen llevar por el ambiente festivo y los anuncios publicitarios y acaben comprando objetos de forma compulsiva. Según un estudio de DEP realizado en Cataluña en el 2004, cuando los niños y jóvenes escogen los regalos, lo hacen en función de los anuncios que aparecen en los medios de comunicación.

Estos datos, unidos al aumento de las compras por estas fechas, hacen que en esta época del año surjan diversas iniciativas que nos guían para evitar el consumo compulsivo. En este monográfico hemos querido mostrar algunas de ellas, como las propuestas de Ludomecum o el proyecto promovido por la Comunidad de Madrid: Consume Responsabilidad

Por último, queremos recoger unas recomendaciones básicas de La Agencia Catalana del Consum para hacer frente a las compras de Navidad, sin olvidar que la reflexión, la moderación y la planificación son las armas que tenemos para hacer frente al consumismo.

- Hacer un listado de las compras necesarias.
- Tener en cuenta el presupuesto del que se dispone
- Comparar precios y calidad
- Tener en cuenta los productos de Comercio Justo
- Tener en cuenta la edad y madurez de los niños cuando elegimos un juguete
- Valorar el contenido de los juegos y los aspectos educativos
- Vigilar que el juguete cumpla las normas de calidad de la Comunidad Europea
- Tener en cuenta aquellos juguetes que han sido realizados con materiales renovables


Laia Mestres i Salud
Redacción Educaweb.com
redac@educaweb.com.
Categorías

Comentar

Nombre
Correo (No se mostrará)
CAPTCHA
Change the CAPTCHA code
Escribe los carácteres
Título
Comentario Límite 500 carácteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
PUBLICIDAD