Tecnólogo del cuero

Descripción
Los tecnólogos del cuero aplican principios científicos para el tratamiento y la utilización de cuero. Muchos tecnólogos trabajan en la producción o control de calidad, en las curtidurías. Algunos llevan a cabo trabajos de investigación y desarrollo.
Actividades laborales
Los tecnólogos del cuero aplican sus conocimientos de química, bioquímica y la física para el tratamiento del cuero. Se ocupan de los problemas que surgen durante el proceso de fabricación, sobre todo en relación con el control de calidad. Venden piel que producen a los fabricantes de productos de cuero, como zapatos, bolsos y tapicería.

Durante el proceso, los tecnólogos del cuero analizan muestras de piel para asegurarse de que se ha procesado a un elevado nivel de calidad y de la forma que el cliente desea. Si se detectan defectos o deficiencias, tales como el teñido desigual, deben identificar la causa de dicho defecto.

El tecnólogo es el responsable de sugerir procedimientos alternativos, y procesos o productos químicos que eviten los problemas se repitan.

Los tecnólogos de cuero deben asegurarse de que se cumple con la normativa española y reglamentos de la Comisión Europea respectivos a la eliminación de los residuos y subproductos. También deben estar al día sobre los nuevos procesos o productos químicos que producen menos derivados nocivos.

Algunos tecnólogos del cuero optan por trabajar en el campo de la investigación y el desarrollo, a pesar de que muy pocas empresas contraten estos profesionales para dedicarse a tiempo completo solo a la investigación y desarrollo.

Mientras que las condiciones de trabajo en las curtidurías tradicionales eran sucias, húmedas y ruidosas, las condiciones en las unidades de procesamiento modernas son mucho más confortables.
Perfil profesional
Para realizar este trabajo correctamente se necesita:
  • Interés por los materiales de cuero.
  • Un buen ojo para el detalle.
  • Interés por la ciencia, especialmente la química.
  • Habilidades de TIC.
También necesitará:
  • Habilidades de resolución de problemas.
  • Una mente creativa y confianza para probar nuevas ideas.
  • Habilidades de comunicación y de gestión del personal.
  • Habilidades de comunicación escrita para redactar informes.
Este trabajo podría resultar poco adecuado para personas que sufren de enfermedades cutáneas, tales como eczemas, o dolencias respiratorias, como el asma.
Competencias
  • Analiza muestras.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Buen sentido del color.
  • Capaz de adaptarse a los cambios.
  • Capaz de compaginar varias tareas.
  • Capaz de lidiar con trabajos que implican desorden.
  • Capaz de obtener resultados.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Creativo.
  • Destrezas en informática.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Intenta resolver los problemas que aparecen durante el proceso.
  • Interés por la ciencia, especialmente química.
  • Observador.
  • Realiza tests de calidad.
  • Se asegura de que la eliminación de residuos y subproductos cumple con la normativa española y de la Comisión Europea.
  • Se encarga de cuestiones de control de calidad.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados