Operador de proceso de planta química

Descripción
Los operadores de proceso de planta química usan y controlan los equipos y maquinaria empleados para fabricar productos químicos. Intervienen en la fabricación de una amplia gama de productos, incluidos tintes y pinturas, fármacos y medicamentos, plásticos, fibras artificiales, plaguicidas y fertilizantes.
Actividades laborales
Los operadores de proceso de planta química son responsables de los sistemas que controlan las plantas químicas.

Se encargan de la puesta en marcha y apagado del proceso de control. Una vez iniciado el proceso, revisan los contadores, relojes e indicadores que proporcionan información sobre el funcionamiento del proceso.

Toman lecturas de estos instrumentos y efectúan todo cambio necesario para asegurar que se produce la cantidad de producto precisa, con la calidad debida, y que no surjan condiciones peligrosas.

Limpian y preparan el equipo, y pueden medir y preparar los productos químicos antes de verterlos en los recipientes de reacción.

Los operadores de proceso de planta química suelen llevar a cabo tareas de mantenimiento sencillas o rutinarias en las máquinas. Buscan fallos, reparan o cambian material de equipo y ajustan las bombas y los controles.

En las plantas muy automatizadas, los operadores de proceso de planta química experimentados pueden trabajar en un centro de control. Desde allí monitorean y controlan todo el proceso mediante sistemas informáticos conocidos como sistemas de control distribuido.

También toman y analizan muestras para comprobar la calidad de un producto. Realizan pruebas, registran los resultados y toman nota de cualquier problema.

Los operadores de proceso de planta química también empaquetan productos y los trasladan a mano o con una carretilla elevadora, preparándolos para su transporte definitivo.

Los procesos son muy técnicos y a veces peligrosos. La prevención de riesgos laborales es prioritaria, de modo que los operadores de proceso de planta química trabajan bajo estrictas regulaciones (leyes), además de participar en inspecciones de seguridad y revisiones.

Normalmente llevan ropa de protección, casco y botas.
Perfil profesional
Para ser operador de proceso de planta química se necesita:
  • Dar al trabajo un enfoque lógico y cuidadoso.
  • Prestar una gran atención a los detalles.
  • Poseer unos buenos niveles de concentración.
  • Poseer una forma física razonablemente buena.
  • Tener buenas aptitudes de cálculo numérico para realizar mediciones precisas.
  • Poseer aptitudes para la resolución de problemas, pues puede tener que enfrentarse a fallos técnicos.
  • Tener capacidad de reaccionar con rapidez y mantener la calma bajo presión.
  • Tener capacidad de trabajar por su cuenta y también como parte de un equipo.
  • Seguir los procedimientos de seguridad con extremo cuidado.
Algunos empleadores piden al operador que pase un examen médico; por ejemplo, hay que tener buena visión y buena visión de los colores para leer los medidores y cuadrantes.
Competencias
  • Analiza muestras para comprobar la calidad de un producto.
  • Capacidad de buena concentración.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de mantener la calma bajo presión.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Comprueba contadores, relojes e indicadores.
  • En forma físicamente.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidad para reaccionar rápidamente e improvisar si algo no sale como estaba previsto.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Limpia y prepara equipamiento.
  • Presta una atención especial a la normativa en seguridad y salud.
  • Realiza lecturas y efectúa ajustes si es necesario.
  • Realiza pruebas y registra los resultados.
  • Realiza tareas de mantenimiento rutinarias.
  • Responsable de la puesta en marcha y finalización del proceso de control.
  • Sensato.
  • Supervisa el equipamiento y maquinaria usados para fabricar productos químicos.
  • Trabaja en equipo.
  • Trabaja en un centro de control.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados