Arteterapeuta

Descripción
Los arteterapeutas usan el arte para ayudar a personas con dificultades físicas, mentales, sociales y emocionales. El arte puede ayudar a las personas a expresarse y explorar sus sentimientos. Los arteterapeutas trabajan con personas y grupos, en áreas como la salud mental, los problemas de aprendizaje, y los servicios asistenciales de prisiones.
Actividades laborales
Los arteterapeutas usan el arte para ayudar a personas que tienen dificultades para expresarse verbalmente o en la comprensión de sus propios sentimientos. El objetivo de la terapia es que el cliente pueda cambiar y crecer a nivel personal.

Los arteterapeutas trabajan con una amplia gama de pacientes, incluyendo personas con problemas de salud mental, problemas de aprendizaje, personas con enfermedades incurables o de larga duración, y personas con problemas de conducta o con adicción a las drogas o el alcohol.

Cuando el terapeuta se entrevista por primer vez con un paciente, debe escucharle y conseguir que hable de él para poder realizar una evaluación de su problema y decidir cuáles son los métodos más apropiados que hay que aplicar en su caso.

Trabajan en estrecha colaboración con otros profesionales, tales como psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales y maestros, para evaluar el paciente y decidir el tratamiento.

Los arteterapeutas suelen trabajar con distintos pacientes. Según los métodos que elijan para satisfacer las necesidades del paciente, pueden trabajar de forma individualizada o con grupos pequeños.

Crean un ambiente seguro y no amenazante, en el que el paciente se sienta libre de experimentar con el arte, sin que su expresión creativa sea juzgada como "buena" o "mala, ya que el objetivo de la terapia no es conseguir que el paciente sea un "buen" artista.

El terapeuta anima a sus pacientes a usar distintos métodos y materiales artísticos, incluyendo arcilla, papel, pintura y collage.

Estas actividades ayudan a los pacientes a reflexionar sobre sus experiencias, expresar sus sentimientos y emociones, y a comunicarse mejor.

Para algunos pacientes, expresar sentimientos solo a través del habla puede resultar muy difícil. La arteterapia resulta particularmente útil para pacientes que tienen poca o ninguna capacidad de comunicarse con el lenguaje.

El proceso creativo también puede ayudar a aliviar los sentimientos de frustración, enojo o depresión.

Los arteterapeutas podrían trabajar con psiquiatras y psicólogos para interpretar el trabajo del paciente.
Perfil profesional
Un arteterapeuta necesita:
  • Fuertes habilidades artísticas y el conocimiento de los métodos utilizados para la terapia.
  • Creatividad e imaginación.
  • Una personalidad cálida, amistosa y capacidad de ofrecer apoyo a los pacientes.
  • La capacidad de sentir empatía con sus pacientes.
  • Fuerza emocional para hacer frente a problemas y experiencias los pacientes.
  • Paciencia, ya que no todos los pacientes responden de la misma forma al tratamiento.
  • Habilidades de trabajo en equipo, para trabajar con otros profesionales, por ejemplo, psicólogos, personal médico, maestros y funcionarios de prisiones.

Competencias
  • Amable.
  • Asesora a personas a decidir el tratamiento a seguir.
  • Capacidad para forjar relaciones de confianza con los clientes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Comprensivo.
  • Conocimientos de métodos artísticos.
  • Consulta a otros profesionales para realizar una valoración conjunta.
  • Creativo.
  • Empático.
  • Habilidad para evaluar.
  • Habilidad para la observación.
  • Habilidades artísticas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades interpersonales.
  • Lleva varios casos.
  • Paciente.
  • Trabaja con clientes de diferentes tipos.
  • Trabaja con grupos.
  • Trabaja con personas en privado.
  • Usa variedad de materiales y métodos artísticos.
Cursos relacionados