Enfermero de cuidados médico-quirúrgicos

Descripción
Los enfermeros de cuidados médico-quirúrgicos ayudan a los anestesistas y cirujanos a atender a los pacientes durante las intervenciones quirúrgicas. Preparan a los pacientes para la cirugía, observan los monitores y otros equipos durante las operaciones, y dan soporte a los pacientes cuando durante la recuperación del postoperatorio.
Actividades laborales
Los enfermeros de cuidados médico-quirúrgicos ayudan a los anestesistas y cirujanos. También trabajan con el paciente en la etapa de recuperación, después de la intervención quirúrgica.

Ayudan a preparar al paciente para la cirugía, por ejemplo, asegurándose de que el cirujano tiene el historial clínico correctos. También comprueban que los medicamentos y el equipo están disponibles, y se aseguran de preparar la zona de trabajo, y de tratar al paciente que debe someterse a la cirugía.

En la fase de anestesia de la operación, los enfermeros preparan una amplia gama de equipos y medicamentos, incluidas las máquinas de anestesia, ventiladores, sueros y dispositivos de vía aérea, que garanticen la seguridad del paciente durante la anestesia.

Trabajan junto con el anestesista para comprobar el estado del paciente, y controlar la aparición de reacciones alérgicas, dificultades respiratorias o problemas cardíacos. Los enfermeros trasladan a los pacientes a la sala de operaciones y ayudan a posicionarles correctamente en la camilla de operaciones.

También ayudan al cirujano a acercarle el material que necesite, y a ponerse una máscara quirúrgica, la bata y guantes esterilizados.

Para la cirugía, el enfermero debe preparar de antemano todos los instrumentos y equipos que necesite el cirujano. Es esencial que el equipo esté dispuesto correctamente antes de una intervención quirúrgica.

Durante la intervención quirúrgica, acercan los instrumentos para el cirujano y retiran con cuidado los apósitos sucios. Deben anticiparse al cirujano y saber qué material necesita en cada momento, para ofrecérselo lo más rápidamente posible.

Después de la intervención quirúrgica, comprueban que se haya utilizado todo el material y recoger todos los instrumentos que hay que esterilizar de nuevo.

Ayudan a controlar los efectos de la anestesia, a reposicionar del paciente, y a aplicar una vía para aplicar suero, sangre o cualquier otra sustancia y proporcionarle el equipamiento que se requiera para su recuperación.

Los enfermeros de cuidados médico-quirúrgicos siguen cuidando a los pacientes después de la intervención quirúrgica. Deben detectar complicaciones como un shock, la pérdida de sangre, dolores y problemas respiratorios. Deben evaluar al paciente y determinar si se le puede trasladar a su habitación de nuevo.

Son responsables de mantener registros de los pacientes, y de controlar el stock de equipamientos y materiales.

La mayoría de los enfermeros del departamento de cirugía trabajan en quirófanos, salas de anestesia y salas de recuperación, aunque también pueden trabajar en muchas otras áreas, incluyendo servicios de emergencia, unidades de cuidados intensivos y unidades especiales de cuidado para bebés.
Perfil profesional
Un enfermero de cuidados médico-quirúrgicos necesita:
  • Reaccionar con rapidez, mantener la concentración y ser metódico, mientras trabaja bajo presión.
  • Capacidad para hacer frente a situaciones angustiantes en la sala de operaciones y otros en departamentos, como servicios de urgencias.
  • Interés por la ciencia, la tecnología y la salud.
  • Habilidades prácticas para trabajar con los instrumentos pequeños y delicados.
  • Una personalidad amistosa, saber dar soporte a los pacientes y mostrar buenas habilidades de comunicación, para tranquilizar a los pacientes cuando se preparan para la cirugía.

Competencias
  • Ayuda a llevar a los pacientes a quirófano y a colocarlos en la camilla.
  • Ayuda a los anestesistas preparando la medicación y el equipamiento.
  • Capacidad para bregar con situaciones angustiantes.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de calmar y tranquilizar a la gente.
  • Capaz de comunicarse con personas a distintos niveles.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Habilidad para la observación.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades prácticas.
  • Lleva registros con precisión.
  • Metódico.
  • Prepara a los pacientes que van a ser intervenidos quirúrgicamente.
  • Prepara el equipamiento y el instrumental para la cirugía.
  • Presta soporte a los pacientes durante su recuperación postoperatoria.
  • Recoge instrumental para su esterilización.
  • Se asegura de que los cirujanos disponen de los historiales correctos.
  • Sigue métodos de control de infecciones.
  • Supervisa el equipamiento, el instrumental y los monitores durante las intervenciones quirúrgicas.
  • Trabaja como ayudante de médico.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados