"Muchos jóvenes se encuentran con dificultades para decidir su futuro más inmediato"

Entrevista

Adrià Jurado, director de AEIRaval, entidad ganadora del Premio Educaweb 2021 en la categoría Instituciones por el proyecto MODUM. Mentoría para el éxito educativo, explica cuáles han sido los retos de esta iniciativa dirigida a personas vulnerables de 15 a 21 años

  • 23/11/2022
  • Tiempo de lectura 5 mins

  • Valora

  • Deja tu comentario
Adrià Jurado Laguna. Director de la Associació Educativa Integral del Raval (AEIRaval), ganador del Premio Educaweb 2021 en la categoría Instituciones.
 
En los Premios Educaweb de 2021, el galardón en la categoría Instituciones recayó en el programa MODUM. Mentoría para el éxito educativo, una iniciativa impulsada por la Associació Educativa Integral del Raval (AEIRaval).
 
El proyecto de mentoría y acompañamiento busca favorecer el éxito educativo de los jóvenes de entre 15 y 21 años de familias del barrio del Raval de Barcelona que viven en especial situación de vulnerabilidad. Para conseguirlo, se llevan a cabo mentorías que duran un mínimo de 6 meses y en las que participan personas voluntarias que reciben formación continuada e integral sobre aspectos organizativos, de gestión, y específicos sobre gestión emocional, habilidades relacionales, interculturalidad, etc. 
 
La iniciativa cuenta con tres perfiles de participantes (perfil educativo irregular, perfil educativo regular y perfil educativo condicionado por la discapacidad) y propicia aprendizajes personales y académicos significativos que les permiten obtener más y mejores oportunidades educativas, laborales y personales.
 
En esta entrevista, el director de AEIRaval, Adrià Jurado Laguna explica los principales retos y logros de esta iniciativa. Conoce más detalles del proyecto ganador del Premio Educaweb 2021 en la categoría Instituciones en esta publicación. También podrás conocer a algunas personas que han participado en el programa a través de este vídeo.
 
¿Cómo, cuándo y por qué decidió AEIRaval poner en marcha un proyecto de orientación académica y profesional basado en mentorías socioeducativas?
 
Como AEIRaval, vimos necesario y estratégica la atención a adolescentes y jóvenes de nuestros proyectos y de los centros educativos a raíz de ver cómo en las etapas de transición educativa entre la educación obligatoria y postobligatoria muchos jóvenes se encuentran con muchas dificultades para decidir su futuro más inmediato. Es una etapa en la que los y las jóvenes verbalizan sentirse solas y con una falta de referentes muy evidente.
 
¿Cuáles han sido los principales retos para impulsar el proyecto?
 
Los principales retos para impulsar el proyecto fueron varios. En nuestro caso, el primero de ellos fue disponer de los recursos para ir hacia adelante en esta aventura. En segundo lugar, el cambio radical a nuestra metodología de intervención socioeducativa, es decir aportando una mirada especialmente personalizada e individualizada. Y en tercer y último lugar, el trabajo con el voluntariado especializado. Para poder ser potentes, varios profesionales de la entidad desarrollaron formación continua para llevar a cabo dicha experiencia.
 
¿Qué personas y/o estrategias han resultado fundamentales para lograr el éxito de la iniciativa?
 
En estos momentos piensas en todas y cada una de las personas que han hecho posible el MODUM, todas ellas clave en su desarrollo: mentoras, jóvenes, responsables de los centros educativos, entre otras. Aun así, quiero hacer una mención especial a Meritxell Argelagués y Sara Ruiz, para mí son el alma y la garra de cómo debe de formularse un proyecto social mediante mentoría. Meritxell es el análisis, el pensamiento, la evaluación y Sara es acción, conexión y amor con el trabajo de adolescentes y jóvenes que en un momento puntual de su vida han necesitado compartir con alguien sus angustias, alegrías, entre otras situaciones muy complejas.
 
Por lo que respecta a las estrategias que fueron fundamentales para los inicios del proyecto MODUM, seré muy conciso: "el trabajo en red con el entorno del joven participante"
 

¿Cuáles han sido los principales retos para impulsar el proyecto?
 
Los principales retos para impulsar el proyecto fueron varios. En nuestro caso, el primero de ellos fue disponer de los recursos para ir hacia adelante en esta aventura. En segundo lugar, el cambio radical a nuestra metodología de intervención socioeducativa, es decir aportando una mirada especialmente personalizada e individualizada. Y en tercer y último lugar, el trabajo con el voluntariado especializado. Para poder ser potentes, varios profesionales de la entidad desarrollaron formación continua para llevar a cabo dicha experiencia.
 
¿Qué personas y/o estrategias han resultado fundamentales para lograr el éxito de la iniciativa?
 
En estos momentos piensas en todas y cada una de las personas que han hecho posible el MODUM, todas ellas clave en su desarrollo: mentoras, jóvenes, responsables de los centros educativos, entre otras. Aun así, quiero hacer una mención especial a Meritxell Argelagués y Sara Ruiz, para mí son el alma y la garra de cómo debe de formularse un proyecto social mediante mentoría. Meritxell es el análisis, el pensamiento, la evaluación y Sara es acción, conexión y amor con el trabajo de adolescentes y jóvenes que en un momento puntual de su vida han necesitado compartir con alguien sus angustias, alegrías, entre otras situaciones muy complejas.
 
Por lo que respecta a las estrategias que fueron fundamentales para los inicios del proyecto MODUM, seré muy conciso: "el trabajo en red con el entorno del joven participante"
 
¿Qué recomendaría a otras entidades que quieran hacer algo parecido?
 
Si con el corto recorrido que tenemos tuviera que dar indicaciones a otro proyecto, creo que destacaría dos aspectos clave en nuestra evolución del MODUM. En primer lugar, revisar si anteriormente han desarrollado proyectos de acompañamiento a adolescentes y jóvenes. Es muy importante a mi parecer, saber de dónde vienen esos jóvenes, y preguntarles directamente qué quieren y que necesitan. Sin este trabajo previo del contexto y de su población juvenil es imposible desarrollar dicha acción.
 
En segundo lugar, creo de vital importancia el asesoramiento de los entes especializados en mentoría socioeducativa, como es el caso de la Coordinadora de Mentoría Social (una entidad de referencia en territorio español en el campo de la mentoría). Su experiencia en los procesos y la mirada global en relación con la mentoría social a nivel nacional y europeo nos da las evidencias suficientes para iniciar una acción de estas características.
 
¿Cuáles son las perspectivas de futuro del proyecto?
 
Somos una entidad y un proyecto, que requiere de establecer conexiones con la comunidad educativa más cercana. Tenemos muy claro que crecer en número de personas de manera sostenible es clave para el funcionamiento óptimo. Es decir, queremos invertir y crecer en calidad con relación al seguimiento, la evaluación y en el trabajo diario con los jóvenes, antes de plantear un crecimiento sustancial de éste.
Deja tu comentario