Psicólogo ocupacional

Descripción
Los psicólogos ocupacionales aplican sus conocimientos de psicología en el lugar de trabajo. Observan el comportamiento de los trabajadores e investigan cómo este comportamiento afecta a la empresa para la que trabajan. Su objetivo es aumentar la eficiencia y la satisfacción en el trabajo en toda la empresa.
Actividades laborales
Los psicólogos ocupacionales tienen dos objetivos principales:
 
  • Aumentar la eficacia de la empresa para la que están trabajando.
  • Mejorar la satisfacción laboral de los trabajadores de la empresa.

Para lograr estos objetivos, se involucran en una amplia gama de actividades, que abarcan áreas tales como:
 
  • En contratación y selección, los psicólogos ocupacionales sugieren maneras de identificar y atraer candidatos con las habilidades y capacidades necesarias para un trabajo en particular. Pueden diseñar y utilizar pruebas psicológicas o ejercicios que ayuden a evaluar la idoneidad de un candidato. También controlan el proceso de selección para asegurarse de que es justo y eficaz.
  • En la gestión de personal, pueden recomendar el mejor tipo de sistema de gestión para la empresa. Pueden establecer sistemas de evaluación para el beneficio del personal y de la gestión, mediante distintas técnicas de evaluación.
  • En la mejora del rendimiento de cada trabajador, los psicólogos ocupacionales ayudan a los trabajadores a desarrollar habilidades de comunicación, trabajo en equipo, asertividad y capacidad de liderazgo. Las entrevistas y los exámenes pueden ayudar a las personas a que tengan una mejor idea de sus puntos fuertes y debilidades, y del trabajo más adecuado a sus competencias.
  • Los psicólogos ocupacionales también pueden mejorar el rendimiento de un trabajador mediante el desarrollo de técnicas de entrenamiento y evaluación. Ofrecen asesoramiento sobre la gestión del estrés, ayudan a los trabajadores a prevenir o controlar el estrés.
  • Entorno de trabajo y ergonomía. Los psicólogos ocupacionales reconocen el impacto del ambiente de trabajo en el estado de ánimo, la motivación y la felicidad de los trabajadores. Trabajan en estrecha colaboración con ingenieros y ergónomos (que son expertos en la interacción entre las personas y su entorno y equipo de trabajo) para mejorar el diseño de un nuevo edificio, por ejemplo.También asesoran en temas de salud y seguridad, y estudian las causas de los accidentes y las formas de prevenirlos.
  • En el ámbito del cambio empresarial, los psicólogos ocupacionales pueden ayudar a diseñar una nueva estructura de gestión o la contratación de personal nuevo, o bien una imagen nueva para la empresa.

Aunque algunos psicólogos ocupacionales pueden trabajar en todas las áreas antes mencionadas, la mayoría se especializan en una de ellas.
Perfil profesional
Para ser psicólogo ocupacional se necesita:
  • Afán investigador.
  • Interés por la forma de pensar y actuar de las personas.
  • Un enfoque lógico y metódico para la resolución de problemas.
  • Excelentes habilidades de comunicación y habilidades interpersonales.
  • Adoptar un trato tranquilo y profesional.
  • La capacidad de comunicar los resultados de sus investigaciones, incluso en forma de informes escritos.
  • Habilidades de trabajo en equipo..
  • El respeto estricto de la confidencialidad de sus clientes.
  • Conocimientos psicológicos para entender el comportamiento desde un punto de vista científico.
También debe:
  • Ser un buen oyente.
  • Trabajar de forma lógica y sistemática.
  • Ser paciente, objetivo y carente de prejuicios.
  • Ser capaz de relacionarse con personas de todas las edades y de todos los entornos sociales.
  • Ser capaz de establecer una relación de confianza y constructiva con los clientes.
  • Comprometerse a ayudar a las personas a transformar sus vidas de una manera positiva.
  • Ser resistente y capaz de no verse superado por las dificultades con las que se encuentra.
  • Ser capaz de alcanzar resultados en un corto período de tiempo, y trabajar con plazos.

Competencias
  • Actitud positiva.
  • Actualiza registros.
  • Amable.
  • Aptitudes para gestionar el tiempo.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Aptitudes para negociar.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Bien organizado.
  • Capacidad para ganarse la confianza de los demás.
  • Capacidad para gestionar carga de trabajo.
  • Capacidad para tener en cuenta y entender cómo se sienten las demás personas.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de interpretar situaciones.
  • Capaz de mantener la calma bajo presión.
  • Capaz de plantear preguntas con claridad.
  • Capaz de plantear preguntas de manera objetiva.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Capaz de tratar con personas agresivas.
  • Capaz de tratar con personas difíciles o demandantes.
  • Capaz de valorar a las personas y analizar la información que dan.
  • Destrezas en informática.
  • Dispuesto a trabajar con varios tipos de personas.
  • Educado.
  • Enfoque flexible.
  • Enfoque profesional.
  • Flexible.
  • Habilidad para gestionar conflictos.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidad para reunir datos.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades para la administración.
  • Habilidades para presentar.
  • Habilidades sociales.
  • Interés en la manera de pensar y actuar de las personas.
  • Mente inquisitiva.
  • Metódico.
  • No es sentencioso.
  • Objetivo.
  • Observador.
  • Paciente.
  • Perseverante.
  • Persistente.
  • Rapidez de reflejos.
  • Resistente.
  • Responsable.
  • Resuelto.
  • Sensato.
  • Sentido del humor.
  • Tolerante.
  • Trabaja en equipo.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados