Mecánico de vehículos ligeros

Descripción
El mecánico de vehículos ligeros sustituye las piezas estropeadas o desgastadas, y utiliza tecnologías como ordenadores portátiles para medir el rendimiento de los vehículos. Repara coches, furgonetas y otros vehículos pequeños.
Actividades laborales
Los mecánicos de vehículos ligeros reparan vehículos pequeños, como coches o furgonetas, cuando alcanzan un determinado kilometraje o período de tiempo. También reparan vehículos estropeados o accidentados.

Durante la realización de su trabajo, se ocupan de los sistemas eléctricos y electrónicos, que son cada vez más sofisticados en los vehículos modernos.

Los mecánicos de vehículos ligeros realizan tareas asistidas por ordenador para el diagnóstico y la detección de errores electrónicos. Por ejemplo, conectan un ordenador portátil al sistema electrónico del vehículo, que envía la información a la pantalla del ordenador, para poder detectar los problemas con mayor facilidad.

También utilizan ordenadores portátiles para evaluar el rendimiento del motor y de los frenos, o de la exactitud de los indicadores del tablero.

Para trabajar con vehículos más antiguos, los mecánicos de reparación de vehículos ligeros utilizan equipos como multímetros para evaluar las corrientes eléctricas.

Cada vez más, la información técnica del vehículo se presenta en un CD, por lo que para buscar información hay que utilizar el ordenador en vez de manuales impresos.

El servicio mecánico de vehículos ligeros implica la realización de controles rutinarios, para detectar averías o problemas, la revisión o sustitución de piezas desgastadas o defectuosas, y el uso de equipos especiales y pruebas en carretera, para asegurarse de que el vehículo funciona de forma correcta.

En ocasiones, los vehículos de los clientes particulares tienen errores mecánicos. La solución a estos problemas consiste en escuchar la descripción que hace el cliente del problema, para la posterior identificación y sustitución o reparación de la pieza que provoca la avería del vehículo.

Los mecánicos de vehículos ligeros trabajan en un banco especial de trabajo o en el taller mecánico. Identifican las piezas defectuosas, la sustituyen por piezas nuevas y ensamblan en conjunto otra vez.

Antes de realizar cualquier trabajo, hay que comunicar al cliente el coste aproximado de la reparación, así como el tiempo necesario para realizarla.

Algunos mecánicos de vehículos ligeros salen del taller para acudir al lugar donde hay el vehículo averiado o accidentado, y reparan el vehículo en la carretera, o bien lo remolcan hasta el taller mecánico para evaluar los daños o problemas que no pueden detectarse in situ.

En los talleres pequeños se lleva a cabo una amplia gama de reparaciones, mientras que los más grandes pueden especializarse en un área en concreto.
Perfil profesional
Para trabajar de técnico y/o mecánico de vehículos ligeros se necesita:
  • Tener habilidades técnicas y facilidad para la resolución de problemas.
  • Tener interés por la electrónica, la electricidad y la tecnología de la información.
  • Tener habilidades prácticas.
  • Tener habilidades de interpretación para comprender información técnica.
  • Tener habilidades numéricas para calcular mediciones y estimar el coste de las reparaciones y habilidades para realizar cálculos matemáticos.
  • Tener lógica y se paciente a la hora de localizar averías.
  • Tener buenas habilidades de organización para priorizar la carga de trabajo.
  • Tener conocimientos de informática para utilizar una gran variedad de equipos especializados, como los ordenadores de diagnóstico con dispositivos plug-in.
  • Tener habilidades de comunicación.
  • Tener habilidades para trabajar en equipo.
  • Saber plantear a los clientes las preguntas más adecuadas y concisas para obtener información sobre las averías del vehículo.
  • Tener capacidad para explicar con claridad a los clientes las averías de su vehículo y las reparaciones realizadas.
  • Estar en forma, ya que el trabajo requiere agacharse, levantar pesos, etc.
  • Tener unos dedos ágiles, para manejar pequeñas piezas y herramientas manuales.

Competencias
  • Actitud responsable.
  • Atiende a las descripciones de los problemas dadas por los clientes.
  • Capacidad para formular preguntas relevantes.
  • Capacidad para priorizar tareas.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de dar información.
  • Capaz de entender información técnica y diagramas.
  • Capaz de realizar acciones como agacharse o levantar cosas.
  • Desmonta vehículos, supervisa y limpia piezas y vuelve a montar.
  • Elabora presupuestos para los clientes.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades informáticas.
  • Habilidades prácticas.
  • Habilidades técnicas.
  • Habilidoso con las manos y los dedos.
  • Interés por la electrónica, sistemas eléctricos y tecnología de la información.
  • Metódico.
  • Organizado.
  • Paciente.
  • Realiza revisiones de vehículos pequeños como coches o furgonetas.
  • Repara vehículos averiados o accidentados.
  • Repara y sustituye piezas gastadas, dañadas o defectuosas.
  • Revisa y cambia aceite y líquido de frenos.
  • Se encarga de sistemas eléctricos y electrónicos.
  • Sensato.
  • Supervisa el funcionamiento del vehículo tras su reparación.
  • Supervisa y ajusta frenos y direcciones.
  • Utiliza manuales y dibujos técnicos.
  • Utiliza tecnología de diagnóstico asistido por ordenador.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados