La 'nueva normalidad' del curso escolar 2020-2021

Redacción de Educaweb
12/06/2020

El Ministerio de Educación y las comunidades autónomas, excepto Madrid y País Vasco, acuerdan que el próximo curso se iniciará en septiembre, será presencial y estará marcado por protocolos sanitarios
A pesar de la amenaza del coronavirus, el próximo curso escolar arrancará en septiembre y se desarrollará en el periodo habitual, será presencial "como principio general" y constará de 175 horas lectivas. Estas son algunas de las 14 medidas educativas que el Ministerio de Educación y de Formación Profesional (MEFP) y las comunidades autónomas, salvo Madrid y el País Vasco, han acordado para desarrollar el curso 2020-2021.
 
Este acuerdo se ha concretado en la Conferencia Sectorial de Educación celebrada el jueves 11 de junio, donde la ministra Isabel Celaá ha destacado que se le dará énfasis a la presencialidad en las etapas obligatorias porque es necesario recuperar los déficits de enseñanza-aprendizaje que se han presentado a causa de la suspensión de la educación presencial.
 
Si bien hace apenas un mes las autoridades educativas habían difundido que el curso 2020-2021 tendría que llevarse a cabo alternando la docencia presencial con la remota, finalmente han dado prioridad a la educación presencial, especialmente en las etapas de infantil y primaria.
 
"Queremos poner el énfasis en la presencialidad sin abandonar la digitalización", ha asegurado la ministra Isabel Celaá en rueda de prensa, añadiendo que incluso las autonomías y el Ministerio trabajan en un convenio para fomentarla, dada la brecha digital que se ha presentado en la educación online realizada durante el confinamiento.
 

Las 14 pautas educativas en las que se basará el nuevo curso escolar

 
Entre las 14 medidas educativas para el curso 2020-2021 que se han acordado destaca que los centros educativos deben adaptar sus programaciones didácticas en todas las etapas educativas no obligatorias, precisamente para poder recuperar la enseñanza-aprendizaje perdida durante el confinamiento.
 
Asimismo, las escuelas tendrán que elaborar planes de inicio de curso y las administraciones educativas planes de contingencia con pautas para poder responder a las "eventualidades" que pueda provocar la evolución de la pandemia en la actividad lectiva. Esta medida en particular sigue las recomendaciones que organizaciones internacionales como la OCDE y la Universidad de Harvard ya habían planteado en un informe reciente.
 
Otra de las recomendaciones del MEFP es que los equipos directivos y el profesorado de cada centro educativo establezcan planes de seguimiento y apoyo para el alumnado que experimenta dificultades de aprendizaje o emocionales.
 
Entre las medidas también se plantea la necesidad de fomentar el trabajo colaborativo entre docentes y los equipos directivos, así como reforzar los recursos tecnológicos de las escuelas y las competencias digitales del profesorado y del alumnado, teniendo en cuenta que, según la OCDE y un informe de la Fundación COTEC, casi la mitad de los docentes en España no están preparados para usar la tecnología en la enseñanza-aprendizaje.
 
Consulta el documento íntegro con las medidas educativas propuestas por el Ministerio de Educación y Formación Profesional para el retorno al curso 2020-2021.
 

Los protocolos sanitarios para el próximo curso

 
Además de proponer 14 medidas educativas para el próximo curso, el MEFP ha elaborado junto con el Ministerio de Sanidad un Protocolo sobre las medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente al COVID-19 para centros educativos. Los principios básicos de las recomendaciones sanitarias se refieren a la limitación de contactos, la prevención personal, la gestión de casos y la limpieza y ventilación.
 
Ambos documentos buscan "unificar criterios en la implementación de medidas en los centros y de esta forma lograr una integración tanto de las medidas de prevención e higiene como de aquellas relacionadas con la docencia", señala el MEFP.
 
Estas recomendaciones sanitarias constituyen una base de actuación que cada comunidad autónoma tendrá que adaptar a su propia realidad, ya que sus competencias respecto a la educación se mantienen. Algunas de estas propuestas son:
 
     
"No son ratios sino agrupaciones flexibles de alumnos o alumnas, una manera de trabajo, flexibilizando las distancias, para que los pequeños convivan a modo de familia. Es una alternativa, no de obligado cumplimiento", ha señalado Celàa en rueda de prensa posterior, explicando que este es un modelo que se realiza ya en países como Noruega.
             

Las familias y docentes, en desacuerdo con algunas recomendaciones

 
Tanto sindicatos de docentes como familias critican algunas de las medidas sanitarias y educativas planteadas y que sus voces no se hayan tenido en cuenta para elaborarlas.
 
Por ejemplo, la Federación de Enseñanza de CCOO está en desacuerdo con la propuesta de formar grupos de convivencia de 20 niños y niñas en infantil y hasta 4º de primaria, ya que esto hará que las comunidades autónomas opten por esa proporción "en detrimento de la distancia social marcada".
 
En cuanto a la elaboración de protocolos sanitarios por parte de los centros educativos, desde el sindicato se considera que estos no tendrían que asumir dicha responsabilidad, ya que "existen los servicios de prevención y los comités de seguridad y salud que tienen esas funciones asignadas". El sindicato critica también que en el acuerdo no se concreten los recursos económicos que se destinarán para llevar a cabo las medidas pactadas.
 
Por otro lado, el sector de Enseñanza de la Unión General de Trabajadores (UGT) propone que cada autonomía negocie con los sindicatos de docentes el inicio del próximo curso escolar. Además, añade que no debe ser el profesorado el que se encargue de ser el "referente" para la lucha contra el coronavirus en las aulas, sino que se debe incorporar personal sanitario para "coordinarse y colaborar" con los equipos directivos y el Consejo Escolar.
 
Por su parte, la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) lamenta que en la elaboración de estas medidas no se haya contado con la opinión de las familias de escuelas concertadas. "La educación debería ser materia para el consenso y el debate de todos" indica la asociación en un comunicado. La entidad también propone que el próximo curso los centros puedan hacer uso de instalaciones municipales y espacios naturales cercanos para garantizar las medidas de seguridad sanitarias.
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último