Descripción
Los escoltas protegen a personas, como políticos, empresarios y personas famosas. Evalúan y tratan de minimizar el riesgo de que sus clientes o sus pertenencias y propiedades sean agredidos o daños, y se encargan de que nadie se acerque o moleste a sus clientes en sus hogares, en lugares públicos o durante sus viajes. En última instancia, tienen que hacer frente a cualquier conflicto o peligro que se produzca.
Actividades laborales
Los escoltas protegen a las personas frente a peligros o a personas que les aborden sin permiso.

Protegen a políticos, estrellas de cine, músicos, personajes famosos y gente de negocios, por ejemplo.

Los escoltas siguen a sus clientes mientras estos realizan sus actividades diarias o desarrollan su vida social, y a veces también les protegen en sus hogares, en función de los riesgos a los que se enfrenten en cada caso. Sus tareas pueden incluir:
  • Evaluación y minimización de los riesgos.
  • Planificación de rutas.
  • Comprobación de los lugares.
  • Velar y estar alerta ante el peligro.
  • Tratar conflictos.
Cuando los escoltas visitan con anticipación un lugar donde su cliente quiere acudir, comprueban la seguridad, los accesos y salidas y, a veces, rastrean la zona en busca de posibles dispositivos de escucha o explosivos. Dichos lugares podrían ser salas de conferencia o habitaciones de hotel, por ejemplo.

Si protegen a un cliente en su hogar, podrían encargarse de la recepción del correo, las visitas, las llamadas telefónicas y controlar el sistema de alarma.

A veces, los escoltas conducen ellos mismos a sus clientes a una reunión o acontecimiento, o bien, les siguen detrás en otro vehículo. Cuando llegan a su destino, los escoltas deben permanecer cerca de sus clientes, observando cuidadosamente el entorno para detectar signos de peligro, de ataque o amenaza para la seguridad de su cliente.

Si detectan una amenaza, tratan de alejar a su cliente del peligro de la forma más calmada y segura posible. Como último recurso, puede que tengan que defender físicamente a sus clientes para detener a un agresor, por ejemplo.

Los escoltas suelen trabajar en equipo y utilizan walkietalkies para mantenerse en contacto unos con otros. Viajan con frecuencia y pueden pasar tiempo fuera de casa.
Perfil profesional
Un escolta tendrá que ser capaz de:
  • Prestar mucha atención a los detalles.
  • Mezclarse profesionalmente y con discreción con el estilo de vida de su cliente.
  • Evaluar los riesgos y ser consciente del peligro, por lo que resulta importante ser ingenioso y observador.
  • Mantenerse en forma.
  • Mantener la calma bajo presión y actuar con rapidez y decisión.
  • Ser flexible a la hora de resolver problemas.
  • Dar primeros auxilios de emergencia si es necesario.
  • Planificar y organizar.
  • Trabajar bien en equipo.
  • Utilizar habilidades de comunicación verbal.
  • Respetar la confidencialidad de sus clientes.
  • Entender las leyes que se relacionan con la protección de las personas.
Los escoltas o guardaespaldas por lo general necesitan habilidades en el manejo de armas y habilidades de combate sin armas. Algunos escoltas necesitan permiso de conducir.
Competencias
  • Aptitudes para la comunicación verbal.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Aptitudes para luchar sin armas.
  • Aptitudes para realizar primeros auxilios.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de mantener información confidencial.
  • Capaz de mantener la calma bajo presión.
  • Capaz de mezclarse entre los clientes con discreción y profesionalidad.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Decisivo.
  • En forma físicamente.
  • Evalúa y minimiza riesgos.
  • Habilidad para conducir.
  • Habilidad para el manejo de armas.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidoso.
  • Inspecciona el lugar.
  • Lidia con conflictos.
  • Lleva a los clientes a reuniones o eventos.
  • Observador.
  • Permiso de conducir completo.
  • Planifica rutas.
  • Protege a personas de daños y acoso.
  • Rapidez de reflejos.
  • Trabaja en equipo.
  • Viaja con clientes.
  • Vigila por si aparecen situaciones de peligro.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
  • Formación de Escolta Privado
  • Formación en Conducción Evasiva