Científico forense

Descripción
Los científicos forenses proporcionan pruebas científicas para su uso en los tribunales de justicia. Examinan elementos como muestras de sangre y orina, fibras de la ropa, restos de materiales quemados de un incendio y objetos manipulados durante los delitos.
Actividades laborales
Los científicos forenses aplican sus conocimientos de ciencia a la ley. Proporcionan pruebas científicas independiente para su uso en los tribunales de justicia. Aunque trabajan en estrecha colaboración con la policía, las pruebas deben ser imparciales, y pueden ser utilizadas para apoyar la defensa o bien la acusación de los casos.

La mayoría de los científicos forenses colaboran con las investigaciones policiales. Por lo general, reciben las pruebas recogidas en la escena del crimen. En los casos más complejos o delicados, podrían trasladarse al lugar del crimen para dar consejos, por ejemplo, sobre la recopilación de pruebas.

Los científicos forenses están involucrados en una amplia variedad de casos policiales, incluidos los delitos contra la propiedad, tales como robos o incendio de coches. En estos casos, los científicos forenses pueden reunir pruebas mediante la exploración de huellas de zapatos e impresiones de neumáticos, o trazas del suelo, así como restos de vidrio y pintura encontrados en la ropa de un sospechoso.

El objetivo a menudo consiste en establecer o descartar una relación entre una persona sospechosa de haber cometido un delito y la escena del crimen o la víctima.

Los científicos forenses a menudo trabajan con pruebas muy pequeñas. Para examinar dichas pruebas tienen que utilizar equipamientos como microscopios electrónicos. Los científicos forenses utilizan distintos equipamientos y técnicas, incluidas máquinas automatizadas que pueden analizar hasta un centenar de muestras a la vez.

Otras pruebas son más complejas y requieren más tiempo para examinarlas a profundidad. Por ejemplo, se podría utilizar una cromatografía de gases para analizar restos quemados de un incendio, con el fin de identificar la presencia de sustancias como gasolina, que ayuden a los científicos a entender si el fuego se inició a propósito con la intención de dañar una propiedad o una(s) persona(s).

Los científicos forenses pueden investigar delitos graves contra las personas, incluidos asesinatos y delitos sexuales, mediante el uso de pruebas biológicas. Esto incluye el análisis de pelo y fluidos corporales tales como sangre, saliva y semen. Los análisis de ADN son quizás el avance tecnológico más importante en la ciencia forense.

Otras áreas de especialización incluyen explosivos, armas de fuego y la determinación de la autenticidad de los documentos.

Muchos científicos forenses deben presentar los resultados de sus investigaciones mediante informes escritos, que luego pueden ser leídos ante un tribunal. Los científicos forenses a menudo deben presentarse a la corte para testificar por alguno de sus casos, y responder a las preguntas de la fiscalía y de los abogados defensores.

Están involucrados en casos de derecho civil y penal, de forma que su trabajo a menudo requiere la realización exploraciones y análisis, para ayudar a resolver conflictos entre las personas, como la causa de un accidente de tráfico.
Perfil profesional
Para ser científico forense se necesita:
  • Ser preciso, metódico y minucioso en sus investigaciones.
  • Paciencia, poner atención al detalle y habilidades de resolución de problemas.
  • La capacidad de explicar claramente sus hallazgos ante un tribunal, es decir, ante los abogados y los miembros del jurado.
  • Habilidades de redacción de informes.
  • Habilidades de trabajo en equipo para cooperar con otros profesionales, como la policía y los funcionarios que trabajan en la escena del crimen.
A pesar de que deben pasar mucho tiempo realizando pruebas de rutina en los laboratorios, también deben estar preparado para visitar la escena del crimen, una tarea que a veces puede resultar incómoda.
Según el tipo de investigación y trabajo de laboratorio, se les puede requerir una visión del color normal.
Competencias
  • Analiza pruebas de huellas.
  • Analiza pruebas indicidiarias.
  • Aptitudes para la microscopia y el microanálisis.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Capacidad para bregar con situaciones angustiantes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de dar información compleja de un modo directo.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Conocimiento de espectroscopia.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades en laboratorio.
  • Habilidades informáticas.
  • Innovador.
  • Lleva a cabo análisis de residuos de disparos.
  • Lleva a cabo la identificación mediante análisis de ADN.
  • Metódico.
  • Paciente.
  • Preciso.
  • Sensato.
  • Usa la cromatografía de gas para analizar los restos de incendios.
  • Utiliza sistemas de ensayo automatizados.
  • Visita las escenas del crimen para aconsejar en la recogida de pruebas.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados