Aromaterapeuta

Descripción
Los aromaterapeutas utilizan aceites esenciales (extraídos de las plantas) para la realización de un tratamiento integral que ayude a mejorar la salud y estimular, calmar o curar el cuerpo y la mente del paciente.
Los aceites se pueden aplicar de distintas maneras: a través de un masaje (mezclados en cremas y lociones), a través de un baño (en preparaciones para el baño), o a través de inhalaciones.
Actividades laborales
Los aromaterapeutas creen que cada aceite tiene diferentes beneficios para la salud, de forma que utilizan aceites específicos para tratar cada problema en particular. El aromaterapeuta combina así distintos aceites para cada paciente.
Nunca utilizan los aceites esenciales sin diluir, ya que podrían irritar la piel, sino que los diluyen en un aceite vegetal, o bien en cremas o lociones.

Por lo general, los aromaterapeutas creen que los aceites esenciales pueden producir lo siguiente:
  • Ayudar a sanar la piel.
  • Reducir las bacterias y la inflamación.
  • Mejorar la capacidad de concentración y el estado de alerta.
  • Reducir el estrés y ayudar a dormir.
  • Mejorar el sistema inmunitario.
  • Calmar el dolor, por ejemplo, el de muelas o el de cabeza.
  • Mejorar el funcionamiento del sistema digestivo.
Los aromaterapeutas pueden usar el masaje para aplicar los aceites esenciales, o bien enseñar al cliente a inhalar los aceites o a usarlos mezclados con el agua de un baño. También pueden prescribir una mezcla particular de un producto base o aceite.

En la primera consulta con el cliente, el aromaterapeuta registra su historial clínico detallado. Le pide al paciente información sobre su estado físico, su historial médico, su estilo de vida, sus emociones y su salud mental. Esto ayuda al aromaterapeuta a ofrecerle un tratamiento seguro y apropiado mediante la elección de los aceites esenciales y los métodos de aplicación más adecuados en cada caso.
El aromaterapeuta utiliza un enfoque integral del paciente, por lo que el tratamiento se centra en la persona como un todo y no solo en un problema de salud específico o en un conjunto de síntomas.

Con el permiso del cliente, el aromaterapeuta puede ponerse en contacto con su médico de cabecera para informarle de que el cliente está considerando realizar tratamientos de aromaterapia y decidir entre los dos qué procedimiento es el más adecuado.

El aromaterapeuta decide el tipo de tratamiento y combina los aceites esenciales en sus proporciones exactas más adecuadas. En la mayoría de los casos, el tratamiento incluye un masaje con una mezcla de aceites, que puede ser de cuerpo completo o de una parte del cuerpo, por ejemplo, de brazos o de espalda.

Los aromaterapeutas creen que los aceites pueden estimular los sentidos, relajándolos y dejando una sensación general de bienestar que puede durar varias horas o días.

Antes del masaje, por lo general, los aromaterapeutas mezclan los aceites esenciales con otro aceite o una combinación de aceites, denominados aceite de base, que casi siempre es un aceite vegetal. El aromaterapeuta, añade los aceites esenciales a los aceites vegetales y luego hace un patch test, es decir que unta unas gotas en la piel del paciente para detectar posibles reacciones a los aceites.

Después del masaje, el aromaterapeuta puede ofrecer al paciente una mezcla de aceites para que los use en casa, por ejemplo, para poner en el baño o en un pañuelo, para que respire a través de este. También puede crear una crema o loción.

Los aromaterapeutas creen que la inhalación de los aceites esenciales, por ejemplo, los que emana un recipiente grande lleno de agua muy caliente (inhalación de vapor), o bien la respiración a través de un tejido untado con los aceites, puede activar los sistemas naturales de curación del cuerpo y tener un efecto estimulante en el estado de ánimo (sin embargo, hay que tener en cuenta que las inhalaciones de vapor no son adecuadas para personas asmáticas).

Por lo general, las sesiones de aromaterapia duran entre 1 hora y 90 minutos. El primer tratamiento necesitará más tiempo, ya que el aromaterapeuta tiene que registrar el historial clínico detallado del paciente.

Entre sesión y sesión, los aromaterapeutas se aseguran de que las instalaciones estén limpias y de que la camilla de tratamiento esté preparada para el siguiente paciente. Se aseguran de mantener la sala de tratamiento limpia, ordenada, segura y cálida.
Perfil profesional
Para ser aromaterapeuta se necesita lo siguiente:
  • Conocimientos sobre anatomía, patología y fisiología.
  • Una personalidad cariñosa y empática.
  • Habilidades comunicativas y saber escuchar, 
  • Paciencia y sensibilidad.
  • Aptitudes físicas para realizar masajes y pasar tiempo en pie.
  • Conocimientos suficientes para hacer una aproximación completa y metódica a la hora de evaluar los problemas de los clientes.
  • Ser muy preciso y minucioso a la hora de mezclar los aceites.
  • Tener habilidades para los negocios, si desea crear el suyo propio.

Competencias
  • Amable.
  • Aplica aceites de aromaterapia mediante masajes.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Asesora a personas a decidir el tratamiento a seguir.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Empático.
  • Emprende y lleva su propio negocio.
  • En forma físicamente.
  • Habilidad para el marketing.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades prácticas.
  • Mezcla aceites de aromaterapia con geles, arcilla, cremas, lociones y aceites transportadores.
  • Mezcla aceites de aromaterapia para realizar inhalaciones.
  • Observador.
  • Paciente.
  • Proporciona asesoramiento.
  • Se encarga de la gestión presupuestaria.
  • Sensible.
  • Toma historias clínicas detalladas, holísticas.
Cursos relacionados