Operario textil

Descripción
Los operarios textiles llevan a cabo diferentes tareas en una empresa textil. Supervisan y controlan la maquinaria utilizada en las diferentes etapas de producción. A menudo se especializan en un campo particular de textiles, por ejemplo, en lana.
Actividades laborales
Los operarios textiles están implicados en los muchos procesos de fabricación de textiles, desde la fase de las materias primas hasta completar el producto terminado. Muchos operarios se encargan de vigilar y controlar la maquinaria textil.

Las funciones de los operarios dependen de la empresa y del tipo de textiles y productos finales implicados. La mayoría de los operarios se especializan en un trabajo concreto y por lo general trabajan sólo en un sector de los textiles, como lana, algodón, alfombras o encaje.

En la primera fase del proceso, los operarios pueden seleccionar, ordenar y limpiar materias primas. Por lo general, controlan las máquinas que ordenan las fibras de acuerdo con su longitud y eliminan la suciedad y la grasa.

Los operarios controlan las máquinas y las detienen si algo va mal. Se les pueden pedir que resuelvan problemas técnicos menores.

Pueden aplicar tratamientos químicos a textiles como lana o alfombras para hacerlos inencogibles, ininflamables o impermeables. Para la manipulación de productos químicos, usan ropa de protección.
Perfil profesional
Para desempeñar este trabajo, se requiere:
  • Tener buena vista y buena visión de los colores.
  • Sentirse a gusto manejando máquinas.
  • Tener conocimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales.
  • Tener un buen estado físico, pues los operarios suelen pasar largas horas de pie, y pueden tener que levantar y transportar peso.
Algunos operarios necesitan buena habilidad manual para enhebrar las máquinas con hilos individuales o para corregir defectos.

Tal vez trabaje con materiales que pueden causar irritación. Este es un aspecto del trabajo que conviene que tengan en cuenta las personas con ciertas afecciones cutáneas o con dificultades respiratorias.
Competencias
  • Buen sentido del color.
  • Buena forma física.
  • Capacidad para sobrellevar un trabajo rutinario.
  • Capaz de lidiar con trabajos que implican desorden.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de realizar acciones como agacharse o levantar cosas.
  • Capaz de seguir instrucciones.
  • Capaz de seguir normativa en materia de salud y seguridad.
  • Capaz de trabajar con las manos de forma habilidosa.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Escoge, clasifica y limpia materias primas.
  • Habilidades prácticas.
  • Puntual.
  • Realiza turnos laborales.
  • Responsable.
  • Sigue unos estándares estrictos de higiene, salud y seguridad.
  • Supervisa y controla la maquinaria textil.
  • Trabaja solo.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.