Descripción
Los técnicos de instalaciones de gas instalan, mantienen y reparan aparatos y sistemas de gas en hogares y locales de negocios.
Los aparatos incluyen calentadores de gas, cocinas, contadores, calderas y sistemas de calefacción central.
También pueden trabajar con aparatos e instalaciones comerciales e industriales.
Funciones
Los técnicos de instalaciones de gas acuden normalmente al primer trabajo del día directamente desde su casa. Suelen recibir los trabajos de la jornada por ordenador o teléfono.

Recogen el material y las piezas de recambio que necesitan del proveedor de calefacción local o directamente de puntos de recogida. Suelen usar un ordenador portátil para estar en contacto con un centro de servicio y solicitar piezas de recambio.

Muchos técnicos de instalaciones de gas realizan visitas de servicio rutinarias para clientes que disponen de contractos de servicio con la compañía.

Usan un teléfono móvil para estar en contacto con su centro de operaciones. El personal de oficina o del taller de reparaciones pueden llamar a los técnicos de instalaciones de gas para informarles de trabajos de emergencia o de la llegada de piezas de recambio.

Cuando llegan a las instalaciones de un cliente, los técnicos de instalaciones de gas prueban los aparatos a fondo, prestando mucha atención a los procedimientos de seguridad. Detectan y reparan averías, a menudo en dispositivos complejos. Por ejemplo, pueden probar la chimenea de una caldera y asegurarse de que existe una ventilación correcta con el fin de que los humos tóxicos no puedan acceder a la estancia.

También pueden usar ordenadores portátiles para realizar diagnósticos de averías.

Retiran el dispositivo, lo limpian y reparan o sustituyen las piezas averiadas. También se encargan de los controles y programadores electrónicos.

Los técnicos de instalaciones de gas responden a las preguntas de sus clientes y les muestran la mejor forma de usar sus aparatos. También se encargan de generar las facturas.

En algunas ocasiones no pueden reparar un aparato, por ejemplo, debido a su antigüedad y a la ausencia de piezas de recambio. En ese caso, aconsejan al cliente la compra de un nuevo aparato. Pueden proporcionarles información al respecto o facilitarles el contacto de un representante de la empresa que puede hacerles una visita y prepararles un presupuesto.

También aconsejan a los clientes en temas de eficiencia energética y la mejor forma de mejorar sus sistemas de calefacción centralizada.

Los técnicos de instalaciones de gas normalmente viajan por el área local. Suelen llevar uniforme y mono de trabajo. Deben seguir normas de seguridad estrictas en todo momento.
Perfil profesional
Como técnico de instalaciones de gas necesitará lo siguiente:
  • Buenos conocimientos técnicos y habilidades manuales.
  • Una aproximación metódica, lógica y paciente para detectar y resolver problemas.
  • Ser capaz de seguir las normas de seguridad en todo momento, trabajando con cuidado y prestando mucha atención a los detalles.
  • La habilidad de planificar y organizar el trabajo.
  • Ser capaz de visualizar el resultado final de un trabajo, asegurando que es estético y que cumple con todos los estándares de seguridad.
  • La habilidad de trabajar por su cuenta y en equipo.
  • Seguir instrucciones y planes detallados.
  • Habilidades informáticas, ya que muchos instaladores de gas usan ordenadores portátiles para diagnosticar problemas y comunicarse con sus centros operativos.
  • Buenas habilidades de comunicación y de escucha.
  • Buenas habilidades de atención al cliente.
  • La habilidad de hacer las preguntas adecuadas y descubrir las necesidades de los clientes.
  • La habilidad de tranquilizar a los clientes, por ejemplo, si están enfadados o preocupados por la avería de un calentador durante el invierno.
  • Gozar de buena forma física, ya que deberá levantar dispositivos pesados, trepar para comprobar chimeneas, o trabajar en lugares pequeños e incómodos.
  • Suele ser necesario disponer de permiso de conducir. Es posible que le comprueben la vista, aunque no se trata de un requisito legal y del sector.
Competencias
  • Aptitudes para la escucha.
  • Aptitudes para trabajar en el servicio al cliente.
  • Buen sentido del color.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de calmar y tranquilizar a la gente.
  • Capaz de trabajar sin supervisión.
  • En forma físicamente.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades informáticas.
  • Habilidades prácticas.
  • Habilidades técnicas.
  • Instala, repara y realiza el mantenimiento de aparatos de gas comerciales y domésticos.
  • Metódico.
  • Permiso de conducir completo.
  • Posee aptitudes técnicas.
  • Prepara facturas, cobra.
  • Proporciona asesoramiento a los clientes sobre calderas de sustitución y mejoras de sistemas.
  • Purga sistemas de calefacción central a gas.
  • Realiza pedidos de piezas de repuesto.
  • Realiza tareas de mantenimiento rutinarias para clientes bajo contrato.
  • Sensato.
  • Utiliza software para diagnosticar fallos.
  • Utiliza un ordenador portátil para realizar pedidos de piezas de repuesto y enviar e-mails al centro de servicios.
Estudios
A continuación se relacionan algunos de los estudios que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.