Asesor ciudadano

Descripción
Los asesores ciudadanos ayudan a los ciudadanos a hacer frente a toda una serie de problemas y averiguar cuáles son sus derechos y responsabilidades. Los ciudadanos se ponen en contacto con los centros de asesoramiento para obtener asesoramiento gratuito, imparcial y confidencial sobre toda una serie de cuestiones como derechos laborales, prestaciones sociales, conflictos entre inquilinos y propietarios, y derechos del consumidor.
Actividades laborales
Los asesores ciudadanos ayudan a los ciudadanos a hacer frente a toda una serie de problemas y a saber cuáles son sus derechos y responsabilidades.

Trabajar en un centro de información y asesoramiento implica mucho más que entregar información. Significa reflexionar sobre los problemas de una persona y ayudarle a buscar una solución desde varias perspectivas, utilizando toda la información disponible para tomar la mejor decisión.

Estos trabajadores buscan información para sus clientes, pero también pueden dedicar tiempo a explicar la información en detalle y ayudar al cliente a reflexionar sobre la mejor manera de utilizarla.

Los ciudadanos pueden necesitar asesoramiento sobre toda una serie de cuestiones, incluidos los derechos laborales, las prestaciones de la seguridad social, los derechos de los inquilinos y el derecho del consumidor. Pueden acudir a un centro para recibir asesoramiento gratuito, imparcial e información. También es muy importante el hecho de que este consejo es confidencial ya que a menudo tratan temas delicados.

Los asesores ciudadanos mantienen registros precisos de cada caso. A diferencia de la orientación, donde el cliente habla con un consejero, varios empleados de centro de información ciudadana pueden hacerse cargo de un mismo caso. Por eso es muy importante que cada informador ciudadano pueda encontrar, de cada cliente, notas actualizadas, exactas y protegidas por la ley de protección de datos, elaboradas por sus colegas.

Las entrevistas cara a cara son muy importantes a la hora de dar asesoramiento. Sin embargo, los empleados del centro también dan respuesta a preguntas por escrito. Los empleados también dan asesoramiento por teléfono, y algunas organizaciones de asesoramiento están avanzando hacia la creación de centros de llamadas. Los clientes también pueden pedir asesoramiento por correo electrónico y a través de Internet.

Algunos clientes necesitan asesoramiento y apoyo durante largo tiempo. En caso de mediación, los asesores ciudadanos actúan en nombre de su cliente, por ejemplo, escribiendo cartas o haciendo llamadas telefónicas.

En caso de representación, los empleados del centro de asesoramiento presentan el caso de su cliente ante los tribunales. Por ejemplo, pueden intervenir en disputas legales entre propietarios e inquilinos, apelaciones de clientes por despido improcedente, o casos presentados contra empresas acusadas de vender productos defectuosos.

A veces los asesores ciudadanos necesitan remitir a los clientes a otra fuente, por ejemplo a un trabajador social o un abogado (solicitor).

Pueden especializarse en un campo particular, como los subsidios de alquiler o de la seguridad social.

Suelen trabajar como parte de un equipo reducido. Los centros de asesoramiento suelen tener un coordinador o director, cuyas responsabilidades incluyen la contratación, capacitación y supervisión del personal.
Perfil profesional
Para ser asesor ciudadano, se necesita:
  • Buenas aptitudes para la comunicación y habilidades interpersonales.
  • Tacto y diplomacia.
  • Ser capaz de ayudar a personas de diferentes orígenes, con diferentes niveles de confianza en sí mismas.
  • Saber escuchar con atención, y formular las preguntas correctas para informarse bien de los problemas del cliente.
  • Capacidad de mostrar verdadero interés por las necesidades de sus clientes e identificarse con ellos.
  • Capacidad de brindar asesoramiento claro, imparcial y objetivo.
  • Profundo conocimiento de la legislación vigente, por lo general con inclusión de los subsidios de la seguridad social, la legislación sobre igualdad de oportunidades y derechos del consumidor.
Hay que ser:
  • Conocedor básico de TI y capaz de realizar los cálculos aritméticos básicos.
  • Flexible y adaptable.
  • Paciente y sin prejuicios.
  • Capaz de trabajar bien en equipo.
  • No tener problema en ponerse en contacto con trabajadores sociales, abogados y personal de la oficina e prestaciones, por ejemplo.
  • Bien organizado y motivado, con buenas aptitudes para la resolución de problemas.
  • Capaz de ayudar a la gente, sin imponer soluciones.
  • No tener ideas preconcebidas y ser objetivo

Competencias
  • Amable.
  • Aptitudes para gestionar el tiempo.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Bien organizado.
  • Buen trato por teléfono.
  • Capacidad de análisis.
  • Capacidad para tener en cuenta y entender cómo se sienten las demás personas.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de dar información compleja de un modo directo.
  • Capaz de identificar problemas.
  • Capaz de interpretar situaciones.
  • Capaz de plantear preguntas con claridad.
  • Capaz de plantear preguntas de manera objetiva.
  • Capaz de respetar a personas de todos los orígenes.
  • Capaz de tratar con personas difíciles o demandantes.
  • Comprometido con la igualdad de oportunidades.
  • Conocimiento de los recursos locales.
  • Conocimientos profundos sobre legislación actual relevante.
  • Creativo.
  • Destrezas en informática.
  • Dispuesto a trabajar con varios tipos de personas.
  • Educado.
  • Enfoque flexible.
  • Está al día sobre las cuestiones que afectan a las comunidades.
  • Flexible.
  • Habilidad para reunir datos.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades para la administración.
  • Habilidades para presentar.
  • Habilidades sociales.
  • Imaginativo.
  • Interés por desarrollos sociales, tendencias y actitudes.
  • Investigador.
  • Lleva registros con precisión.
  • No es sentencioso.
  • Objetivo.
  • Observador.
  • Paciente.
  • Perseverante.
  • Persistente.
  • Presenta casos de sus clientes en los tribunales.
  • Proporciona asesoramiento por teléfono.
  • Proporciona ayuda y asesoramiento sobre cuestiones financieras.
  • Proporciona información a la gente.
  • Realiza investigación.
  • Reúne información.
  • Se responsabiliza de los materiales y de los medios.
  • Sentido del humor.
  • Trabaja con organizaciones de voluntarios y de vecinos.
  • Trabaja en equipo.
  • Trabaja estrechamente con otros profesionales.
  • Valora situaciones.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados