Limpiador doméstico

Descripción
Los limpiadores domésticos trabajan en viviendas particulares efectuando la limpieza general y llevando a cabo otras tareas domésticas. El trabajo suele ser a tiempo parcial durante unas horas a la semana, y a menudo se efectúa mientras el dueño de la casa está en el trabajo.
Actividades laborales
Los limpiadores domésticos hacen las tareas domésticas para otras personas. Algunos limpiadores trabajan por cuenta propia, mientras que otros trabajan por cuenta de una agencia.

Si un limpiador trabaja por cuenta propia, tendrá que encontrar clientes para los que trabajar. Para conseguirlo, puede poner anuncios en escaparates de la zona o comenzar a trabajar para amigos y vecinos, y obtener nuevos trabajos mediante el boca a boca. Habla con el dueño de la casa sobre el trabajo que hay que hacer y acuerdan el precio.

Si un limpiador trabaja para una agencia, será la agencia la que le diga quiénes son los clientes y cuándo quieren que se realice el trabajo. La agencia proporciona al limpiador una lista de tareas para cada cliente. El cliente puede pagar al limpiador para que entregue el dinero a la agencia, pero no pone las tarifas.

El tipo de tareas realizadas por los limpiadores depende de lo que quiera el dueño de la casa. Pero pueden incluir cualquiera de las siguientes:
  • Quitar el polvo de los muebles y abrillantarlos.
  • Limpiar los cristales.
  • Pasar la aspiradora a las alfombras.
  • Limpiar las baldosas.
  • Poner lavadoras y tender la ropa.
  • Planchar y guardar la ropa.
  • Hacer y cambiar las camas.
  • Lavar cazos y sartenes.
  • Barrer las zonas exteriores.
  • Vaciar el cubo de la basura.
  • Recoger y poner orden donde se requiera.
A veces a los limpiadores pueden pedirles que hagan limpieza general, o que hagan una limpieza más a fondo para una ocasión especial. Por ejemplo, lavar bien la pintura de las paredes y las paredes, limpiar a fondo los armarios y limpiar las alfombras.

A menudo los limpiadores limpian el material al final del trabajo. Los limpiadores de agencia pueden tener que transportar su propio material de limpieza en una furgoneta de la empresa.
Perfil profesional
Para ser limpiador doméstico, se requiere:
  • Que te guste realizar tareas prácticas.
  • Saber usar diferentes equipos y materiales de limpieza.
  • Tener buena forma y resistencia, ya que se pasa mucho tiempo de pie.
  • Que te guste ver un trabajo de principio a fin.
  • Organizarse bien para desarrollar una rutina eficiente.
  • Tener sentido común y capacidad de trabajar sin supervisión.
  • Ser digno de confianza y tener respeto por la propiedad ajena.
  • Que no te importe hacer tareas repetitivas (aunque trabajar para diferentes casas ofrece cierta variedad).
  • Prestar atención a los detalles.
  • Saber trabajar formando parte de un equipo con otros limpiadores, en caso necesario.
Si se trabaja para una agencia, o si se tienen clientes en una zona más bien amplia, resulta útil disponer de permiso de conducir.
Competencias
  • Agradable.
  • Bien organizado.
  • Buena forma física.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de realizar acciones como agacharse o levantar cosas.
  • Capaz de seguir instrucciones.
  • Capaz de seguir métodos de seguridad.
  • Capaz de seguir procedimientos establecidos.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Capaz de trabajar con personas a distintos niveles.
  • Capaz de trabajar con rapidez.
  • Conocimientos sobre productos y equipamiento de limpieza y de técnicas empleadas en este tipo de trabajo.
  • Cuidadoso.
  • Discreto.
  • Dispuesto a realizar algunas tareas repetitivas y sucias.
  • Enérgico.
  • Flexible en la realización de sus tareas.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades prácticas.
  • Honesto.
  • Limpia el polvo y abrillanta.
  • Limpia y pone en orden habitaciones.
  • Limpia y quita la basura.
  • Lleva a cabo tareas de cuidado y limpieza general.
  • Lleva uniforme.
  • Mantiene el lugar limpio y aseado.
  • Muy meticuloso con su higiene personal.
  • Se asegura de que el lugar de trabajo está limpio y aseado.
  • Se encarga de poner lavadoras.
  • Selecciona las prendas que hay que lavar.
  • Sigue unos estándares estrictos de higiene, salud y seguridad.
  • Trabaja en equipo.
  • Usa la plancha con las prendas de ropa.
  • Utiliza máquinas para limpiar las prendas.