Descripción
Los gerentes de distribución se encargan de organizar la recepción, almacenamiento y entrega de bienes a los clientes o puntos de venta. Pueden ser empleados por fabricantes, minoristas o empresas mayoristas que utilizan sus propios medios de transporte. Por otra parte, los empleadores pueden ofrecer servicios a las empresas en la base de contratos de terceros.
Funciones
Las obligaciones de los gerentes de distribución varían considerablemente en función del tamaño y tipo de empresa para la que trabajan. Las áreas de trabajo también varían; las más típicas incluyen operaciones, almacén, cadena de suministro y gerente de logística.

Los gerentes de distribución tienen la responsabilidad general de controlar la distribución más rentable de productos y/o materias primas. Se aseguran de que la los bienes se encuentren en el lugar correcto en el momento adecuado, para que su empresa pueda maximizar las ventas y los beneficios.

Puede ser que deban encargarse del almacenaje, y el control del inventario del stock, así como del procesamiento de pedidos y el embalaje de los bienes.

Los gerentes de distribución supervisan y dirigen al personal, y en ocasiones deben encargarse de la contratación y formación de dicho personal.

Los gerentes de distribución tienen que cumplir los plazos de entrega de los bienes, por lo que deben encargarse de la planificación y programación de entregas y del control de las flotas de vehículos. Se aseguran de que los empleados cargan los bienes correctamente en los vehículos para poder hacer el uso más eficiente de transporte.

Si la empresa no dispone de su propia flota de transporte, el gerente de distribución debe contratar transporte y servir de enlace con la empresa que les ofrece el servicio.

El flujo eficiente de los bienes es esencial para obtener la máxima rentabilidad de una empresa. Los gerentes siempre deben mantener y mejorar la eficiencia y reducir al mínimo los costes. Tienen en cuenta desarrollo futuro de la empresa y buscan la manera de mejorar la fuerza de trabajo y el uso de los recursos.

Los gerentes de distribución utilizan habilidades de gestión financiera, leen los balances y analizan la obtención de beneficios y pérdidas, a la vez que realizan previsiones para controlar presupuesto de su departamento.

Los gerentes de distribución utilizan sistemas informáticos que manejan toda la información necesaria para hacer funcionar los centros de distribución. El análisis y la interpretación de los datos es una parte muy importante de las funciones del gerente de distribución.

En la actualidad, algunos o todos de los sistemas de almacenamiento de una empresa pueden ser automatizados. Estos sistemas automatizados se encargan de:
  • Asignar áreas en el almacén para el almacenamiento de diferentes productos.
  • Mantener registros sobre los bienes recibidos y enviados.
  • Tomar nota de los pedidos que entran y se envían.
También pueden planificar rutas para las entregas.

Los gerentes de distribución a menudo deben tratar problemas importantes y situaciones de emergencia, como cuando un producto se retrasa por alguna razón, o si hay una repentina escasez de un producto. Deben estar en contacto con compradores, proveedores y clientes al por menor, así como con su propio personal.
Perfil profesional
Para ser gerente de distribución se deberá ser:
  • Capaz de gestionar y motivar a la gente.
  • Calmado y flexible cuando suceden cosas inesperadas.
  • Capaz de prestar atención a los detalles.
  • Bueno para la resolución de problemas y hacerse responsable de sus decisiones.
  • Capaz de planificar y priorizar tareas.
Además, se debe tener:
  • Buenas habilidades interpersonales y de negociación.
  • Capacidad de organización, y habilidades numéricas y analíticas.
  • Experiencia en la utilización de tecnologías de la información.
Competencias
  • Analiza e interpreta datos.
  • Aptitudes para dirigir.
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Capacidad de análisis.
  • Capacidad para priorizar tareas.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de responsabilizarse en la toma de decisiones.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Destrezas en informática.
  • Dirige y supervisa al personal.
  • Enfoque flexible.
  • Habilidad para la negociación.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidad para motivar.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades interpersonales.
  • Persuasivo.
  • Planifica envíos a fin de rentabilizar al máximo el transporte.
  • Prepara el envío de productos para clientes y tiendas.
  • Resistente.
  • Responsable de contratar trabajo externo a compañías de transportes.
  • Responsable de que exista un movimiento de stock eficiente.
  • Responsable del almacén, del control del stock o de las existencias, de la tramitación, del embalaje.
  • Se asegura de que los productos y las materias primas se encuentran en el sitio adecuado en el momento preciso.
  • Se encarga de la gestión presupuestaria.
  • Sentido común.
  • Tranquilo.
  • Utiliza sistemas informáticos.
Estudios
A continuación se relacionan algunos de los estudios que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.