Veterinario

Descripción
Los veterinarios diagnostican y tratan los animales enfermos y heridos. También previenen la enfermedad y la mala salud, por ejemplo, mediante vacunaciones y prestando asesoramiento a los propietarios. Algunos veterinarios se especializan, por ejemplo, en animales domésticos, ganado, caballos y animales de zoológico.
Actividades laborales
Los veterinarios diagnostican y tratan los animales usando el conocimiento científico y médico, habilidades prácticas y diversas herramientas y equipos. Lo que más les importa es el bienestar de los animales y la protección de la salud pública, especialmente donde puedan transmitirse enfermedades de animales a personas.

El contacto con el dueño de cada animal es muy importante, en primer lugar para hablar sobre los síntomas o el comportamiento del animal. El veterinario también tendrá que consultar con los propietarios y aconsejar sobre cualquier tratamiento que se necesite.

Para diagnosticar la enfermedad, los veterinarios pueden usar varias técnicas, entre ellas los exámenes físicos, los resultados de pruebas (por ejemplo, las muestras de sangre y orina), imágenes de rayos X y ecografías.

Tras haber hecho un diagnóstico, el veterinario deberá optar por un tratamiento. Éste podría ser, por ejemplo, limpiar y vendar las heridas, operar, o una prescripción de medicamentos.

Para operar animales, los veterinarios usan sus habilidades manuales, herramientas quirúrgicas y su conocimiento de los anestésicos.

Aparte del tratamiento práctico, una parte importante del trabajo consiste en aconsejar a propietarios y orientarlos sobre el mejor modo de cuidar sus animales. Esto incluye dar consejos específicos sobre el tratamiento, por ejemplo, la medicación y cómo cuidar de un animal tras una operación.

El consejo también es importante para ayudar a prevenir las enfermedades. Por ejemplo, los veterinarios hablan en detalle con los propietarios sobre cuestiones como la nutrición y el ejercicio. Otra parte importante de la medicina preventiva es la vacunación. Esto ayuda a mantener sanos los animales, así como a prevenir la propagación de enfermedades de animales a seres humanos.

Los veterinarios a veces tienen que sacrificar animales que están demasiado enfermos o heridos para ser tratados. A veces tienen que realizar exámenes post mortem de los animales muertos para investigar las causas de su muerte.

En el ejercicio habitual de la profesión en un pueblo o ciudad en general, pasarán la mayor parte del tiempo tratando animales domésticos (sobre todo perros y gatos), mientras que los veterinarios rurales es más probable que tengan que tratar ganado y caballos.

Para los veterinarios que se ocupan de los animales de granja, las funciones más importantes son supervisar el bienestar de los animales, aconsejar sobre el mantenimiento de la salud del rebaño y garantizar la seguridad de los alimentos producidos a partir de los animales. Los veterinarios deben certificar que los animales destinados al matadero o la exportación están libres de enfermedades. Deben supervisar el bienestar de estos animales.

En el ejercicio habitual, habrá habitualmente más de un veterinario. Los veterinarios suelen estar asistidos por enfermeros veterinarios, y a veces por asistentes de cuidado de los animales y por personal administrativo.

Los veterinarios que dirigen su propia actividad profesional deben gestionar el negocio, incluidas la contratación y supervisión de enfermeros y demás personal. Tienen que ocuparse de las finanzas de su actividad y comercializar sus servicios.

Los veterinarios generalistas hacen a veces visitas a domicilio, y los veterinarios de animales de granja se trasladan a las granjas de la zona. Los veterinarios de animales de granja pueden trabajar al aire libre en todo tipo de condiciones climáticas.

Algunos veterinarios trabajan en investigación, en universidades, institutos de investigación, en la industria o en laboratorios comerciales, ayudando a investigar las causas de las enfermedades y el desarrollo de nuevos tratamientos y medicamentos.

Otros, trabajan para los gobiernos u organismos gubernamentales, a nivel tanto nacional como internacional, ayudando a investigar y tratar brotes epidémicos y desarrollando políticas y sistemas para garantizar la salud de la población.
Perfil profesional
Para ser veterinario, se necesita:
  • Interés por el bienestar animal.
  • Fuerza emocional, no hay que ser impresionable. Se va a trabajar con animales muy enfermos, y a veces hay que sacrificarlos.
  • Dotes para la resolución de problemas y toma de decisiones.
  • Interés por la ciencia y la medicina.
  • Capacidad de observación y atención por los detalles para el diagnóstico de enfermedades.
  • Las habilidades prácticas para llevar a cabo el tratamiento.
  • Dotes de comunicación, por ejemplo, para trabajar con dueños de mascotas, granjeros y enfermeros veterinarios. Hay que ser capaz de explicar las cosas con claridad y dar consejos comprensibles.
  • Simpatía, comprensión y tacto.
  • Capacidad de calmar y tranquilizar a personas que están angustiadas.
  • Voluntad de mantenerse al día respecto a los avances de la ciencia y tecnología veterinarias, y respecto a la legislación pertinente.
Muchos veterinarios ejercen por cuenta propia, por lo que debe tener las dotes necesarias para dirigir su propio negocio. Ello incluye el uso de ordenador para mantener y actualizar los registros de pacientes y finanzas.

Tener permiso de conducir es deseable, y a menudo esencial, para los veterinarios que trabajan en zonas rurales.
Competencias
  • Amable.
  • Aptitud para tomar decisiones.
  • Aptitudes para dirigir.
  • Aptitudes para el liderazgo.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Aptitudes para la supervisión.
  • Asesora a propietarios sobre cuidados animales.
  • Asesora sobre prevención y control de la enfermedad en animales.
  • Capacidad para bregar con situaciones angustiantes.
  • Capaz de calmar y tranquilizar a la gente.
  • Capaz de mantenerse al día de los procedimientos y tratamientos.
  • Colabora con la policía y los agentes forestales para la prevención de la crueldad contra los animales.
  • Decisivo.
  • Emprende y lleva su propio negocio.
  • Especializado en cirugía veterinaria equina.
  • Especializado en tratar animales de zoo.
  • Especializado en tratar ganado.
  • Experiencia en anestesia veterinaria.
  • Experto en cirugía ortopédica.
  • Habilidad para el marketing.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades prácticas.
  • Identifica el origen de un brote o enfermedad en animales.
  • Interviene quirúrgicamente a animales.
  • Investiga el progreso de enfermedades propias de los animales.
  • Observador.
  • Planifica y realiza programas de inmunización de animales.
  • Realiza cirugía dental veterinaria.
  • Realiza cirugía oftalmológica.
  • Realiza curas de heridas.
  • Realiza investigación.
  • Realiza procedimientos oncológicos quirúrgicos.
  • Receta medicamentos.
  • Sacrifica de la manera más humana posible a animales muy enfermos o malheridos.
  • Se encarga de la gestión presupuestaria.
  • Sensible.
  • Supervisa y dirige a uno o más enfermeros veterinarios.
  • Testa muestras de sangre y orina.
  • Utiliza rayos X para diagnosticar.
  • Utiliza ultrasonidos médicos.
  • Venda heridas y cambia vendajes.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
¿Te ayudamos a encontrar tu curso ideal?
Nuestro buscador encuentra hasta 3 cursos
relacionados con esta profesión que encajan mejor con tus características
Déjanos tus datos
para que los centros contacten contigo y puedan ampliarte la información de los cursos sin compromiso
Rellenar con FacebookRellenar con Facebook
Cursos relacionados