Técnico informático de servicios de soporte

Descripción
Los técnicos informáticos de servicios de soporte trabajan en colaboración con ingenieros informáticos y ayudan a los clientes o compañeros de trabajo a hacer funciona equipamientos informáticos. Deben instalar, probar, mantener y actualizar los equipamientos y software informáticos.
Algunos técnicos informáticos de servicios de soporte proporcionan soporte técnico a través de líneas de atención telefónica.
Actividades laborales
Los técnicos informáticos de servicios de soporte ofrecen soporte tanto a compañeros de la propia empresa como a clientes externos.

Dan consejos sobre todos los aspectos relacionados con la configuración y el uso de los ordenadores. Pueden proporcionar apoyo a través de una línea telefónica de ayuda, contestando a preguntas sencillas y a problemas complejos y de elevada especificidad técnica.

Los técnicos informáticos de servicios de soporte también instalan software.

Se encargan de los servicios de mantenimiento y revisión periódica de los equipamientos informáticos para minimizar las averías y fallos. Este trabajo consiste en la realización pruebas rutinarias, y la identificación de averías, que a menudo se solucionan mediante la sustitución de las piezas defectuosas. También se encargan de actualizar equipamientos antiguos.

Si el equipamiento se estropea y deja de funcionar, se puede avisar al servicio de apoyo informático para que se ocupe de diagnosticar y reparar errores menores in situ y al momento. Sin embargo, puede que tengan que consultar los errores más complejos con el fabricante del producto informático.

Pueden trabajar en otros equipamientos relacionados, como impresoras y escáneres.

Asimismo, se encargan de identificar el potencial de desarrollo del software y las oportunidades de ventas para el futuro. Pueden dedicarse a la investigación y desarrollo de sistemas informáticos y deben mantenerse siempre al día con las avances en las últimas tecnologías.

También son responsables de asegurarse de que los ordenadores tienen el software antivirus activado.

Los técnicos informáticos de servicios de soporte deben producir material técnico informático, como los manuales informáticos, así como explicar a los clientes el funcionamiento del software que han adquirido.

En ocasiones deben visitar las instalaciones del cliente para solucionar problemas informáticos in situ.
Perfil profesional
Para ser técnico informático de servicios de soporte se necesita:
  • Una formación técnica sólida en TIC.
  • Estar bien informado acerca de los productos o servicios prestados a los clientes, así como mantenerse al día sobre los nuevos avances en nuevas tecnologías.
  • Un conocimiento extenso sobre hardware y software, ya que ambos pueden sufrir fallos de funcionamiento.
  • Habilidades analíticas y de resolución de problemas.
  • Paciencia y perseverancia para resolver problemas.
  • Un enfoque lógico y metódico del trabajo.
  • Tacto y consideración para trabajar con los clientes.
  • Una gran capacidad de comunicación, sobre todo cuando a la hora de explicar información técnica a clientes sin formación técnica.
  • Ser capaz de mantener la calma bajo presión.
  • Un buen estado físico, ya que puede que tenga que trasladar equipamiento desde el almacén para entregarlo al usuario.
  • Habilidades de gestión del tiempo para satisfacer las necesidades de los usuarios y solucionar problemas con eficacia.
Si el trabajo incluye desplazamientos a las instalaciones de los clientes se necesitará un permiso de conducir. Un conocimiento básico de electrónica también puede resultar útil.
Competencias
  • Ayuda a los clientes y colegas en sus necesidades informáticas y de su ordenador.
  • Buena forma física.
  • Capacidad de buena concentración.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de dar información compleja de un modo directo.
  • Capaz de mantener la calma bajo presión.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Capaz de trabajar con vencimientos.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Deriva fallos complejos.
  • Detecta y repara fallos.
  • Enfoque flexible.
  • Enfoque profesional.
  • Escribe textos de ayuda técnica.
  • Flexible.
  • Habilidad para reaccionar rápidamente e improvisar si algo no sale como estaba previsto.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Instala software.
  • Paciente.
  • Preciso.
  • Proporciona soporte a través de una línea de ayuda telefónica.
  • Reemplaza piezas defectuosas.
  • Resuelve tanto consultas sencillas como complejas, y problemas muy técnicos.
  • Sensato.
  • Trabaja con equipo relacionado, por ejemplo, impresoras y escáneres.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados