Orientación Laboral

Pasos para encontrar trabajo

Qué necesito para buscar empleo

Pasos a seguir para encontrar trabajo

Si estás buscando empleo, es recomendable seguir una serie de pasos que te ayudarán a encontrar un trabajo acorde a tus necesidades e intereses. 


 

1. Localiza la oferta a través de los canales de búsqueda de empleo

Actualmente dispones de multitud de canales donde encontrar ofertas de empleo. Cada canal tiene sus características y por ello deberás escoger el que mejor se adapte a ti. 
  • Portales de empleo de Internet. Bolsas de empleo online que contienen ofertas de diversos sectores profesionales y pueden ser de alcance nacional e internacional. Para poder apuntarte a estas ofertas es importante disponer de un CV en formato digital. 
  • Portales de empleo especializados. En Internet también puedes encontrar portales que ofertan vacantes en un sector laboral o para un colectivo específico. Por ejemplo, bolsas de empleo dirigidas al sector de la sanidad, el turismo o la informática o portales destinados a jóvenes o personas con discapacidad. 
  • Agencias de colocación. Estas entidades, públicas o privadas, tienen como objetivo proporcionar trabajo a personas desempleadas. Para conseguirlo llevan a cabo actividades de orientación e intermediación laboral. 
  • Servicios públicos de empleo. Las comunidades autónomas disponen de servicios a nivel comarcal y local para atender las diferentes necesidades en materia de empleo del territorio. Son totalmente gratuitos y proporcionan distintas ayudas en función del destinatario.
  • Empresas de Trabajo Temporal (ETT). Este tipo de organizaciones actúan como intermediarias entre una empresa que desea cubrir un puesto de trabajo y la persona reúne las características para ocuparlo. Ellas mismas se encargan de contratar a trabajadores temporalmente para luego cederlos a las empresas que los necesitan. 
  • Colegios y asociaciones profesionales. Muchas veces los colegios y la asociaciones de colectivos profesionales ofrecen servicios de orientación laboral y bolsas de trabajo. 
  • Autocandidatura. La autocandidatura es la manera más proactiva de buscar empleo. Consiste en postular para trabajar en una empresa sin que esta haya publicado una oferta de empleo, es decir, dirigirte a una empresa mediante una carta de presentación o enviando tu CV por iniciativa propia.
  • Red de contactos. Algunas ofertas de empleo no se hacen públicas y sólo se conocen a través de personas cercanas a ese entorno laboral. Por eso, si quieres acceder a estas ofertas es importante tejer un red social y profesional de contactos (networking) que puedan informarte de las oportunidades de empleo. 
  • Prensa. En algunos medios de comunicación puedes encontrar una sección especial de anuncios relacionada con las ofertas laborales existentes en ese momento. 
  • Información de la oferta de empleo público. En las páginas web de las administraciones públicas (estatales, autonómicas y locales) podrás encontrar diferentes convocatorias de empleo público a las que presentarte según tu perfil académico y profesional.

2. Preséntate a la empresa

El primer contacto con la empresa más habitual es la presentación del currículum. Existen diferentes maneras de hacer un CV (cronológico, funcional, por competencia, etc.), utiliza aquella que más te convenga y recuerda destacar los elementos que encajan con el perfil de la empresa. 

Puedes ayudarte con una carta de presentación que se ajuste al tipo de trabajo que solicitas. Trata de reflejar que eres el candidato idóneo para ocupar el puesto de trabajo y manifiesta tu interés en la organización. 

También puedes optar por la llamada telefónica al departamento de recursos humanos o la presentación presencial en la empresa.

3. Supera el proceso de selección

Antes de realizar la entrevista de trabajo recuerda prepararte algunas de las preguntas más frecuentes que te pueden hacer, como por ejemplo, por qué deseas trabajar en esa empresa. 

La entrevista puede ir acompañada de las pruebas de selección laboral. El objetivo de estas pruebas es evaluar la idoneidad del candidato o candidata. Varían en función de las características de puesto de trabajo y suelen valorar las aptitudes, personalidad y competencias profesionales. 

4. Incorpórate

Finalmente, la empresa valorará a los candidatos finalistas y tomará una decisión. En esta fase es posible que te convoquen para realizar otras pruebas o entrevistas. Puedes aprovechar para aclarar las dudas que te puedan surgir o preguntar sobre algún aspecto que no se haya tratado previamente. 

Si eres la persona elegida deberás prepararte para la contratación e incorporación. Recuerda leer el contrato detalladamente y mostrar una actitud positiva de cara al comienzo en la organización.


Si necesitas más información sobre cómo busca trabajo, descubre cómo diseñar un buen currículum, cómo hacer una carta de presentación, cómo prepararte por una entrevista de trabajo o cómo mejorar tu posición al mercado de trabajo, entre otros aspectos.

También puedes utilizar el buscador de cursos donde podrás encontrar la formación que te ayudará a mejorar tus competencias profesionales