Descripción
Los técnicos metalúrgicos se dedican al estudio de los metales, incluyendo su estructura, producción y usos. Usan sus conocimientos para producir, procesar y aplicar los metales en áreas como la minería, la metalurgia, la ingeniería civil y la industria.
Funciones
Los técnicos metalúrgicos estudian y desarrollan usos de los metales y aleaciones, tales como acero, hierro, níquel y aluminio. Investigan y desarrollan el uso de metales en una serie de áreas, incluyendo la ingeniería civil, y las industrias aeronáutica, del motor y de defensa.

Los técnicos metalúrgicos están involucrados en el diseño y producción de estructuras de gran tamaño, como fábricas de aviones y de productos químicos, así como pequeñas piezas de metal y productos similares, como cuchillas de afeitar, piezas de fundición y prensas.

Se especializan en los campos de la química, la física y la metalurgia.

Los técnicos metalúrgicos químicos estudian la química de los metales, incluyendo la manera de extraer del mineral y de reciclar chatarra de productos obsoletos.

También prueban metales para detectar signos de corrosión, por ejemplo, en las industrias aeronáutica, nuclear o del petróleo y la gasolina. Producen planos para supervisar y poner a prueba la corrosión de los metales, y a menudo se dedican a la reparación de dichos equipamientos.

Los técnicos metalúrgicos físicos estudian la reacción de los metales ante diferentes condiciones, incluyendo la temperatura, la presión y el estrés. En muchas industrias, los metales de alto rendimiento son vitales. Los metales utilizados en la industria aeronáutica, por ejemplo, deben ser fuertes, ligeros y resistentes.

Investigan signos de debilidad causada por los efectos graduales de estrés (fatiga del metal). Pueden utilizar distintas técnicas para estudiar la estructura física de un metal y para evaluar su comportamiento ante diferentes condiciones.

Por ejemplo, podrían someter a un metal a temperaturas muy elevadas y luego utilizar radiaciones X para detectar si el metal ha cambiado su estructura interna.

Los técnicos metalúrgicos físicos controlan la configuración de métodos, tales como la fundición, y de procesos de unión, tales como las soldaduras.

Independientemente del lugar donde trabajen, los técnicos metalúrgicos utilizan tecnologías sofisticadas, incluyendo el láser para cortar los metales. También trabajan con una gran cantidad de datos teóricos, y pueden usar ordenadores para producir modelos estructurales de los metales y de los procesos que actúan sobre ellos.

Los técnicos metalúrgicos contactar directamente con los clientes, por ejemplo, para explicarles los usos de una aleación nueva. También pueden asesorar equipos de ventas y marketing. Los técnicos metalúrgicos puede que deban viajar a otros países para atender a clientes internacionales.

Suelen trabajar en equipo, junto con ingenieros, químicos, y científicos y técnicos de otros materiales.
Perfil profesional
Para ser técnico metalúrgico se necesita:
  • Conocimientos de física y química.
  • Interés por la industria manufacturera y de procesamiento.
  • Habilidades numéricas, incluyendo la capacidad de utilizar las estadísticas para analizar experimentos y procesos del modelado.
  • Afán investigador y un enfoque metódico para hacer experimentos.
  • Capacidad para utilizar equipamientos y técnicas sofisticadas, incluyendo ordenadores y máquinas de rayos láser.
  • Estar preparado para trabajar en condiciones calurosas y ruidosas.
  • Capacidad para comprender y seguir los procedimientos de salud y seguridad en esta industria.
Los técnicos metalúrgicos que se dedican a la investigación deben estar dispuestos a aprender y desarrollar nuevos conocimientos y a mantenerse al día con los avances tecnológicos que se producen a escala internacional.

Los técnicos metalúrgicos suelen trabajar con otros técnicos y científicos, y con departamentos de ventas y marketing. Esto significa que necesitan habilidades de trabajo en equipo, y un conocimiento profundo del mercado en el que se utiliza su metal o producto.
Competencias
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de dar información compleja de un modo directo.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Comprueba cómo reaccionan los materiales bajo diferentes condiciones.
  • Crea un modelo por ordenador de la estructura interna del material.
  • Experto en fundición y soldadura.
  • Extrae un metal de su mineral.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades en laboratorio.
  • Habilidades informáticas.
  • Innovador.
  • Investiga la fatiga de los metales.
  • Investiga y desarrolla el uso de metales.
  • Investigador.
  • Lleva a cabo una serie de estrategias para prevenir la corrosión.
  • Lleva registros con precisión.
  • Metódico.
  • Observador.
  • Preciso.
  • Sensato.
  • Supervisa y dirige a un grupo de técnicos en materiales.
  • Utiliza láser para cortar metales.
  • Visita a los clientes para tratar sobre sus requerimientos técnicos.
Estudios
A continuación se relacionan algunos de los estudios que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.