Instalador y reparador en tecnologías TIC

Descripción
El instalador y reparador en tecnologías de la información y la comunicación (TIC) instala, repara y mantiene equipos de telecomunicaciones y de transmisiones de datos, cables, antenas y conductos, y repara, adapta y mantiene equipos informáticos.
Actividades laborales
Este profesional instala, repara y mantiene diferentes tipos de equipos de telecomunicaciones o de transmisión de datos como: antenas y redes parabólicas, fibra óptica, sistemas de videoconferencia, impresoras láser, monitores y ordenadores, fuentes de alimentación, etc.

También diseña e implanta soluciones tecnológicas a nivel web, Front-end y BackOffice para la gestión, y se responsabiliza de la arquitectura de sistemas: servidores, comunicaciones, implementación de redes IP y redes de Internet (LAN, WAN, VPN'S), reinstala Routers o gestiona políticas de Backups.

Entre las principales tareas de este profesional están:
 
  • Mantener, corregir, probar y reparar ordenadores, equipos de transmisión de datos y periféricos.
  • Adaptar y ajustar equipos informáticos.
  • Instalar, mantener, reparar y diagnosticar averías de sistemas de comunicaciones por microondas, telemetría, multiplexado, satélite y otros de ondas de radio o electromagnéticas.
  • Prestar asesoramiento técnico e información, y ocuparse de seguir el rendimiento de redes y equipos de telecomunicaciones complejos.
  • Instalar y reparar cables para la transmisión por ordenador, radio, telefonía y televisión.
  • Empalmar cables de telecomunicaciones y de datos y sellar cubiertas.
  • Instalar, mantener y reparar las antenas utilizadas en la comunicaciones.

Este profesional trabaja en empresas, principalmente privadas, que se dedican al montaje y mantenimiento de instalaciones e infraestructuras de telecomunicación. También puede trabajar por cuenta propia.

Su actividad laboral se lleva a cabo tanto en espacios interiores, como exteriores, y en algunos casos, puede que tenga que realizar trabajos de altura. Estar en buena forma física y no tener vértigo son aspectos importantes para este profesional.
Perfil profesional
Para trabajar como instalador y reparador en tecnologías TIC es necesario:
 
  • Conocimientos de informática y ofimática.
  • Alto conocimiento de inglés.
  • Conocimiento de otros idiomas como el francés o el alemán.
  • Buena actitud ante el trabajo.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Responsabilidad.
  • Proactividad, dinamismo, iniciativa y perseverancia.
  • Capacidad de planificación y organización.
  • Buenos conocimientos teóricos del ámbito de las tecnologías TIC.
  • Actitud positiva ante el aprendizaje continuo y a la mejora de competencias profesionales.
  • Buen estado físico.

Competencias
  • Activo.
  • Ajusta cables para recibir varios equipos, incluyendo televisión, reproductores de DVD y decodificadores.
  • Buena forma física.
  • Buena vista.
  • Capaz de trabajar en alturas.
  • Comprueba la disponibilidad de señal.
  • Destrezas en informática.
  • Experiencia en electrónica, así como en mecánica y sistemas eléctricos.
  • Fija cableado en postes de telégrafos.
  • Habilidoso.
  • Instala cableado para redes de computadoras.
  • Instala, mantiene y repara sistemas aéreos y por satélite.
  • Instala, prueba y repara tecnología de telecomunicaciones.
  • Interés por la electrónica, sistemas eléctricos y tecnología de la información.
  • Investiga líneas telefónicas defectuosas en un centro de conmutación.
  • No tiene vértigo.
  • Planifica rutas para líneas de alimentación.
  • Proporciona enlaces de videoconferencia para una organización.
  • Proyecta e implementa integración de telefonía informática.
  • Realiza el mantenimiento y actualiza ordenadores.
  • Responsabilidad plena de la seguridad, el mantenimiento y el soporte informáticos, así como de los sistemas de realización de copias de seguridad.
  • Tiende cables en edificios a través de varios puntos de acceso.
  • Tiende y conecta cables.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.