Instructor de equitación

Descripción
Los instructores de equitación enseñan a alumnos de todas las edades y habilidades a montar a caballo. Otras tareas incluyen la alimentación, el ejercicio y el aseo diario de los caballos, aunque los instructores pueden supervisar a aprendices que hacen este trabajo. Los instructores también pueden ocuparse de tareas administrativas, tales como la adquisición de artículos consumibles, la redacción informes y la elaboración planificaciones de las lecciones.
Actividades laborales
Los instructores de equitación enseñan a montar a caballo a niños y adultos, tanto individualmente como en grupo. Los instructores enseñan a gente de todos los niveles, desde principiantes hasta jinetes de competición. Algunos instructores dan clases a personas con discapacidades físicas o de aprendizaje.

Los instructores enseñan diferentes tipos y actividades de manejo, como paseos por terrenos planos, salto de obstáculos y doma clásica.

Los profesores deben hacer una cuidadosa evaluación de sus habilidades y capacidades actuales de cada alumno. Deben asegurarse de que los alumnos tengan las habilidades básicas para montar a caballo y que lo hagan de forma segura.

Para cada lección, el instructor debe crear y seguir un plan de aprendizaje con unos objetivos, por lo que los alumnos progresan a su propio ritmo. El instructor debe realizar un seguimiento del progreso de cada alumno.

Además de la enseñanza, algunos instructores son responsables de domar caballos jóvenes, para que respondan a las órdenes del jinete. Los profesores también pueden dar conferencias para asistentes y alumnos que trabajan en temas como la alimentación, primeros auxilios y preparación de los caballos.

Los instructores se aseguran de que los caballos tengan siempre comida y agua, y realicen ejercicios, deben asegurarse de que están sanos y en buenas condiciones. Algunos instructores hacen estas tareas ellos mismos, además de limpiar los establos. Otros supervisan mozos y aprendices que hacen este trabajo.

Los profesores pueden realizar tareas administrativas, tales como la adquisición de material y comida, el manejo de cuentas y la elaboración de informes de progreso de los alumnos.

Los instructores de equitación tienen que trabajar en todo tipo de clima, por ejemplo, durante el ejercicio de los caballos o las lecciones.
Perfil profesional
Para ser un instructor de equitación se necesita:
  • Un buen conocimiento y comprensión de los caballos.
  • Disfrutar con la enseñanza.
  • Ser amable y paciente, y mostrarse entusiasta.
  • Habilidades de comunicación para explicar las cosas con claridad.
  • Ser firme y mantener la disciplina, para asegurarse de que se cumplen las condiciones de seguridad.
  • Capacidad de organización para la planificación de las clases, y para supervisar el trabajo de los alumnos y de los mozos y aprendices.
  • La capacidad de pensar con rapidez en caso de emergencia y de usar técnicas de primeros auxilios.
  • La aptitud física, ya que se trata de un trabajo muy exigente.
  • Disponibilidad para trabajar al aire libre en todo tipo de clima. Sin embargo, hay centros de equitación que se construyen a cubierto, por lo que el trabajo resulta más cómodo.
La capacidad de montar no es esencial. Por ejemplo, hay instructores que dejan de poder hacerlo a causa de una lesión o discapacidad, pero que todavía pueden ser excelentes instructores.

Algunos instructores son responsables de la gestión de las cuentas y de la redacción los informes de los alumnos, por lo que es posible que requieran habilidades en estas áreas.
Competencias
  • Alentador.
  • Alimenta y da de beber a los animales.
  • Aptitudes para la enseñanza.
  • Aptitudes para la supervisión.
  • Aptitudes para realizar primeros auxilios.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Capacidad de tener feedback actuando.
  • Capacidades organizativas.
  • Cepilla a los caballos para eliminar el barro y el polvo.
  • Colabora con herradores.
  • Comprensivo.
  • Conocimientos de contabilidad.
  • Cura pequeñas heridas.
  • Da detalles de los animales enfermos al veterinario.
  • Da medicación a los caballos.
  • Educado pero firme.
  • En forma físicamente.
  • Enseña a los alumnos actividades como alimentar, primeros auxilios y adiestramiento.
  • Enseña doma.
  • Enseña técnicas de salto.
  • Habilidad para montar a caballo.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades prácticas.
  • Hace que los caballos realicen ejercicio cada día.
  • Limpia establos.
  • Paciente.
  • Prepara a los caballos para competir, por ejemplo, trenzado de crines y colas.
  • Prepara comida y heno.
  • Proporciona servicios de monta y servicios escolares.
  • Realiza el mantenimiento y reparaciones de edificios, establos y las monturas.
  • Realiza primeros auxilios.
  • Recorta pelajes con tijeras, peines y máquinas de recortar.
  • Redacta informes sobre el progreso de los alumnos.
  • Supervisa a los mozos de cuadra y forma a nuevos mozos.
  • Trabaja con grupos.
  • Trabaja con personas con discapacidades del aprendizaje.
  • Trabaja con personas con minusvalías físicas.
  • Trabaja con personas en privado.
  • Trabaja en el exterior bajo todo tipo de condiciones climáticas.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.