Trabajador de una residencia canina

Descripción
Los trabajadores de una residencia canina cuidan a los perros de las residencias. Les alimentan, les ayudan a hacer ejercicio, les bañan y les desparasitan, y mantienen limpias sus jaulas y espacios vitales.
Actividades laborales
Los trabajadores de una residencia canina cuidan a los perros de forma temporal, por ejemplo, cuando sus propietarios se han ido de vacaciones o están enfermos. También se encargan del cuidado de los perros de carreras y de los perros de caza.

Todos los días, limpian, barren, lavan y desinfectan las áreas donde los perros hacen vida. Alimentan a los perros y les dan de beber. La alimentación de los perros incluye la preparación de los alimentos, especialmente para los perros con dietas especiales. Los trabajadores deben lavar los comederos después de su uso.

Los trabajadores de una residencia canina verifican que los perros estén sanos y vivan en unas condiciones adecuadas. Se encargan de tratar sus dolencias menores, por ejemplo, cortes y contusiones.

Plantean los problemas de salud de los animales con los veterinarios, y siguen las instrucciones para el cuidado de sus perros enfermos. A veces ellos mismos dan determinadas medicinas a los perros, por ejemplo, insulina para perros diabéticos.

Los trabajadores de una residencia canina se aseguran de que los perros realizan ejercicio con regularidad. Los sacan a pasear o les hacen salir a correr. También deben desparasitarlos y cortarles el pelaje y las uñas, así como realizar su limpieza dental.

Algunos trabajadores de una residencia canina tienen deberes administrativos y se encargan, por ejemplo, de mantener un registro de las reservas y de cobrar servicios. Los trabajadores de una residencia canina tienen que trabajar en todo tipo de clima.
Perfil profesional
Un trabajador de una residencia canina necesita:
  • Habilidades de observación para detectar cuándo un perro está enfermo o triste.
  • Paciencia y habilidad para tratar los perros con tacto.
  • Capacidad de calmar y adiestrar perros nerviosos y maltratados.
  • Aptitud física para trabajar con los perros y hacer un trabajo práctico, como la limpieza de las instalaciones.
  • No ser aprensivos, algunas áreas de las instalaciones pueden estar sucias u oler mal.
  • Trabajar en el exterior bajo todo tipo de clima.
  • Habilidades de comunicación, por ejemplo, para hablar con los veterinarios y los propietarios de los perros.
  • Conocimientos para el trabajo administrativo, por ejemplo, para hacer reservas por teléfono, mantenga las cuentas al día y realizar cobros.
Si el trabajo implica tareas de desparasitación, se necesita ser habilidoso con las manos. Debe ser capaz de utilizar herramientas para el cortar el pelaje a los perros.
Competencias
  • Afectuoso.
  • Aptitudes para llevar registros.
  • Aptitudes para trabajar en el servicio al cliente.
  • Arregla pelajes en razas particulares.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Controla que los perros estén sanos y en buen estado.
  • Da de comer y de beber a perros.
  • Da detalles de los animales enfermos al veterinario.
  • Da medicamentos a los perros.
  • Destrezas en informática.
  • En forma físicamente.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades interpersonales.
  • Habilidades prácticas.
  • Identifica signos de enfermedad y los comunica a los propietarios.
  • Lava, cepilla, corta, corta con tijeras y seca pelajes.
  • Le gusta andar de un lado para otro bajo todo tipo de clima.
  • Limpia, barre, riega con manguera y desinfecta las áreas donde viven los perros y los terrenos.
  • Lleva registros con precisión.
  • Observador.
  • Prepara comida para perros que siguen una dieta especial.
  • Saca a pasear a los perros o les deja hacer ejercicio en terrenos.
  • Trabaja en el exterior bajo todo tipo de condiciones climáticas.
  • Trata parásitos de los perros, como pulgas.
  • Trata problemas menores, como cortes y moretones.
  • Utiliza tijeras, navajas y recortadoras eléctricas.
Cursos relacionados