Liderar el cambio del modelo educativo: el "coaching" ha llegado a las aulas

Helena Roselló Nadal. Doctora en Antropología y Trabajadora Social. Coach Profesional Certificado
14/03/2011

El coaching, que proviene del ámbito deportivo y empresarial, está empezando a aplicarse al contexto educativo con excelentes resultados.

El coaching se centra en lo que tanto nosotros mismos como los demás podemos conseguir, apoyándonos en nuestros recursos y encauzándonos hacia la realización de aquello que deseamos de forma que podamos expresar nuestro verdadero potencial, así como en detectar las interferencias o aquello que no funciona y que nos impide lograrlo, para tratar de solventarlo y acercarnos a la realización de nuestros objetivos.

Esta nueva disciplina se centra en acompañar los cambios en las personas y en las organizaciones para conseguir desarrollar su máximo potencial. También se está utilizando para facilitar entrenamiento en liderazgo y en gestión del talento al personal docente y a los equipos directivos.

Frases para la reflexión

"Aprender es descubrir lo que ya sabes, hacer es demostrar lo que sabes. Enseñar es recordar a otros, que saben tanto como tú. Todos somos aprendices, hacedores, maestros". (Richard Bach)

"Quien quiera enseñarnos la verdad que no nos la diga. Que nos sitúe de tal modo que la podamos descubrir por nosotros mismos". (José Ortega y Gasset)

"No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer". (Goethe).

"El mayor obstáculo para aprender algo nuevo es la creencia de que ya se sabe". (Antigua tradición Zen).

"En tiempos de cambio quienes estén dispuestos a aprender heredarán la tierra, mientras que los que crean que ya lo saben todo se encontrarán hermosamente equipados para enfrentarse a un mundo que dejó de existir". (Eric Hoffer).


¿Qué es el coaching?

El coaching es un proceso de acompañamiento (asesoramiento) a personas o grupos para conseguir su máximo desarrollo personal, académico, profesional, deportivo, etc., mejorando el rendimiento y consiguiendo resultados extraordinarios.

Como dice Vivian Launer (2007), en su libro Coaching: un camino hacia nuestros éxitos, define el coaching como "el arte de facilitar el desarrollo potencial de las personas y los equipos para alcanzar objetivos coherentes y cambios en profundidad".

El coaching recoge las aportaciones de otras corrientes y teorías como la Inteligencia Emocional, la terapia Gestalt, las Constelaciones familiares y organizacionales y la PNL (Programación Neurolingüística).

El coaching es una nueva forma de aprendizaje que ayuda a las personas a cambiar y la posibilidad del cambio se fundamente en la consideración de que "el mapa no es el territorio", es decir, nuestra percepción de la realidad, condicionada por muchos factores culturales y sociales (educación, creencias, valores, patrones de conducta, mapas mentales, etc.), no es la realidad en sí misma.

Por lo tanto, podemos cambiar la realidad, pero el cambio empieza por nosotros mismos, desde dentro hacia fuera. ("Conócete a ti mismo"). En la medida que la persona decide cambiar sus creencias y pensamientos sobre ella misma, sobre sus relaciones y sobre el mundo que le rodea está en posición de tomar conciencia sobre su situación y elegir libremente probar nuevas alternativas de acción y obtener resultados diferentes, que, a su vez, le sirvan para retroalimentar nuevos aprendizajes, nuevas acciones y nuevos resultados.

La diferencia del coaching con otras disciplinas o teorías es que está básicamente enfocado a la acción, el aprendizaje no sirve de nada si no se pone en práctica y se utiliza. Aprendizaje y acción están íntimamente conectados en el coaching.

Se parte del autoconocimiento de la persona y de su situación actual, para ayudarle a encontrar el camino hacia donde quiere llegar (situación deseada) a través de la elaboración de un plan de acción personalizado acorde con sus objetivos y metas, que pueden ser tan ambiciosos como el cliente desee. El coaching se enfoca en desarrollar el potencial de las personas, pretende que puedan realizar sus sueños y cumplir sus metas.

