Ingeniero estructural

Descripción
Los ingenieros estructurales diseñan la superestructura y los cementos de edificios residenciales, y otras estructuras tanto torres como puentes y plataformas petrolíferas. Diseñan estructuras seguras y estables, que puedan resistir las fuerzas ejercidas por el viento y por el contenido del edificio.
Actividades laborales
Los ingenieros estructurales se encargan principalmente del diseño de la superestructura y de los cementos de edificios y estructuras, como puentes, estadios deportivos, torres y plataformas petrolíferas.
Asimismo, llevan a cabo inspecciones de las estructuras existentes para asegurar su mantenimiento y ayudan a realizar renovaciones estructurales importantes, sobre todo en edificios protegidos.

Tienen en cuenta su capacidad de resistencia, forma y función. Se aseguran de que las estructuras sean estables, y de que pueden soportar cualquier fuerza y presión razonables.
Los ingenieros estructurales suelen trabajar dentro de un equipo de diseñadores y otros profesionales. Normalmente, los equipos están formados por arquitectos, aparejadores, ingenieros de la construcción, consultores ambientales y servicios financieros.

Al comenzar un nuevo proyecto, el equipo de diseño analiza el impacto ambiental, los costes y la función de la estructura para decidir si un proyecto puede continuar y de qué forma.

Durante el proceso de diseño, los ingenieros estructurales preparan la documentación del diseño y los planos donde constan de especificaciones de los materiales utilizados para construir la estructura. Las empresas de construcción analizan dichos documentos y licitan el contrato para la realización del proyecto, acto conocido como proceso de licitación, mientras que las empresas, conocidas como contratistas, presentan ofertas para ganar dichos contratos.

Una vez nombrado el contratista, el ingeniero estructural produce la documentación detallada sobre el diseño para comenzar que la fase de construcción del proyecto.

Durante la fase de construcción del proyecto, el ingeniero estructural realiza controles sobre el terreno para asegurarse de que el proyecto sigue al pie de la letra la documentación del diseño.

Por lo general, el contratista supervisa la construcción de los cementos y la superestructura. Los contratistas contratan a ingenieros estructurales para que lleven a cabo las inspecciones necesarias.
Perfil profesional
Para ser ingeniero estructural se necesita:
  • Capacidad de analizar y resolver problemas.
  • Habilidades de comunicación oral y escrita.
  • Capacidad de supervisar el trabajo de otras personas.
  • Capacidad de trabajar en equipo.
  • Fuertes habilidades organizativas para afrontar las diferentes etapas de las obras de construcción.
  • Interés por los edificios y por las técnicas de construcción.
  • Buenas habilidades matemáticas y de TIC.
  • Interés por la física.
  • Buenas habilidades de comunicación técnica, útiles para la elaboración de gráficos y dibujos.

Competencias
  • Aptitudes para el diseño asistido por ordenador.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Bien organizado.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de compaginar varias tareas.
  • Capaz de entablar buenas relaciones con la gente.
  • Capaz de expresar ideas con claridad.
  • Capaz de obtener resultados.
  • Capaz de realizar observaciones.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Destrezas en informática.
  • Dirige y supervisa al personal.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Lleva a cabo inspecciones.
  • Lleva registros con precisión.
  • Planifica, diseña y dirige grandes proyectos de construcción.
  • Realiza diseños para proyectos.
  • Realiza inspecciones sobre el terreno.
  • Supervisa el progreso de los trabajos.
  • Una mente lógica.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.