¿Cómo encontrar trabajo en el extranjero?

José Joaquín Bennasar Solsona,
Psicólogo educativo (Comunidad Valenciana)
04/06/2019

Las circunstancias con las que se encuentra cualquier joven con competencias adquiridas para ejercer un trabajo (lo que yo he etiquetado como "trabajo deshumanizado") hacen que las condiciones con que se acercan a ese empleo sean en muchos casos denigrantes y eso hace que muchos se tengan que ir a buscar mejores condiciones laborales en el extranjero.
 
Según mi exploración he encontrado que no todo es bueno en el exterior y malo aquí, pero me atrevo a sugerir unas recomendaciones que sirvan para facilitar esa aspiración, en cierta medida lógica, para quienes desean encontrar un puesto de trabajo en el extranjero.
 

1. Establecer contactos virtuales y presenciales

 
Los contactos son importantes tanto a nivel directo como a nivel virtual. Cuando parece que el nivel directo puede ser negativo para la búsqueda de trabajo en el extranjero, no lo es. Empresas españolas ya internacionalizadas, familiares, amigos, compañeros de estudios, etc. tienen que ser fuente de intercambio de información.
 
Seguramente es a nivel virtual donde se realizarán las conexiones (solicitudes, entrevistas, condiciones, etc.) para encontrar un trabajo en el extranjero. También hay que empezar por buscar oficinas de selección internacionales que ofrezcan garantías (¡no pagues nunca por una selección! pues no sería extraño que pudiera ser una estafa de un hacker). Dándote a conocer entras en bases de datos que te mantienen vinculado. En alguna ocasión te pueden llamar de una empresa porque les han facilitado tus datos otros. 
 
"Seguramente es a nivel virtual donde se realizarán las conexiones (solicitudes, entrevistas, condiciones, etc.) para encontrar un trabajo en el extranjero."



2. Aprender y perfeccionar idiomas

 
En estos momentos, el nivel del inglés debe ser nativo porque es el idioma comúnmente usado en todos los foros laborales internacionales. Algún experto ha aconsejado dominar otros idiomas, no lo podemos rechazar, pero estos de manera complementaria. No se debe olvidar que a la empresa que te contrate lo que le interesa son las competencias que puedas desarrollar con ellos.
 

3. Competencias

 
Ya las tienes, pero hay algún detalle que creo necesario aclarar. Al finalizar los estudios de Grado ya tienes que contactar con el sector productivo mientras vas completando un Máster. Muchos se dejan esto para el final y aumenta su angustia cuando pasan semanas, incluso meses, y no encuentran la actividad profesional ligada a sus estudios.
 
En algún momento puedes necesitar de recursos económicos y dirigirte a ganar unos euros en algo que tiene que ver poco con tus competencias. No te avergüences, es lícito. Quien se tendría que avergonzar es la sociedad que te ha exigido unas competencias que ahora te niega. No obstante, no pongas jamás en tu currículum esa actividad.
 
Aunque parezca raro, tienes que cargar tu CV de actividad relacionada con tus competencias vía prácticas profesionales o vía formación. Hoy hay un recurso que te puede ser muy útil que es la formación online (siempre con su acreditación correspondiente).
 
Con eso se transmite a cualquier reclutador sea internacional o nacional que eres un sujeto activo y motivado.
Categorías
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más leído
Lo último