La herramienta principal del coach (el profesional) son las "preguntas poderosas" a través de las cuales el coach intenta extraer de su "coachee" (=cliente) las capacidades y herramientas internas que tiene para conseguir sus metas. El coach no dice no tiene fórmulas mágicas ni soluciona los problemas, sólo hace las preguntas adecuadas que ayudan al coachee a reflexionar y tomar consciencia sobre su situación, para que la pueda reinterpretar de una manera distinta al observar la realidad desde otra posición perceptiva.

El coaching es, pues, una metodología para el cambio y el coach es un facilitador de procesos de cambio en las personas y en las organizaciones.

¿Cómo aplicar el coaching al contexto educativo?

Este nuevo enfoque, que previamente se ha desarrollado en el campo deportivo y en el ámbito empresarial, tiene sus orígenes en nuestros grandes maestros griegos (Sócrates, Platón, Aristóteles,..), ellos son los verdaderos padres de esta nueva disciplina.

Su reciente aplicación al contexto educativo no hace más que recuperar la Pedagogía clásica, basada en la Mayéutica, que buscaba desarrollar el potencial de los discípulos (estudiantes) así como de los propios maestros (profesores) a través del diálogo para llegar al conocimiento y a partir de ahí llegar a conocimientos más profundos desarrollando nuestra personalidad.

Este el arte de la pregunta socrática, una de las principales herramientas sobre las que se asienta el coaching. (Sócrates planteaba a su interlocutor un "reto dialéctico" fingiendo ignorancia- la ironía socrática).

La función educativa, desarrollada por distintos profesionales en el ámbito educativo, tiene que tener la capacidad de retar al alumnado ante distintas situaciones vitales, llevarles a encontrar por sí mismos soluciones a estos dilemas. Más que un entrenamiento el coaching debe ser entendido como una disciplina, un arte, un procedimiento, una técnica y también un estilo de liderazgo y conducción.

Su labor debe consistir en prestar su apoyo para mejorar y optimizar las capacidades innatas, los recursos internos y la creatividad que los/as alumnos/as ya tienen, pero que no han podido desarrollar, con el fin de obtener los mejores resultados posibles en base a criterios no sólo de eficacia y calidad sino de excelencia, convirtiendo así el proceso de aprendizaje en un verdadero aprendizaje transformacional.

El coaching nos da la oportunidad de restablecer y recuperar el aprendizaje basado en la resolución de problemas, el trabajo en equipo y cooperativo, el pensamiento creativo, la gestión del conocimiento, el desarrollo del talento, la inteligencia emocional, etc.

El coach debe ayudar a su pupilo a evaluar y clasificar sus necesidades partiendo del examen cuidadoso de sus valores, creencias, hábitos y actitudes. Las creencias de las personas sobre sí mismas limitan o impulsan la capacidad de aprender mucho más que la inteligencia. Además nuestras creencias atraen las experiencias que las refuerzan. Por lo tanto, reflexionar sobre las creencias que vamos adquiriendo en nuestras vidas y como éstas condicionan nuestras conductas y acciones nos puede ayudar a redireccionar nuestros objetivos y metas.

Tampoco debe menospreciarse la importancia del coaching en cuanto a su contribución a la organización educativa ya que promueve el desarrollo de un clima organizacional positivo y emprendedor, lo que redunda, sin lugar a dudas, en la motivación y calidad tanto de los docentes como del alumnado. La meta final será lograr, a través de la colaboración y la sinergia de fuerzas de los distintos miembros de la comunidad educativa (familias, alumnado, profesorado y equipo educativo), mayor eficacia y calidad educativa.

¿Quién podría ejercer de "coach" en el centro educativo? Puede ser el profesor o tutor que realiza un curso de formación continua sobre coaching educativo y lo utiliza para mejorar su relación con el alumnado en sus tutorías; el orientador que ha querido profundizar en el conocimiento de nuevas técnicas y herramientas para el desarrollo de su labor orientadora; personal de los servicios psicopedagógicos escolares en su labor de apoyo a los centros educativos; o un coach profesional externo, contratado por un centro o un AMPA, para formar al equipo educativo en liderazgo y dirección de equipos o que quiere asesoramiento para desarrollar un Programa de Apoyo y Refuerzo en un centro concreto.

El objetivo general de una formación especializada en coaching sería proporcionar nuevas estrategias y enfoques prácticos que puedan ayudar a los educadores y orientadores a enfocar los "viejos" problemas con "nuevas" alternativas de solución. Lo que el coaching pretende es la adquisición de nuevas competencias profesionales que sean funcionales y que permitan el desarrollo de habilidades y capacidades socio emocionales.

¿Para qué sirve el coaching en el contexto educativo? Los temas que podrían ser abordados desde la metodología del coaching podrían ser:
¿Puede ser el profesional de la orientación un coach?

La Asociación Internacional de la Orientación Educativa y Profesional (AIOEP) define cuáles deberían ser las competencias a nivel internacional para los profesionales de la orientación.

En el apartado de competencias genéricas, Redes de Trabajo y Desarrollo del Liderazgo, que deben ser comunes a todos los orientadores se indica: "Promover el desarrollo de la carrera de los clientes a través del coaching, sugiriéndoles alternativas y ofreciendo diferentes perspectivas". (E. Repetto, 2008).

El coaching, por lo tanto, puede ayudar a desarrollar las siguientes capacidades al profesional de la orientación:
De esta manera los profesionales de la orientación pueden realizar estas funciones de coach para entrenar a los alumnos/as en el manejo de las herramientas adecuadas para que puedan emprender el camino de sus vidas por sí mismos, haciéndoles tomar conciencia de cuáles son sus potencialidades y áreas de mejora, sin olvidar que cada situación concreta hay que enmarcarla dentro de un coaching sistémico que tenga también en cuenta el papel de los educadores, la familia y otros agentes sociales y educativos.

El profesional de la orientación, como un miembro más dentro del equipo educativo, ha de estar en condiciones de poder asumir las funciones de:

a) Liderazgo transformador, que implica saber gestionar los recursos humanos y ser capaz de experimentar nuevos procedimientos de organización y funcionamiento en los centros educativos.

b) Dinamizador de procesos de cambio desarrollando su labor orientadora hacia el éxito y la excelencia educativa.

c) Facilitador de oportunidades de crecimiento y desarrollo personal y profesional, potenciando el talento innato.

d) Motivador, para conseguir la autoconfianza y seguridad necesarias en el alumnado potenciando su autoestima, aumentando sus expectativas de éxito y estimulando una conducta proactiva.

e) Transformardor de los/as alumnos/as en personas lo más equilibradas posibles, competentes profesional y socialmente.

Bibliografía:

Bou Pérez, J.F. (2007) Coaching para docentes: el desarrollo de habilidades en el aula. Editorial Club Universitario. Alicante.

Cohe, J. (2003) La inteligencia emocional en el aula. Edit. Troquel. Argentina.

Churches, R. y Terry, R. (2009) PNL para profesores. Cómo ser un profesor altamente eficaz. Editorial Desclée de Brouwer, S.A.

Dilts, R.; Epstein, T. (1997) Aprendizaje dinámico con PNL. Editorial Urano. Barcelona.

Gordillo, Mª Victoria (2008) Nuevas perspectivas en orientación. Del counseling al coaching. Editorial Síntesis.

Launer, Vivian (2007) Coaching: un camino hacia nuestros éxitos. Editorial Pirámide.

Medina, L.G. y Pericón, A.M. ( 2008 ) Coaching educacional. Una nueva visión de la orientación vocacional. Editorial Bonum. Argentina.

O’Connor, Joseph (2005) Coaching con PNL: guía práctica para obtener lo mejor de ti mismo y de los demás. Editorial Urano.

Ravier, L. (2005): Arte y ciencia del coaching: su historia, filosofía y esencia. Dunken. Buenos Aires.

Rodríguez Castaño, M.A. y Concepción Estellés, J (2008) Inteligencia emocional y social en el aula (Libro del profesor y cuadernos didácticos). Editorial Brief. Valencia.

Serrat, A. (2005) PNL para docentes. Mejora tu conocimiento y tus relaciones. Editorial Graó. Barcelona.
Categorías
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último